null: nullpx

Maluma no tiene cuatro sino dos 'babys' que son su amor incondicional

La pareja de huskies siberianos reencendió la pasión del cantautor colombiano, cuyo corazón quedó destruido cuando a finales de 2014 perdió a su mejor amigo, Kilate.
27 Jun 2017 – 5:10 PM EDT

Ricky Martin tiene a Matteo y Valentino; Marc Anthony, a Max y Emme, y aunque Maluma no es padre todavía de un ser humano, sí lo es de Bonnie y Clyde, sus hijos de cuatro patas.

Poco le importa al cantautor colombiano que lo critiquen o alaben por 'Cuatro Babys', 'Chantaje', 'Felices los cuatro' o 'Vitamina': cuando llega a las patas de Bonnie y Clyde todo se le olvida, pues el dúo se encarga de darle amor sin medidas.

"Este amor incondicional que no juzga y da cariño sin esperar nada a cambio", escribió en Instagram en una foto con los perros.


La parejita de huskys siberianos blancos (que incluso tiene su cuenta de Instagram @bonnie_clyde_mlm) fue adoptada por Maluma casi dos años después de la muerte de su perro más amado, Kilate.

Este falleció a finales de 2014 y los seguidores del cantante lo acompañaron en su duelo pues el can tenía hasta cuenta de Twitter, donde "presumía" las fotos más tiernas junto a su famoso dueño.


Orejones y peludos, así son los fans que más adoran a Maluma

Loading
Cargando galería

Casi tres meses después del fallecimiento de Kilate, Maluma no se reponía del dolor que le causó la pérdida física del perrito que su familia le regaló para su cumpleaños 19 y que terminó convirtiéndose en su cómplice y mejor amigo. “Todavía estamos de luto, es una cosa muy difícil, es como parte de la familia… (los perros) son mejor que nosotros”, expresó en entrevista con el diario angelino La Opinión.


Aunque sus fans intentaron que Maluma adoptara otro perrito, incluso uno en Argentina, el artista les dejó claro que no creía en sustituir un compañero con otro. Cuando estuviera listo, volvería a abrir su corazón a un amor de cuatro patitas.

En nombre de Kilate, el cantante y su familia crearon un evento, llamado el Kilatón, donde cada diciembre aúnan recursos dirigidos a los perros que habitan en las calles, sin nadie que les provea agua, alimentos o los medicamentos que requieran.

Queda claro que Kilate ocupa una parte del corazón de Maluma, algo que Bonnie y Clyde jamás intentarían robar.


Más contenido de tu interés