null: nullpx

Bad Bunny denuncia que le negaron una manicura y Julián Gil se solidariza con un acto sorpresivo

El intérprete de trap se encuentra de gira en España, donde acudió a un salón de belleza para arreglarse las manos y pintarse las uñas. Alegó que le negaron el servicio por ser hombre. El actor argentino leyó su queja y buscó la forma de apoyarlo con un regalo insospechado.
24 Jul 2018 – 5:12 PM EDT

El cantante de trap Benito Antonio Martínez, conocido como Bad Bunny, se encuentra de gira en Madrid, España y a través de su cuenta de Instagram denunció lo que le sucedió cuando quiso hacerse una manicura en un salón de belleza. “Les quería contar que ando muy contento por España disfrutando mi gira y que fui a este apestoso lugar a hacerme a las uñas y me dijeron que no, porque soy hombre”.

El cantante se encontraba realmente molesto y publicó una foto de la fachada del salón en sus redes sociales, dando comienzo a una controversia entre sus seguidores. La gran mayoría lo apoyó, pero hubo quien le cuestionó sus motivos. “No puedo creer que porque no te hicieron las uñas quieres perjudicar el negocio a esa gente. Ellos tienen sus reglas, ¿ por ser Bad Bunny tendrían que hacértelas?”, le cuestionó un usuario identificado como iammaickyrey.

Bad Bunny da de qué hablar hasta por sus uñas (mira los mensajes 'ocultos’)

Loading
Cargando galería


La pregunta no quedó sin respuesta, pues el intérprete de éxitos como 'Estamos bien' y 'Chambea' replicó enfatizando que en ningún lado decía que el lugar era exclusivamente para uso femenino: “Mis manos son de carne y hueso igual que las de las mujeres. Que actualicen su negocio y sino que lo cierren”.

El negocio no cerró, pero sí tuvo que hacer privada su cuenta de Instagram debido a los comentarios negativos que estaban recibiendo.

Para sorpresa de algunos, el actor argentino Julián Gil salió en defensa del cantante puertorriqueño: “Oye Papi, usted la tiene clara. Yo también me las pinto y qué pasa. Te voy a mandar una caja con todos los colores de la marca Gil, que es la línea de esmaltes de mi hija Nicolle”.


Su reacción desató todo tipo de polémica, ya que hubo quien criticó a Julián Gil por aprovechar la situación para anunciar su marca y otros más que tomaron con gracia la útima línea de su publicación, en la cual Gil, de 48 años, consignó: “Macho latino, se respeta”.

Más contenido de tu interés