null: nullpx

Marc Anthony, un artista latino de nivel internacional

Conoce la historia y trayectoria del ídolo que tuvo que luchar por alcanzar el sueño de convertirse en uno de los cantantes latinos más admirados del momento.
3 Ago 2016 – 9:12 PM EDT

Marc Anthony es uno de los máximos representantes de la música latina que ha servido de inspiración a las actuales generaciones. Su vida se rige por el fervor que encuentra sobre los escenarios al desempeñar su máxima pasión, la música.

Su historia está marcada por imprescindibles momentos que han forjado esa personalidad con la que ha cautivado a públicos enteros por más de dos décadas. Pero detrás del ídolo está la esencia de un hombre que por varios años ha luchado para cumplir cada uno de sus propósitos. De niño fue pobre, las carencias marcaron sus primeros años, pero su constancia ha sido la mejor brújula en su vida.

2016 es un año definitivo en la carrera de Marc, pues recibirá el reconocimiento a Persona del Año por parte de La Academia Latina de la Grabación el próximo 16 de noviembre en la ciudad de Las Vegas, como parte de las actividades en torno a Latin GRAMMY.



Los orígenes de Marc en la ciudad de Nueva York

1968 es el año en el que nace Marco Antonio Muñiz, hijo de Felipe Muñiz y Guillermina Rivera, matrimonio de origen puertorriqueño que decidió llamar así a su hijo por la gran admiración que ambos tenían hacia el trabajo del baladista mexicano Marco Antonio Muñiz. Desde pequeño demostró que sus dotes musicales lo llevarían demasiado lejos y poco a poco dio sus primeros pasos sobre los escenarios guiado por su padre, quien se dedicaba a la música e incluia en sus actos la participación del pequeño Marco Antonio, quien solamente tenía tres años de edad.

Desde pequeño se podría decir que tuvo el don de conquistar a las mujeres con su talento. En una entrevista concedida a Televisa, Marc recordó que las dos canciones de su repertorio eran: 'Idos de la Mente' y 'El Zorzal', temas con los cuales, asegura, lograba hacer llorar a las asistentes que no faltaban a estos encuentros musicales en donde las emociones fluian por minuto.

Entre tantas anécdotas, recuerda que su infancia estuvo llena de carencias, la pobreza marcó su vida pero la música siempre fue una constante. En su casa sonaban los boleros, el mariachi, la salsa y el esplendor de los ritmos latinos que con el paso del tiempo contagiaron su espíritu. Marc tiene siete hermanos, y aunque sus padres se separaraon cuando él era adolescente, le queda el recuerdo de emotivos encuentros familiares. Se hacían dos fiestas a la semana a las cuales asistían otros músicos amigos de la familia Muñiz Rivera. La regla también aplicaba que los días martes y jueves sólo se podía hablar español, pues para don Felipe Muñiz era importante que se cuidara y preservara la lengua materna.

Surgimiento y evolución de una estrella

Con el paso de los años el joven neoyorkino reafirmó su gusto por la música, comenzó cantando en inglés y emprendió una carrera como solista en el género freestyle, lejos estaba de la cadencia latina que hoy define su trabajo. Adoptó su nuevo nombre y de ahí en adelante comenzó a llamarse Marc Anthony, para evitar confusiones con el baladista mexicano por el cual sus padres lo habían llamado así.

En 1988 publica su primer sencillo en inglés titulado Rebel, hasta ese momento tenía claro que cantar anglo era lo suyo. Este EP sonaba en algunos clubes y fue el antecesor de su primer disco en inglés titulado When the Night Is Over, en el que compartió créditos con Little Louie Vega.

Tras intentar despegar desde ese punto un suceso definiría su destino para siempre; cierto día una de sus amigas hizo sonar en el auto el tema Hasta Que Te Conocí, del legendario cantante mexicano Juan Gabriel, desde ese momento Marc quedó sorprendido y fascinado por aquella melodía, que lo llevó a dar un giro inesperado: pidió de inmediato a su mánager grabar la canción en versión salsa y apartir de ese momento, incursionó en uno de los géneros que hasta ese momento desconocía y del que hoy es considerado todo un rey.

Entre 1993 y 1997 Marc lanzó tres discos que lo catapultaron al éxito: Otra Nota, Todo A Su Tiempo y Contra La Corriente, gracias a estas publicaciones ganó reputación como uno de los intérpretes de salsa más prometedores de aquellos años. Así tuvo la oportunidad de trabajar con importantes productores como Sergio George y Ángel "Cucco" Peña. Fue así como se convirtió en el primer solista en este género en llenar el Madison Square Garden de la ciudad de Nueva York, sin olvidar el debut que meses atrás había hecho sobre este escenario en un concierto en honor al músico Tito Puente, otra de las fuertes influencias del neoyorkino.

Durante esta época la salsa como género vivía un momento de esplendor, gran parte promovido por el sello discográfico RMM Records, propiedad de Ralph Mercado, un empresario de la música latina con gran actividad en la Gran Manzana, que catapultó con éxito a jóvenes talentos que ambicionaban hacer carrera, entre ellos La India y Marc Anthony, quienes encontraron en este mercado la posibilidad de conectar con el público latino que recibió con ovaciones su trabajo.

Entregado a su gusto y pasión por el género de la salsa, a Marc le llegó otro momento de suerte cuando colaboró con La India en la grabación del tema Vivir Lo Nuestro, una canción que se convirtió en todo un éxito mundial y que fue interpretada en un concierto denominado La Combinación Perfecta.

1998 fue el año de su primer premio GRAMMY en la categoría a la Mejor Interpretación Latina/ Tropical por Contra la Corriente. Posteriormente ganó su primer Latin GRAMMY en el año 2000 por el tema I Need to Know (Dímelo). Entre 1999 y el año 2000, Anthony alcanzó la posición de triple platino en los Estados Unidos.

La gran admiración que Marc tiene por los grandes ídolos de la salsa incluye en su lista a la legendaria Celia Cruz, con quien mantuvo una entrañable amistad durante varios años. En 2001 tuvo la oportunidad de compartir escenario con la Reina de la Salsa durante la grabación del especial Divas Live, del año 2001, en donde juntos cantaron el clásico Quimbara.

Para Marc Anthony la actuación ha sido parte primordial de su formación como artista. Lo mismo interpreta una melodía sobre el escenario que un papel del reparto de alguna producción. En 1998 incursionó en la actuación de la mano de Paul Simon, quien lo incluyó en el elenco de su puesta en escena titulada The Capeman, compartiendo créditos con el músico Ruben Blades y Ednita Nazario. Aunque la producción de Simon fue un fracaso en taquilla, le abrió a Marc las puertas en el mundo de la actuación de manera favorable. Así fue su gran estreno en Brodway.

Big Night, de Campbell Scott and Stanley Tucci, de 1996; Bringing Out the Dead de Martin Scorsese; In the Time of the Butterflies junto a Salma Hayek, del año 2001; Man On Fire, con Denzel Washington y Christopher Walken, son tan sólo algunos filmes en los que el neoyorkino ha demostrado que su capacidad no tiene ningún límite.


En la cima del éxito

En 2005 el reconocimiento persistió; ese año ganó en GRAMMY en la categoría Mejor Album Pop Latino por su disco Amar Sin Mentiras, y en los Latin GRAMMY su trabajo Valió La Pena se llevó otro de los galardones.


Uno de los episodios primordiales en la trayectoria de Marc Anthony es su interpretación del salsero Héctor Lavoe en la cinta titulada El Cantante, producción en la que personificó a este músico al cual le tiene gran admiración y respeto. De este trabajo se desprende un soundtrack con el mismo nombre, que le mereció otro Latin GRAMMY en el año 2008 en la categoría Mejor Álbum de Salsa.

Para el año 2010 Marc encontró una manera de poder rendir un homenaje a algunos ídolos de la música latina: José José, Juan Gabriel, José Luis Perales, Roberto Carlos, entre otros, con el lanzamiento de su álbum Iconos. Este disco reversiona clásicos de la balada romántica como El Triste, Almohada, Amada Amante o Abrázame Muy Fuerte.

Pero en 2013 las cosas cambiarían, con ese deseo de renovar su propuesta, Marc regresa al estudio de grabación para trabajar en su primer álbum de música original de género tropical, de la mano de Sergio George, así surge 3.0 y el el primer sencillo titulado 'Vivir Mi Vida', una reinterpretación del cantante argeliano Khaled, que a pocas horas de su lanzamiento se colocó en el número 1 de las principales listas.

En 2015 sumó a saus éxitos otra colaboración, ahora con la agrupación cubana Gente de Zona con el tema La Gozadera y en 2016, Traidora. Entre otras cosas tuvo la oportunidad de compartir micrófonos con Juan Gabriel, ídolo con quien grabó el tema Yo Te Recuerdo, que se incluye en el álbum de duetos del cantante mexicano.

Marc Anthony ha vendido 12 millones de álbumes a nivel mundial y ha recibido numerosas certificaciones de oro y platino. Entre sus logros también está el Record Guinness por ser el artista de género tropical con el mayor número de discos vendidos y su inclusión en la lista de los 10 neoyorkinos más influyentes según la publicación New York Magazine.

Filpantropía y apoyo a la infancia

En 2012 junto con su entrañable amigo Henry Cárdenas creó la Fundación Maestro Cares, una institución encargada de brindar apoyo a los niños latinoamericanos en situación vulnerable y de escasos recursos. Marc Anthony recuerda que durante su infancia los programas sociales le dieron ese apoyo que él necesitaba para salir adelante, por esta razón se vio motivado a emprender esta labor junto a Cárdenas, con quien edificó este proyecto luego de una plática que tuvieron durante unas navidades en República Dominicana.

La Fundación Maestro Cares ha inaugurado un orfanato en República Dominicana, otro en Colombia, una casa hogar para niñas en México y también ha puesto en marcha el proyecto Maba, en las escuelas vulnerables de Perú. Esta iniciativa busca que los niños aprovechen el aprendizaje de ciencias y matemáticas.


Amores, vida personal y familia

El oficio musical le abrió a Marc las puertas de un universo en el que alcanzó en poco tiempo la realización. A la par de todos esos acontecimientos su vida amorosa fue otro de los factores que influyeron en la personalidad del intérprete que se ha inspirado en las mujeres con quienes ha compartido su vida e incluso ha procreado hijos.

En 1994 Marc inició una relación amorosa con una ex policía de nombre Debbie Rosado. Fueron pocas sus apariciones públicas y aunque el compromiso no perduró, el salsero se convirtió en padre el 29 de junio de ese año con el nacimiento de su primer hija, Arianna Muñiz.

Tras la separación de Debbie, Anthony se dio una nueva oportunidad. En 1999 conoce a la modelo Dayanara Torres y el 9 de mayo del año 2000 se casa con ella, en un enlace matrimonial que tuvo lugar en la ciudad de Las Vegas y que contó con 600 invitados.

De la relación con Dayanara, Marc tuvo dos hijos: Ryan Muñiz Torres, nacido el 5 de febrero de 2001 y Cristian Muñiz Torres, quien nació el 16 de agosto de 2003. Pese a que en diciembre de 2002 renovaron sus votos en Puerto Rico, la pareja terminó por separarse en 2003.

Otro episodio amoroso llegaría a la vida de Anthony cuando en 2004 su amiga Jennifer Lopez se cruzó en su vida. Pese a que en años anteriores habían tenido un leve romance, fue hasta ese momento cuando la cantante solicitó apoyo al salsero para producir una canción y de ahí partió todo. Se casaron en secreto en la ciudad de Miami y a partir de ese momento la pareja cobró fuerza ante los medios. Juntos se fueron de gira, emprendieron un proyecto televisivo llamado '¡Q'Viva! The Chosen' y procrearon dos hijos en 2008: Emme Maribel Muñiz y Maximilian David Muñiz, ambos mellizos.

En 2011 JLo y Marc anunciaron su separación, pero en 2012 se dio el divorcio de manera formal. Estos años ambos comparten una amistad y suelen convivir en compañía de sus hijos.

Actualmente Marc Anthony vive otra etapa amorosa, ahora junto a la modelo Shannon de Lima, con quien se casó en noviembre de 2014 en República Dominicana, en una ceremonia privada. Ese mismo año la pareja hizo su primer aparición pública como marido y mujer durante la celebración de los Latin GRAMMY.


RELACIONADOS:LG Persona del Año

Más contenido de tu interés