null: nullpx

Las fases de la Luna te dicen cuál es el mejor momento para tomar una decisión

Aplica correctamente las fases de la Luna y no errarás en lo que te propongas.
4 Ago 2020 – 10:35 AM EDT
Reacciona
Comparte
1/20
Comparte
Todos los meses nos enfrentamos a las cuatro fases de la Luna en el llamado mes sinódico o ciclo lunar. Esto quiere decir que durante este ciclo presenciamos cuatro fases lunares. Crédito: Shutterstock
2/20
Comparte
Este ciclo es el que más influye sobre la vida en la Tierra, pues regula las mareas, la menstruación, las cosechas, las migraciones de aves, insectos, los líquidos del cuerpo y muchos otros procesos vitales. Crédito: Shutterstock
3/20
Comparte
No es nada raro entonces que la Astrología se haya dedicado a estudiarlo desde tiempos remotos y hoy día, con la ayuda de la tecnología, podemos acumular más datos y elaborar estadísticas que nos ayudan a entender mejor como funciona esta relación. Shutterstock
4/20
Comparte
El cuerpo humano está compuesto en un 70% de agua, el cerebro tiene un 70% de agua, la sangre un 80% y los pulmones se componen en un 90% de agua así como las células de nuestros cuerpos contienen agua- no es difícil entender como algo que afecte los líquidos también nos afecte e influya de una manera muy especial en nuestras vidas. Crédito: Shutterstock
5/20
Comparte
Puesto de una forma sencilla todo en el universo se puede reducir a dos grandes leyes: causa y efecto. Toda causa tiene un efecto y todo efecto una causa, así de simple. Las fases de la Luna vienen a ser causas de efectos, y uno de ellos tiene que ver con la toma de decisiones. Crédito: Shutterstock
6/20
Comparte
Es por eso que debes saber lo que cada fase lunar trae consigo para que estés alerta sobre las decisiones que debes tomar y cuáles es mejor dejar para después, siempre y cuando no sean de carácter urgente. Crédito: Shutterstock
7/20
Comparte
¿Cuál es el mejor momento para tomar una decisión? Descúbrelo a través de las fases de la Luna. Crédito: Shutterstock
8/20
Comparte
Novilunio o Luna nueva
Es la fase inicial, la que abre el ciclo, el mes sinódico y ocurre cuando el Sol y la Luna están en conjunción, es durante este tiempo que ocurre la llamada “Luna negra” porque no se ve desde la Tierra.
Crédito: Shutterstock
9/20
Comparte
Marca el inicio de un temporada, pero más bien se debe tomar para analizar lo que se va a hacer después pues debido a esta conjunción tiende a haber confusiones entre emociones y sentimientos, la acción del Sol, con la de la Luna, agresividad y pasividad al mismo tiempo. Crédito: Shutterstock
10/20
Comparte
Recomendación:
No tomar decisiones trascendentes sin haberlas considerado antes y sobre todo no dejarse llevar por emociones, mucho menos en asuntos sentimentales, en el plano amoroso. Las determinaciones emocionales que se tomen durante el novilunio casi siempre están muy mal matizadas. Es bueno para comenzar aquello que ya se ha estudiado y planeado con anterioridad. Se echan raíces, se consolidan los proyectos.
Crédito: Shutterstock
11/20
Comparte
Fase cuarto creciente
Una semana después de la Luna nueva tenemos la fase cuarto creciente en preparación para el plenilunio o Luna llena. Se recomienda tomar decisiones que tengan que ver con un esfuerzo físico, un trabajo o una actividad nueva.
Crédito: Shutterstock
12/20
Comparte
En el amor es bueno para considerar el comienzo de una relación, la consolidación de lo que parecía una aventura, establecer un compromiso empezar una vida en común. Es el período de la siembra simbólica de todo lo que pensamos cosechar en la vida. Crédito: Shutterstock
13/20
Comparte
Recomendación.
La Luna creciente es la apropiada para iniciar una empresa, un negocio, una relación comercial o de amistad, tomar una decisión o una acción con la que nos propusiéramos comenzar un nuevo camino en vida, inclusive de orden sentimental. Nos decidimos, y declaramos el amor en el plenilunio siguiente, bajo la luz de la Luna en un momento íntimo y romántico
Crédito: Shutterstock
14/20
Comparte
Luna llena o plenilunio
La Luna en plenilunio está en oposición con el Sol, a 180 grados de diferencia. Puede decirse que la Luna actúa como el espejo del Sol y debido a esta influencia no se recomiendan cirugías que pueden realizarse en otro momento debido a que hay mayor tendencia a hemorragias o sangrados. No es el tiempo indicado para extraerse una pieza dentaria o entrar al quirófano a menos que sea necesario.
Crédito: Shutterstock
15/20
Comparte
Durante esta fase la imaginación está exaltada, es común el nerviosismo y la ansiedad por lo que no se recomienda tomar decisiones drásticas como dejar un empleo, terminar una relación, irse a vivir a otro país o con otra persona. Todo eso debe haberse hecho en las fases anteriores de la Luna. En el plenilunio se cosecha lo que se sembró anteriormente. Crédito: Shutterstock
16/20
Comparte
Recomendación:
Evitar situaciones tensas, relajarse, regalarse unas pequeñas escapadas o vacaciones, no apresurarse a dar un “sí o un “no” a menos que ya se haya tomado la decisión y se aproveche el plenilunio, con su tono romántico, para reafirmar esa determinación.
Crédito: Shutterstock
17/20
Comparte
Fase cuarto menguante
La Luna está decreciendo aproximándose al novilunio. Es el tiempo del análisis, de resumir lo que se ha hecho, valorar las decisiones que se han tomado y hacer los cambios que sean pertinentes.
Crédito: Shutterstock
18/20
Comparte
No se recomienda tomar aquellas decisiones que requieran una gran fuerza de voluntad, ni iniciar un proyecto ambicioso pues estos días son más bien de revisarlo todo, descubrir los descuidos cometidos y apoyarse en los logros y éxitos. Crédito: Shutterstock
19/20
Comparte
Cuando se aprovecha bien aprendemos mucho de nuestros errores pasados y podemos reevaluarlo todo, rectificar, arreglar lo que estuvo mal hecho. Esta fase acentúa el deseo de conocer, la actividad intelectual, tiempo de creación mental, activa, imaginativa. Crédito: Shutterstock
20/20
Comparte
Recomendación:
Es la sugerida si se va a dar un toque final a una acción que ya está en marcha, refinar los últimos detalles, completar la acción. La Luna menguante favorece la obtención del fruto de ahí la necesidad de haber hecho un buen cultivo previo.
Crédito: Shutterstock
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés