null: nullpx

¿Eres un amante yin o yang? Descubre tu polaridad y encuentra tu pareja ideal

Entérate cómo es tu forma de amar, eres pasivo o agresivo, ying o yang
20 Nov 2020 – 09:00 AM EST
Reacciona
Comparte
1/24
Comparte
¿Cómo es tu forma de amar, eres pasivo o agresivo, estás buscando tu polo opuesto? ¿Eres yin o eres yang? Crédito: Shutterstock
2/24
Comparte
Posiblemente uno de los principios de la antigua filosofía china que no ha perdido validez es el concepto del yin y del yang, o sea, la polaridad que permite el equilibrio que encontramos presente en toda la naturaleza y en nuestros actos cotidianos. Aunque con distintos nombres se trata del mismo concepto. Crédito: Shutterstock
3/24
Comparte
El yin yang es el fundamento de la filosofía china, dos energías opuestas que se necesitan y se complementan, la existencia de uno depende de la existencia del otro. El yin y yang es un símbolo de armonía debido al equilibrio que produce la interacción de las dos energías. Crédito: Shutterstock
4/24
Comparte
Si miras a tu alrededor todo tiene su yin y su yang. Al yin y un yang juntos se le llama el Tao, que significa “el camino”. Tao es el antiguo término chino para el principio ordenador que hace posible la armonía. Crédito: Shutterstock
5/24
Comparte
Te preguntarás ¿qué es el principio yin y cuál es el yang?
Muy sencillo, el yin es el que indica la recepción, la pasividad, las cualidades que tradicionalmente se le han atribuido al género femenino como la maternidad, la tierra, la Luna, la sensibilidad, aunque no son exclusivas de un sexo.
Crédito: Shutterstock
6/24
Comparte
Por el contrario, el principio yang es el motor, activo, agresivo, con características atribuidas al sexo masculino, al Sol, a la luz y se presenta tanto en hombres como en mujeres.` Crédito: Shutterstock
7/24
Comparte
Sin embargo, que nadie se confunda. Cada elemento de la naturaleza contiene ambos principios también conocido como polaridad, el yin es negativo y el yang positivo, lo cual no indica en ningún momento que sean “buenos o malos” sino el campo polar de cada cual, los polos opuestos se atraen. Shutterstock
8/24
Comparte
El principio del yin yang es la explicación más clara de los fenómenos naturales. Por ejemplo, cuando el corazón late, y envía la sangre por la arteria aorta, la llamada sístole, está en su momento yang, fuerte, agresivo y segundos después se relaja para recibir la sangre, está pasivo, en el momento yin para luego volver al yang. Crédito: Shutterstock
9/24
Comparte
Si nos fijamos a nuestro alrededor encontraremos los ejemplos enseguida, en la vida diaria. Al pestañar cierras los párpados –eso es yang, positivo- y luego los abres –yin, polaridad negativa. Al respirar inspiras el aire y los pulmones están en yin –receptivos, pasivo- para que penetre el oxígeno, y cuando espiramos y lo expulsamos estamos en yang, la polaridad positiva. Crédito: Shutterstock
10/24
Comparte
Un principio general que se aplica a todo el movimiento, aceleración y freno, explosión e implosión, avance y resistencia y así en general. Todo tiene su yin y su yang. Cuando masticas los alimentos estás usando el yang, la fuerza, cuando los tragas el yin, la parte pasiva que permite le deglución, todo el organismo funciona con ambas polaridades. Crédito: Shutterstock
11/24
Comparte
La luz es yang, y la ausencia de luz es ying, pero aún esa falta de luz hace falta puesto que las semillas germinan en la oscuridad dentro de la tierra y luego salen a la superficie a buscar el Sol. Crédito: Shutterstock
12/24
Comparte
En el caso de las personas todos tenemos los elementos yin –polaridad negativa, pasiva, receptiva, llamada femenina- y los elementos yang –activos, polaridad positiva o masculina. Crédito: Shutterstock
13/24
Comparte
El balance de ambos elementos es el que define nuestra personalidad. Se puede ser del sexo masculino y tener muchos elementos yin en la personalidad, o del sexo femenino y contener muchos elementos yang. No hay estereotipos. Crédito: Shutterstock
14/24
Comparte
Según la forma de expresar la sexualidad y el amor los amantes suelen considerarse yang o yin. Esto no significa que sean ciento por ciento uno u otro sino que en el balance impera un poco más uno de los dos. Crédito: Shutterstock
15/24
Comparte
¿Eres un amante yang?
Los amantes yang toman la iniciativa en la vida y en el dormitorio. Su energía sexual aumenta rápidamente y se origina en los genitales y necesita ser llevada gradualmente hacia las otras partes del cuerpo.
Crédito: Shutterstock
16/24
Comparte
En el amor, los amantes de yang se caracterizan por un temperamento fuerte y apasionado. Cuando un amante yang convive con otro amante yang la combinación es explosiva, sin embargo, al conocer a quien tiene predominantemente elementos yin se logra el equilibrio. Crédito: Shutterstock
17/24
Comparte
Esta polaridad positiva del yang representa la generosidad, el movimiento, la energía masculina, el fuego, el sol, la luz del día, el calor, la sequedad, la rapidez, la seguridad en uno mismo, el intelecto. Crédito: Shutterstock
18/24
Comparte
Según la filosofía china y las enseñanzas del Tao y el Feng Shui nuestro ser interno no diferencia el género sino busca la expresión del yin y del yang en los demás. Precisamente esa tendencia es la que indica por qué alguien yang busca un amante yin, o alguien predominantemente yin busca un amante yang, independientemente del sexo que tenga. Crédito: Shutterstock
19/24
Comparte
Como poseemos los dos principios todos tenemos siempre la capacidad de ser dadores y receptores, solamente depende de cuál de los dos elementos predomina más: el yin o el yang. Crédito: Shutterstock
20/24
Comparte
¿Eres un amante yin?
Los amantes yin son receptivos, pasivos, sensibles, sensuales, y más intuitivos. Su energía sexual se origina en las zonas exteriores del cuerpo y necesita ser llevada hacia los genitales, proceden de la piel y van hacia el centro o chakra raíz a diferencia de los amantes yang cuya energía surge desde ese centro sexual.
Crédito: Shutterstock
21/24
Comparte
A los amantes yin les gusta tomarse su tiempo y disfrutar de los preliminares mientras se acumula el amor. A los yang les interesa la acción, no perder tiempo. Crédito: Shutterstock
22/24
Comparte
El yin representa la polaridad negativa o sea la recepción, la quietud, la energía femenina, la Luna, la noche, la frialdad, la humedad, la lentitud, la pasividad, receptividad, formas redondas y lisas, la intuición y la tierra. Crédito: Shutterstock
23/24
Comparte
No hay personas ciento por ciento yang ni ciento por ciento yin. La predominancia de un elemento sobre el otro es lo que caracteriza su forma de amar y conducirse en la vida. Crédito: Shutterstock
24/24
Comparte
Conocer estos principios básicos de la filosofía del Tao te ayudarán a entender mejor tu naturaleza, tus inclinaciones a la hora del amor, e inclusive tu orientación sexual. Crédito: Shutterstock
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés