null: nullpx

Descubre qué es el "tercer ojo" y aprende a desarrollarlo

El tercer ojo está asociado con el desarrollo de capacidades como la clarividencia y la telepatía
15 May 2017 – 10:07 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Muchas personas han oído hablar del llamado “tercer ojo” y suelen confundirse a la hora de interpretar lo que esto quiere decir. Se conoce como “tercer ojo” dentro de la literatura mística y teosófica en general como una especie de “ojo hipotético invisible, una especie de vórtice energético capaz de proporcionar una percepción más allá de lo que se podría percibir con la vista ordinaria”.

En ciertas tradiciones muy antiguas como el hinduismo, el tercer ojo estaría relacionado con el “ajna”, o el chakra ubicado en la frente. En Teosofía el concepto del tercer ojo está relacionado con glándula pineal, también conocida como la hipófisis o pituitaria.

El tercer ojo también los asocian a menudo con el desarrollo de capacidades psicofísicas como la clarividencia, telepatía, precognición y la capacidad para observar el aura humana –el campo magnético que envuelve nuestro cuerpo.

Según ciertas teorías muy fundamentadas en Teosofía, los seres humanos poseían en tiempos antiguos un tercer ojo real en la parte posterior de la cabeza con funcionalidad física y de visión interior.
Con el tiempo, ya que los seres humanos fueron evolucionando, este ojo atrofiado y hundido sería lo que se conoce a como glándula pineal lo cual es muy curioso ya que en la estructura de esta glándula hay tejido similares a los de la retina del ojo. Se estima que esta cualidad crea una sensibilidad hacía la luz que a su vez contribuye a liberación de ciertas sustancias presentes en el momento del nacimiento y de la muerte.

La glándula pineal es muy importante para el organismo pues a pesar de ser pequeña es responsable de producir numerosas hormonas que van desde el crecimiento hasta la actividad sexual, lo interesante de todos estos descubrimientos científicos relacionados con la glándula es que desde hace siglos en la literatura de la ciencia de la Yoga, en el hinduismo, budismo, la teosofía y otras disciplinas de investigación metafísica se hablaba de esas propiedades sin haberlas analizado como se ha hecho en la actualidad.

Aprende a desarrollar tu tercer ojo

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés