null: nullpx

Así influye en ti el tránsito de los planetas

Te enseñamos los planetas y su significado en la astrología.
11 Nov 2020 – 07:20 AM EST
Reacciona
Comparte
1/23
Comparte
Los planetas, las estrellas y sus fenómenos son la base sobre la que se sienta la astrología, y por lo tanto son su mayor objeto de estudio. Crédito: Shutterstock
2/23
Comparte
Su posición afecta a cada signo de forma particular, dependiendo del planeta regente de cada uno, pero hay aspectos generales que caracterizan a cada planeta. Mercurio por ejemplo se relaciona con las comunicaciones. Crédito: Shutterstock
3/23
Comparte
Cuando los planetas se encuentran directos estos nos dan la oportunidad de arreglar situaciones o mejorar aspectos de nuestra personalidad y que influyen en nuestra vida diaria, pero por el contrario, cuando están retrógrados, podrían causarnos problemas y debemos cuidar más lo que hacemos o lo que decimos. A continuación te mostramos los planetas y su significado en la astrología. Crédito: Shutterstock
4/23
Comparte
El sol
En realidad su desplazamiento afecta directamente nuestra conciencia, que es lo que rige nuestra personalidad. Recordemos que es el centro de nuestra galaxia, y debido a su tamaño ejerce gran fuerza sobre nosotros. Shutterstock
5/23
Comparte
Simboliza la verdad y la integridad, y nos llena de alegría y confianza en nosotros mismos. Aunque sus efectos son permanentes, es cierto que estos mismos son mucho más notorios entre más cerca orbite el sol de nuestro planeta. Crédito: Shutterstock
6/23
Comparte
La Luna
La luna afecta directamente nuestra parte emocional. Cada fase de la luna puede repercutir en el humor de cada persona, dependiendo también se su signo zodiacal.
Crédito: Shutterstock
7/23
Comparte
Se relaciona con todos los aspectos referentes al instinto, la memoria, la protección, los sentimientos familiares, la lealtad, la nutrición y la fertilidad. Cabe mencionar que las cualidades de cada persona también están dadas por la fase de la luna en la que nacieron. Crédito: Shutterstock
8/23
Comparte
Mercurio
Es el planeta de las comunicaciones, cuando se encuentra directo nos ayuda a concretar negocios o para resolver problemas con inteligencia.
Crédito: Shutterstock
9/23
Comparte
Sin embargo cuando está retrogrado hay que tener mucho cuidado, pues fuera de ayudarnos con estos mismos aspectos, hablar de más podría meternos en muchos problemas. Getty Images
10/23
Comparte
Venus
Simboliza todo lo bello y lo deseable, es por eso que se le denomina el ‘planeta del amor’. No ayuda a la reflexión y a entregar lo mejor de nosotros mismos.
Crédito: Shutterstock
11/23
Comparte
También se relaciona con las bellas artes como la música y la pintura. Este planeta desata pasiones y amores escondidos cuando está directo, pero cuando se encuentra retrogrado hay que caminar con pies de plomo, pues podríamos estarnos equivocando al elegir a nuestra pareja, y de hecho no se recomienda iniciar una relación durante esos periodos. Crédito: Shutterstock
12/23
Comparte
Marte
Regente del signo Aries y Escorpión, este planeta representa la fuerza de iniciación, el coraje, el entusiasmo y también la ira.
Crédito: Shutterstock
13/23
Comparte
Al iniciar un nuevo proyecto, una nueva relación amorosa, o mudarte, es factible hacerlo durante los periodos directos de Marte, pues esto acentuará un buen comienzo. Sin embargo cuando está retrogrado hay que saber controlar nuestro temperamento, pues la irá podría salir a flote y causar grandes problemas. Crédito: Shutterstock
14/23
Comparte
Júpiter
Simboliza el crecimiento, por ello nos ayuda a saber más, tener más, hacer más. Durante sus tránsitos puedes convertirte en la persona más optimista del mundo, o por el contrario, la más pesimista.
Crédito: Shutterstock
15/23
Comparte
Se debe tener mucho cuidado al ser optimistas y buscar ese crecimiento, pues aunque Júpiter es de gran ayuda mientras está directo, podría hacernos perder el piso cuando está retrogrado, y dejarnos una gran frustración tras ponernos metas más grandes de las que somos capaces de cumplir. Crédito: Shutterstock
16/23
Comparte
Saturno
Representa lo que no se debe cambiar, las responsabilidades y la rigidez. Los transitos y la fuerza de este planeta nos imponen retos que requieren de grandes esfuerzos para obtener aquello que queremos.
Crédito: Shutterstock
17/23
Comparte
La ambición crece cuando este planeta está directo y eso nos alienta a esforzamos más, pero en sus ciclos retrógrados debemos tener cuidado, pues esa misma ambición podría salirse de nuestras manos, además de crearnos muchos miedos que frenan nuestro camino. Crédito: Getty Images
18/23
Comparte
Urano
Representa la independencia, y la fragmentación de las reglas y tradiciones para ir más allá. Su tránsito es muy lento y permanece alrededor de siete años en cada signo, tardando 84 años en completar una vuelta al zodiaco.
Crédito: Shutterstock
19/23
Comparte
Se asocia con ideales como la verdad, la justicia, la libertad, la fraternidad e igualdad, y debido a la lentitud de su tránsito, por lo tanto en cada signo detona cualidades generacionales. Crédito: Shutterstock
20/23
Comparte
Neptuno
Simboliza la imaginación y la intuición. Dependiendo del nacimiento de cada persona, y por lo tanto de su signo, indica el nivel de intuición que cada una posee.
Crédito: Shutterstock
21/23
Comparte
Neptuno también tiene un tránsito largo, y en el cuál tarda 14 años en recorrer cada signo zodiacal. Hay que aprender a manejar la imaginación y la intuición que se desarrolla aquí, pues podría manifestarse de una manera negativa, adoptando una actitud de huida y refugio en un mundo imaginario. Shutterstock
22/23
Comparte
Plutón
Aunque esta estrella se considera un planetoide, su fuerza y sus efectos son perceptibles, ya que se relaciona con la pérdida, la transformación y la regeneración. Esto se refiere a cambios individuales e internos, o sea más bien en un nivel psíquico.
Crédito: Shutterstock
23/23
Comparte
Junto con Marte, Plutón es el regente de Escorpión, el tránsito de este planetoide es igualmente largo, pues tarda 20 años aproximadamente en pasar de un signo a otro, pero con ello trae nuevos ciclos que invitan a la reflexión para crear cambios internos en cada uno de nosotros. Crédito: Shutterstock
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés