null: nullpx

Nuestra Señora de los Dolores: la Virgen del dolor y el sufrimiento

Conoce un poco más sobre esta advocación de la Virgen María, a quien celebramos el 15 de septiembre.
15 Sep 2020 – 08:00 AM EDT
Reacciona
Comparte
1/21
Comparte
La Virgen de Dolores, Nuestra Señora de Los Dolores, la Virgen de Soledad, La Virgen de la Amargura o simplemente la Dolorosa es una advocación de la Virgen María que trajeron los españoles a comienzos del siglo XVII aunque su devoción comenzó alrededor del siglo XI. Como notarás, tiene varios nombres pero una veneración que se extiende por todo Latinoamérica. Crédito: Shutterstock
2/21
Comparte
Esta representación es una de los numerosas advocaciones a través de las cuales la Iglesia Católica venera actualmente a la Virgen María. En su representación, destaca el sentimiento de dolor de la madre ante el sufrimiento de su hijo, Jesús. Shutterstock
3/21
Comparte
Con el tránsito de la Luna al signo de Virgo comienza con tiempo de trabajo duro y análisis.
4/21
Comparte
La fiesta de nuestra Señora de los Dolores, o como se decida llamar a esta veneración de la Virgen María, se celebra el Viernes Santo, pero también el Viernes de Dolores y el 15 de septiembre. Con ella recordamos los sufrimientos por los que pasó María a lo largo de su vida, por haber aceptado ser la Madre de Nuestro Salvador. Crédito: Shutterstock
5/21
Comparte
Así como tiene distintos nombres, su representación también suele variar dependiendo del lugar. En la mayoría, la vemos sufriendo, con un rostro de pesar; en otras también está cargando el cuerpo de Cristo. Otras efigies la plasman siendo herida por siete espadas, que reflejan sus 'siete dolores'. Crédito: Shutterstock
6/21
Comparte
Esta Virgen de Dolores usualmente es representada entonces como una mujer triste, a veces de pie, otras sentada o de rodillas, o con las siete dagas clavadas en el pecho. Pero la diferencia con otras Vírgenes es que se acostumbra añadirle a estas efigies elementos que aluden al sufrimiento que padeció, con lágrimas y dolor ante la muerte de Jesús. Crédito: Shutterstock
7/21
Comparte
Sus vestiduras también varían depende del país o la cultura, pero suelen ser tonos oscuros, como rojo, azul, negro y morado. Hay otras que además de la daga clavada le incluyen una corona de espinas o hasta lágrimas pintadas en su rostro. Shutterstock
8/21
Comparte
Los 'siete dolores' de la Virgen hacen referencia a los siete episodios de la vida de Jesucristo, relatados por los evangelios, que hicieron sufrir a María, comenzando con la profecía del anciano Simeón, tras presentar a Jesús en el templo. Shutterstock
9/21
Comparte
La segunda es la persecución de Herodes y la huida a Egipto, mientras que la tercera es la perdida de Jesús durante tres días en el Templo, provocándole muchas lágrimas derramadas. Shutterstock
10/21
Comparte
El cuarto dolor de la Virgen Dolorosa es cuando se encontró a Jesús en su calvario, cargando la cruz, con la que se hizo responsable del pecado de todos los hombres. Shutterstock
11/21
Comparte
El quinto dolor es el sufrimiento al ver a Jesús crucificado y su inminente muerte, mientras que el sexto ocurre cuando María recibe el cuerpo de Jesús al bajarlo de la cruz. Crédito: Shutterstock
12/21
Comparte
El séptimo dolor ocurrió cuando la Virgen acompañó al cuerpo de Jesús a su sepulcro para dejarlo ahí, solo. Su dolor y sufrimiento era insuperable, pues tenía que volver con el resto de los hombres, quienes mataron a su hijo, quien aceptó su destino para morir por todos los pecados de los hombres. Shutterstock
13/21
Comparte
Durante su fiesta del 15 de septiembre, se acompaña a María en su experiencia de un dolor y sufrimiento muy profundo, con su semblante marcado por la angustia, la tristeza y la congoja que reflejan todas las vírgenes Dolorosas en sus diversas concepciones. Shutterstock
14/21
Comparte
Y es que es el incomparable dolor de una madre que ve a su amado Hijo sufriendo y a punto de morir. Alguien que fue abandonado por su gente y sus fieles seguidores, que fue torturado, escupido, golpeado, azotado y obligado a cargar su propia cruz donde fue clavado. El terror de una madre que debe presenciar la agonía de la muerte de su hijo. Shutterstock
15/21
Comparte
Es esta Virgen quien, con su fortaleza y su fe, nos da fuerza en los momentos de dolor, en nuestros problemas y sufrimiento diario. A ella se le pide la gracia de sufrir unidos a Jesucristo, en nuestro corazón, para así unir los sacrificios de nuestra vida a los de Ella y comprender que, en el dolor, somos más parecidos a Cristo y somos capaces de amarlo con mayor intensidad. Crédito: Shutterstock
16/21
Comparte
La representación de la Virgen Dolorosa, sea que esté sola, con las siete dagas que representan sus siete dolores, o cargando el cuerpo de Cristo tras la crucifixión, es así porque debe mover el corazón de los creyentes, a hacerles apreciar su noble labor, a empoderarse del valor de la redención y a reconocer nuestros pecados para ir en mejor camino. Crédito: Shutterstock
17/21
Comparte
La imagen de la Virgen Dolorosa nos enseña a tener fortaleza ante los sufrimientos que nos manda la vida. Podemos encontrar en Ella una compañía, un apoyo y una fuerza para dar sentido a nuestro propio dolor o problemas, sea cuales sean, y apoyarnos con ella en oración. Shutterstock
18/21
Comparte
Nuestra Señora de los Dolores, sin duda es una variación de la Virgen María que tiene muchísima devoción en prácticamente todo Latinoamérica, desde México hasta Chile, pasando por Guatemala, Ecuador, Panamá, Colombia y Argentina, pero también con seguidores en países como España, Italia y Portugal. Crédito: Shutterstock
19/21
Comparte
Curiosamente, hay otra variación de la Virgen Dolorosa venerada en varios países latinos, sobre todo en República Dominicana, y está relacionada hasta cierto punto con el vudú dominicano, y ésta es la Metresili, cuya historia fue traída por los esclavos africanos que llegaron a nuestro continente. Crédito: Shutterstock
20/21
Comparte
El nombre real de la Metresili es Ezili Freda, aunque es popularmente conocida como Metresili Ancopie. A ella le dicen la 'maestra del amor' y además de asuntos del corazón, se le suele pedir por riqueza y lo haces ofreciéndole tributos de perfumes y joyas. Crédito: Shutterstock
21/21
Comparte
Sea que celebremos a la Dolorosa este 15 de septiembre, o también el Viernes Santo como parte de querer participar dentro de la Pasión de Cristo, siempre podemos apoyarnos en Ella en los momentos de dolor y sufrimiento para recordarnos el sacrificio de Jesús y cómo lo vivió Ella hasta el último momento, enseñándonos a afrontar nuestros pecados, pedir perdón y seguir el buen camino. Shutterstock
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés