null: nullpx

Cómo usar los colores según el feng shui para un mejor bienestar

Sigue estas recomendaciones del feng shui para decorar tu casa al máximo y mejorar tu ánimo.
18 Dic 2019 – 08:00 AM EST
Reacciona
Comparte
1/19
Comparte
A la hora de decorar y pintar nuestra casa una cuestión básica es elegir qué color usar para cada habitación. El feng shui nos puede ayudar mucho, pero también todo depende de la personalidad de la persona, ya que no todos reaccionamos de la misma manera ante un color. Crédito: Shutterstock
2/19
Comparte
Es importante recordar que un color puede afectar a dos personas de maneras contrastantes, según su personalidad y criterios. Pero el feng shui, el ancestral sistema filosófico de estética y armonía, presta especial atención a cómo los diseños, colores y formas pueden influir en las personas. Crédito: Shutterstock
3/19
Comparte
A la hora de decorar un cuarto, el feng shui centra sus criterios a encontrar la mejor manera de atraer energía positiva a cada estancia de la casa, tomando en cuenta las necesidades y personalidades de sus habitantes. Acá te contaremos cómo los colores se relacionan con los elementos y qué brindan al hogar. Crédito: Shutterstock
4/19
Comparte
Hay que tomar en cuenta también que cambiar el color de las paredes es un paso muy grande y cambiará todo el ambiente. Si quieres empezar poco a poc, muchas veces bastará con hacer pequeñitos cambios en la decoración, como con los cojines, tapetes, cuadros, lámparas, nuevos textiles u otros elementos en el cuarto. Crédito: Shutterstock
5/19
Comparte
El azul está relacionado con el elemento del agua. Las tonalidades azules aportan tranquilidad, frescura y sensación de paz a tus espacios, además de crear un gran equilibrio y armonía. Crédito: Shutterstock
6/19
Comparte
El azul tiende a hacer que los ambientes se perciban más grandes y frescos. Es un color sedante, y así favorece la tranquilidad, concentración y el descanso. Además, dicen que puede contribuir a reducir el apetito. Crédito: Shutterstock
7/19
Comparte
El azul, además de tranquilidad, es símbolo de sabiduría y paz. Puedes decorar dormitorios y baños, sobre todo los de los niños, para transmitir mucha calma y serenidad. Shutterstock
8/19
Comparte
Otros tonos de azul como turquesas u otros más en tonos acercándose al gris también son del elemento agua, y enfatizarán la calma y sentimiento de introspección, relajación y armonía. Crédito: Getty Images
9/19
Comparte
El negro, que también evoca al elemento del agua, absorbe toda la luz que recibe y se asocia con la riqueza y abundancia. Utilizado bien, evocará un aire de misterio, profundidad, sensualidad y sofisticación al cuarto. Getty Images
10/19
Comparte
No obstante, se recomienda usar el negro en moderación, y reservarlo solamente para pequeños toques y detalles de decoración ya que puede imprimirle al espacio una energía demasiado brusca e imponente. Crédito: Shutterstock
11/19
Comparte
Para el elemento fuego, recurrimos a los tonos amarillos, rojos, naranjas, ocres... son tonos de gran alcance que atraen grandes cantidades de energía positiva a tu hogar. Crédito: Shutterstock
12/19
Comparte
El amarillo atrae mucha buena vibra y felicidad, pues es el color de la calidez y amabilidad. Pero también ten cuidado y úsalo con moderación, siempre mezclado con blancos, porque demasiado amarillo puede afectar tu salud y energía. Crédito: Shutterstock
13/19
Comparte
Las tonalidades amarillas, sobre todo ligeras, son ideales para atraer la alegría y bienestar, y son estupendas tanto para las paredes de la cocina o el comedor, donde se reúna la gente a comer, así como el dormitorio de los niños. Crédito: Shutterstock
14/19
Comparte
El rojo se asocia con el fuego y simboliza pasión, fuerza, intensidad... Es un color muy poderoso que atrae la energía, sobre todo dirigida a algo en específico, así que contrasta mucho con otros tonos como el negro. Crédito: Shutterstock
15/19
Comparte
Tonos de tierra, como el café o el marrón, se asocian con el elemento de la tierra, y según el feng shui, ayudan a reforzar las relaciones personales y adquirir mayor estabilidad. Generan sensaciones de seguridad y comodidad. Crédito: Getty Images
16/19
Comparte
El color rosa tiene un poderoso efecto relajante. Representa inocencia, ternura, romanticismo y algo de ingenuidad. Perfecta para lugares donde buscas estar tranquilo, como una sala, el baño o la habitación de un bebé. Crédito: Shutterstock
17/19
Comparte
Finalmente, tenemos el blanco. El color de la pureza es ideal para transmitir neutralidad y limpieza. Está relacionada con el elemento de metal. Colores y tonos metálicos como el plateado o hasta el gris también entran dentro de estas características. Crédito: Getty Images
18/19
Comparte
El blanco es discreto y universal. Siempre se asocia a algo positivo, puro e inocente; hará más serio el ambiente y favorecerá la concentración y el estudio. Crédito: Getty Images
19/19
Comparte
Una regla básica del feng shui es buscar el equilibrio entre cada espacio. No satures nada y deja que tu propia energía y personalidad te vaya dirigiendo hacia qué esperas de cada rincón de tu hogar. ¡A usar colores! Crédito: Shutterstock
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés