null: nullpx
DC Comics

Suicide Squad, el equipo de los villanos condenados

Publicado 9 Sep 2014 – 12:00 PM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

En 1959 en The Brave and the Bold #25 apareció un concepto bastante interesante, dentro de las viñetas que DC Comics proponía en esa época qué tal si... ¿Un grupo de criminales podrían usarse para hacer el bien?, pues no era tan mala idea, pero en la época y con los preceptos que se manejaban en el cómic, esto se idealizo demasiado pronto y se perdió el limbo de las historias.

Pero en la década de los 80 para John Ostrander esto le sirvió de inspiración para volverlos a la vida con un tono distinto, en 1986 y en medio de la primer macro saga de DC Comics después de Crisis ( Legends #3) nació de nuevo el Escuadrón Suicida.

Una vieja idea con nueva cara

El concepto de Escuadrón Suicida es elegantemente simple, la dificultad de encarcelar efectivamente a criminales con súper poderes, ha sido explorado de muchas maneras en todo tipo de historias, y esta serie ofreció un enfoque más organizado.

Un programa de liberación (trabajos forzados literalmente) para súper villanos, hay diferentes niveles de maldad, y muchas motivaciones diferentes para ir en contra de las reglas, además, dándoles otro uso o salida para sus habilidades, potencialmente podría llevarlos a cambiar su camino, incluso llegar a ser rehabilitados. ¿Cierto?

¡Falso!, cada miembro del Escuadrón Suicida es aún un villano, solamente los que están a cargo serian vistos como los “buenos” aunque en este caso es sólo un término relativo, como el nombre del grupo lo insinúa eran reemplazables, tanto así que si se alejaban el brazalete explosivo que cargaban siempre era detonado sin miramientos.

Los principales suicidas

La líder del programa, la persona que entregaba las misiones y determina lo que era “bueno”, era la mítica Amanda Waller, aunque como todo buen jefe de agencia gubernamental, se quedaba fuera del campo de acción.

El comandante en el terreno es el Coronel Rick Flag, un líder que estaba ahí solo por un sentido de obligación, sin tener una convicción real de lo que se estaba haciendo, obedecía órdenes incluso cuando no estaba de acuerdo con ellas, y solo para hacer a esta unidad efectiva (todo un militar).

Los únicos miembros del grupo a tiempo completo eran los clásicos villanos, el Capitán Boomerang y Deadshot, y otros apareciendo de un arco a otro. Aunque, en teoría, estos hombres representaban el lado malo de la ecuación, sus respectivas actitudes acerca de ser parte de este equipo son muy diferentes.

Deadshot parece casi estar feliz de pertenecer al equipo, y parece simplemente deseoso de acceder a cualquier misión mientras que pueda matar a alguien. Boomerang, por su parte es la voz de la queja continua, y trabaja incansablemente para ganar cada vez más la libertad para sí mismo.

El encanto del Equipo Suicida

Lo guiones de John Ostrander tienen varias cosas en común más allá de la falta de flexibilidad de los personajes. Por ejemplo, se asegura de que entendamos las perspectivas de todos los jugadores, incluso cuando no pueden entenderse entre sí.

Las ideas éticas de la liberación de una persona que quiere seguir siendo un prisionero, una mujer rica y racista utilizando a vigilantes con los mismos preceptos para grupos de odio, o incluso el explicar cómo Belle Reve mantiene al Parasito vivo pero en estado vegetativo era interesante. Estas son ideas que pegan, ya que Ostrander explora y expande las mismas sin dejar de hacer lo mejor en cada página.

Ni el dibujo ni la escritura hacen nada particularmente increíble, pero en cambio, muestran el poder de la narración directa, centrado en el espectáculo de las complejidades emocionales, psicológicas y morales de los protagonistas y su trabajo. Ostrander establece como regla para esta serie que la gente no puede cambiar, y los pone en situaciones de vida o muerte para mostrar como un villano condenado mantiene esperanzas de seguir con su vida de una u otra forma.

Muchos personajes han pasado por la páginas de esta serie, como también varios han llegado a encargarse de la mismas ahora que contamos con el nuevo reinicio de DC.

En las mismas se le ha otorgado un lugar con nuevos miembros como Harley Quinn y The Riddler, además tuvo participaciones argumentales en las series de CW Arrow y Smallville (no muy fiel… pero estuvo).

Este concepto demuestra que aún está vigente y es fuente de varias historias, es así que cualquier Suicida que se atreva a escribir para la misma tendrá la oportunidad de hacer algo increíble.

¿Conocías a este grupo? ¿Leíste esta serie?

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:DC ComicsEditorialsuperheroesVix