null: nullpx
Cantantes

¿Una transfusión de sangre pudo salvar a Selena? La verdad sobre el estado en que llegó al hospital

Publicado 9 Dic 2020 – 01:04 PM EST | Actualizado 9 Dic 2020 – 01:04 PM EST
Reacciona
Comparte

El 31 de marzo de 1995, Selena Quintanilla se dirigió al Days Inn motel donde Yolanda Saldívar se estaba hospedando sin saber que ese día su "amiga" la iba a traicionar y disparar en la espalda.

Aproximadamente, 10 minutos antes del medio día, Selena salió corriendo de la habitación 158 y se desvaneció en el piso del lobby del motel mientras rápidamente la sangre se despedía de su cuerpo.

A pesar de tardar menos de dos minutos en llegar después de la llamada a los servicios de emergencia, los paramédicos se encontraron con una escena alarmante: Selena yacía sobre un charco de sangre espesa que iba de su cuello a las rodillas.

Al ver este escenario, el paramédico Richard Fredrickson pensó que era demasiado tarde. No obstante, aun así se intentó parar la hemorragia y le realizaron reanimación cardiopulmonar para mantener la poca sangre que le quedaba circulando.

Selena perdió una cantidad impresionante de sangre, a tal grado que cuando un paramédico le intentó insertar una aguja intravenosa fue extremadamente difícil debido a que sus venas ya habían colapsado por la pérdida masiva de este líquido vital rojo.

Ante ello, una transfusión parecía ser una buena forma de mantener a «la reina del tex-mex» en este mundo. Sin embargo, la transfusión sanguínea no era una opción para el padre de Sel, Abraham Quintanilla Jr., quien es Testigo de Jehová y de acuerdo con su fe, este tipo de procedimiento médico va en contra de los estipulado por Dios en la Biblia.

El padre de Selena fue acusado por muchos fans al obstaculizar la lucha de la cantante entre la vida y la muerte al negarse a que su hija recibiera sangre.

No obstante, durante el juicio de Yolanda Saldívar, el testimonio del médico Dr. Louis Elkins reveló que la cantante SÍ recibió transfusiones sanguíneas como parte de los «esfuerzos heroicos» que los doctores realizaron para mantenerla en este mundo y combatir el daño que la bala de punta hueca calibre .38 había hecho.

mini:


Este tipo de punta hueca –escogida especialmente por Yolanda– es un tipo de bala expansiva que causa heridas más extensas que las balas normales. Cuando Saldívar le disparó a Selena, la bala destrozó su hombro derecho, el pulmón, las venas y una arteria principal, la cual se cortó completamente en dos.

Estas heridas provocaron que la intérprete de 'Como la Flor' perdiera muchísima sangre. De acuerdo, con el especialista médico, el corazón de la cantante estaba vacío.

quote: El corazón estaba azul y sin sangre. Un corazón normal se ve como un puño, de color rosa brillante o rojo. Estaba vacío porque había sangrado mucho.

Esta hemorragia ocasionó que la sangre dejara de llegar al cerebro, lo cual, a su vez, ocasionó que su cerebro muriera.

«No tenía evidencia de función neurológica. No hubo evidencia de ningún flujo sanguíneo a su cerebro. Su cerebro no estaba funcionando. Tenía muerte cerebral clínicamente.»

En caso de que el corazón de Selena hubiera vuelto a latir, la cantante de todas formas ya tenía muerte cerebral, la cual únicamente fue consecuencia de la herida y hemorragia de muerte ocasionada por el disparo de Yolanda Saldívar.

mini:


También te puede interesar:

Reacciona
Comparte