null: nullpx
acoso a famosos

Pobreza, abusos y momentos desgarradores en las historias más conmovedoras de los famosos

Publicado 5 Feb 2019 – 09:43 AM EST | Actualizado 5 Feb 2019 – 09:43 AM EST
Reacciona
Comparte

La vida de los famosos va más allá de lo que vemos en pantalla. Algunos tienen talentos ocultos, otros más tienen divertidos pasatiempos. Pero también hay otros que, más que glamour y fama, tienen una historia complicada, llena de obstáculos y momentos difíciles.

Se ven siempre sonrientes y felices frente a cámara, pero algunas de estas celebridades tienen un pasado oscuro y han pasado épocas realmente duras hasta llegar allí. ¡Descubre las historias de famosos más conmovedoras!

Halle Berry

Esta actriz es una clara prueba de que los inicios no son fáciles, pero es posible hacer realidad tus sueños. Mira cuán lejos llegó, que se convirtió en la cara de dos grandes personajes, Gatúbela y de Tormenta en X-Men.

Pero, ¿sabías que la actriz nació en una humilde familia de Cleveland, Ohio? Su padre era un hombre violento y marcó su infancia con cada abuso y golpe que le daba a su madre.

En 1989 se mudó a Nueva York, para probar suerte. Mientras luchaba por conseguir un papel, sobrevivió gracias a la ayuda y la comida que le proporcionaron en un refugio para vagabundos y desamparados.

Durante la década de los 90, se dio a conocer como actriz gracias a algunos rodajes. Así creció progresivamente, hasta ser la primera mujer afrodescendiente en ganar un Oscar. ¿Lo sabías?

Ray Charles

Quedó completamente ciego a los 7 años y, por si fuera poco, perdió a su madre a los 15. Esto hizo que cayera en un estado de depresión muy grave. Incluso creyó que se volvería loco, pero al superarlo, entendió que a partir de ahí podría con cualquier obstáculo.

Fue la ceguera lo que lo introdujo a la música. Estudio en una institución para ciegos y sordos y así logró dominar el piano y el saxofón. Su madre le dijo antes de morir: «No pidas caridad, sé autosuficiente», y el pequeño Charles se ganó la vida tocando de club en club.

A los 17 años grabó sus primeras canciones que más tarde lo convertirían en una leyenda del soul, jazz y R&B. Ganó 12 premios Grammy y en 2004 se lanzó una película de su vida, donde Jamie Foxx hace de Ray.

Angelina Jolie

La famosa y exitosa actriz no tuvo una vida fácil. En su juventud sufrió una gran adicción a las drogas y en la actualidad aún sigue luchando con sus desórdenes alimenticios.

Antes de la grabación de la película Tomb Raider, ya había abandonado sus vicios, pero más tarde tuvo algunas recaídas. Al parecer cesaron cuando Brad Pitt le advirtió que podría perder la custodia de sus hijos.

A pesar de los momentos horribles que pasó por el consumo sustancias, es una mujer maravillosa y un alma inquebrantable que dedicó su vida a ayudar y luchar por los necesitados.

Juana Repetto

La valiente hija de Nicolás Repetto y Reina Reech fue increíblemente criticada por su elección de haber dado a luz sin estar en pareja, pero también es una gran inspiración.

Juana defiende y se enorgullece de su decisión. Por ello se unió al Programa de Identidad Abierta (PIA), que permite a los niños concebidos por donación de semen conocer al donante, luego de haber cumplido los 18 años.

Hoy en día muchísimas mujeres siguen su ejemplo y encuentran la felicidad gracias a esta joven actriz, quien las inspira para alcanzar sus metas y no hacer caso de las críticas.

Helen Adams Keller

Al cumplir 1 año y 7 meses, a Helen Keller se le diagnosticó una enfermedad muy grave por la cual perdió la visión y la audición. Aun así, logró cumplir su sueño y convertirse en una exitosa escritora.

En 1904 Helen se graduó con honores de la universidad de Radcliffe, convirtiéndose en la primera persona sorda y ciega en obtener un título universitario.

Junto a su tutora personal y mejor amiga, Anne Sullivan, dio una gira de charlas y conferencias sobre sus experiencias. Se presentó en diversas ciudades para inspirar a otro jóvenes con su misma condición.

Incluso escribió su propio libro: La historia de mi vida, publicado en 1903, que con el tiempo se convirtió en un clásico. En 1964 ganó la Medalla Presidencial de la Libertad.

Eminem

Luego de que su padre lo abandonara, creció en un hogar inestable junto a su madre. No tenían una buena relación, así que su infancia fue más bien solitaria. Eso se ve reflejado en la película autobiográfica 8 Mile.

Gran parte de su juventud la pasó en Detroit, donde fue intimidado por varias bandas que poblaban su barrio. Además, desarrolló una fuerte adicción a las drogas.

En su adolescencia comenzó a rapear en las sesiones de micrófono abierto que se hacían en su ciudad. Pero sufrió mucha discriminación y maltrato, ya que la mayoría de la audiencia era afroamericana.

Hoy es el rapero blanco más famoso del mundo y aprendió mucho de su experiencia personal. Lo único que quiere es darle a sus hijas lo que él nunca tuvo: amor incondicional.

Samuel Jackson

El famoso actor abusaba de drogas tales como el LSD, alcohol y marihuana desde su época universitaria. No fue hasta el año 1991, cuando su hija lo encontró inconsciente en el baño, que dejó de consumir esas sustancias.

Él mismo afirma que de no ser por su mujer y su hija, no habría podido salir de las drogas. Se internó en rehabilitación y luchó todos los días contra la abstinencia.

Así logró no solo mejorar su vida, si no también su actuación. Después de 3 años sobrio, consiguió el que se considera su mejor papel: Jules Winnfield en Tiempos violentos. Él mismo describió ese momento como «una puerta enorme que se abrió de golpe».

Albert Einstein

Hasta los 3 años, Albert no sabía hablar bien y padecía dislexia. Faltaba mucho a clases, por lo que no recibió su certificado de graduación. Nadie creía que fuera a tener éxito en su vida.

Para demostrarle a sus padres que no era tonto, decidió prepararse por su cuenta, convirtiéndose en un genio del Álgebra y la Física que cambió el curso de la ciencia.

Einstein solía decir:«Todos somos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles, vivirá toda su vida creyendo que es un inútil». Gran lección de vida, ¿no crees?

Jim Carrey

El actor y humorista creció en Newmarket, Canadá. Su infancia fue normal hasta que, a los 15 años, su familia sufrió una crisis económica que lo hizo abandonar sus estudios y comenzar a trabajar.

Su carrera como actor estuvo llena de desafíos y grandes fracasos en sus primeras actuaciones ante el público. No fue nada fácil, pero jamás se rindió y el trabajo duro dio sus frutos.

Con el tiempo, la situación familiar mejoró y él pudo dedicarse completamente a pulir su técnica y mejorar sus dotes artísticos. Fue un tiempo muy bien invertido, teniendo en cuenta el éxito que obtuvo con películas como La máscara o El show de Truman.

Stephen Hawking

A sus 21 años le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica, que es una enfermedad degenerativa. Con los años perdió la capacidad de hablar y hasta de tragar. Su expectativa de vida era de 14 meses, pero vivió 55 años más, por lo que es la persona más longeva con esta ELA.

Esto no le impidió casarse 2 veces, educar a 3 hijos y ser uno de los científicos más reconocidos del mundo. De hecho, es uno de los físicos teóricos más influyentes de la historia.

Según él, gran parte de su éxito lo tuvo gracias a su padecimiento: «Antes la vida me parecía aburrida. [...] La perspectiva de morir joven me hizo entender que la vida vale la pena».

Marilyn Monroe

La icónica actriz sufrió y vivió al filo de la muerte. Padeció muchos maltratos y abusos. ¿Sabías que su madre quiso abortarla, pero no pudo?

Cuando nació, su abuela intentó ahogarla en la cuna. Ojalá esas fueran sus únicas desgracias, pero no. A los 9 años, uno de sus padrastros abusó de ella. Una infancia de terror, ¿verdad?

A los 16 años, luego de pasar por muchos orfanatos, comenzó su carrera como modelo. Un fotógrafo que realizaba una investigación en el almacén militar en el que ella trabajaba, advirtió su belleza y la invitó a probar suerte en Hollywood.

Con su belleza y su voluptuoso cuerpo, Marilyn se convirtió en un icono sexual. Fueron su fuerza y su espíritu lo que la convirtieron en una leyenda y en una inspiración para millones de mujeres.

Sylvester Stallone

Stallone mostró interés por la actuación desde muy pequeño. Pero no fue fácil llegar al éxito. Su camino hacia la fama fue muy sacrificado, lleno de miseria y desesperación.

La necesidad lo llevó a protagonizar una película porno, luego de haber sido desalojado de su departamento. Estuvo como indigente durante varios días, hasta que se encontró con la convocatoria de la película que hoy se conoce como El semenal italiano.

«Era hacer esa película o robar, porque yo estaba en el final, en el mero final de mi cuerda», dijo en una entrevista de 1978. No fue hasta que escribió y protagonizó Rocky que alcanzó el éxito y se convirtió en un icono pop.

Walt Disney

Disney tuvo que enfrentar innumerables fracasos e incesantes críticas. Por mencionar un ejemplo, fue despedido de un periódico porque según su jefe «no tenía imaginación y sus ideas no eran buenas».

También se enfrentó a la bancarrota. Estuvo totalmente quebrado, pero nunca se dio por vencido. Tomó sus sueños y aspiraciones, y siguió probando nuevas ideas hasta que alcanzó el éxito.

Ganó 22 premios de la Academia y fundó el primer parque Disney en California, en 1995. En la actualidad, Disney es una compañía que gana millones de dólares al año por sus películas, parques temáticos y sus personajes.

Charlize Theron

La bella actriz tuvo una infancia que le dejó graves secuelas psicológicas. Para que te des una idea, sus padres se peleaban tanto, que su madre acabó matando a su padre delante de ella.

Mientras Charlize soñaba con ser bailarina, ignoraba su capacidad interpretativa. Fue cuando se lesionó la rodilla que fue a probar suerte en Los Ángeles como actriz. Cualquier cosa era mejor que volver a su país natal, Sudáfrica.

Lo que nunca imaginó fue que, montando un escándalo en una sucursal de banco donde no le permitían cobrar un cheque (que era todo lo que tenía), un representante de actores vería en ella su madera de actriz y su vida cambiaría para siempre.

Hasta el día de hoy, Charlize ha ganado un Oscar por su interpretación en Monster, es de las actrices más reconocidas y respetadas, y está a punto de ser la villana de Rápidos y furiosos 8.

Stephen King

Los inicios del autor estadounidense fueron muy duros. Para entender por qué se volvió el maestro del terror, es importante conocer un poco su vida. Así fueron sus comienzos.

De pequeño, presenció cómo un tren arrolló a uno de sus amigos. De grande, la pobreza lo condicionaron a él y su familia a vivir en un remolque.

Él también fue atropellado por un auto, aunque no tuvo lesiones graves. Esta y otras muchas desgracias que vivió, junto a sus miedos y fobias, lo inspiraron a escribir novelas como Carrie, de 1973.

King era un experto en ser rechazado, junto con sus obras, pero actualmente es reconocido como uno de los mejores escritores de novelas de terror, ciencia ficción y misterio.

No dejes de ver:

Reacciona
Comparte