null: nullpx
boda real

No lo creerás, pero la Reina Isabel compró su vestido de novia con cupones por esta razón

Publicado 22 May 2018 – 02:25 PM EDT | Actualizado 22 May 2018 – 02:25 PM EDT
Reacciona
Comparte

Cuando pensamos en el vestido de novia de una reina o una princesa, lo primero que viene a nuestra mente es lujo, elegancia, brillo y mucho, mucho dinero. Pero cuando la crisis azota a un país, incluso el vestido de novia de las mujeres de la realeza puede verse sujeto a medidas que podrían sorprenderte: como tener que comprarlo con cupones.

La Reina Isabel (en ese tiempo, princesa) se casó con el Príncipe Philip el 20 de noviembre de 1947. La Segunda Guerra Mundial sucedió entre 1939 y 1945, por lo que la fecha especial de los novios coincidió con un tiempo en el cual Reino Unido aún sentía las consecuencias del conflicto.

El desabasto de bienes que suele llegar después de una guerra afectó la manera en la que las personas compraban alimentos, medicinas y ropa, como se cuenta en el libro Austerity in Britain: Rationing, Controls, and Consumption. Para manejar la escasez, el gobierno británico recurrió a un sistema de racionalización basado en cupones. Las personas debían registrarse en las tiendas para que les asignaran una cantidad definida de cupones.

Las medidas de austeridad terminaron en 1955, por lo cual incluso la realeza tuvo que acomodarse a ellas para la boda real, como lo explica el sitio oficial The Royal Familiy. El vestido de seda y satín, adornado con cristales y 10 mil perlas, fue pagado con cupones. El atuendo real fue diseñado por Sir Norman Hartnell, quien se inspiró en la pintura "Primavera" de Botticelli para crearlo.

The Royal Family también relata que cientos de ciudadanos del Reino Unido le mandaron sus propios cupones a Isabel para que los gastara en su vestido. Pero todos tuvieron que ser devueltos, ya que era ilegal usar cupones ajenos. ¿Lo hubieras imaginado?

Más sobre la realeza:

Reacciona
Comparte