null: nullpx
Ciencia

Los hongos de Super Mario existen y sí te hacen crecer... pero no de la forma que esperas

Publicado 10 Mar 2020 – 05:53 PM EDT | Actualizado 10 Mar 2020 – 05:53 PM EDT
Reacciona
Comparte

Si creciste jugando Super Mario como buen milennial (o centennial... saludos, mijito) seguro alguna vez te preguntaste si algún elemento en la vida real podría "hacerte crecer", justo como ocurre con los hongos de color rojo que caracterizan a este juego.

Junto a las festividades de marzo del "MAR10 DAY", muchas respuestas vienen para los curiosos, y quizás la más popular de ellas siempre es la más intrigante: los hongos rojos de Super Mario existen y sí son capaces de "hacerte crecer".

¡Alto! Antes de que busques hongos rojos y los ingieras sin escrúpulos, debes saber más sobre la variedad en la que las setas de Mario están inspiradas: se denominan Amanita Muscaria, o bien, "falsa oronja" en el lenguaje coloquial.

El hongo pertenece a la familia Amanitaceae y crece por lo regular en zonas de media y alta montaña. Lo curioso es que NO es nada comestible aunque intentes cocinarlo, de hecho puede resultar altamente tóxica para humanos de peso regular, llegando al punto de provocar el coma en la mayoría de los casos según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En casos documentados que cita la FAO, los consumidores accidentales (o "atolondrados") de la falsa oronja manifestaron haber sentido su alrededor "más pequeño", mientras que percibieron sus manos y extremidades en general más grandes.

De esta forma, las consecuencias de los hongos Amanitaceae (al igual que sucede en Super Mario) otorgan una autopercepción de dismorfia corporal que culmina en dimensiones descomunales para el cuerpo del consumidor... pero sólo en su mente.

La FAO reitera que aunque estos hongos también producen mayor alegría y fuerza (por la sensación de mejor tono muscular), el efecto neurotóxico (presente por el componente muscimol) no sólo detona un potente alucinógeno, sino que desemboca sinapsis neuronales que causan la apreciación deformada de formas y distancias.

En resumen: el hongo no sólo es peligroso por potencial envenenamiento en dosis variadas. Como la percepción de la realidad se ve muy alterada, los consumidores corren el riesgo de sufrir lesiones físicas de gravedad por subestimar los elementos de su alrededor.

Ahora que sabes que los hongos de Super Mario existen, bajo ninguna circunstancia intentes consumirlos... sabemos que la advertencia está de más para el sentido común promedio... pero dado lo que se ve en Internet todos los días, no se puede escatimar en ninguna advertencia.

¡No te vayas todavía! Quizás ahora te interese pasar a leer:

Reacciona
Comparte