null: nullpx
Arg-local

Las reglas que Meghan y Harry deberán seguir para elegir el nombre de su bebé

Publicado 8 Nov 2018 – 02:21 PM EST | Actualizado 8 Nov 2018 – 03:15 PM EST
Reacciona
Comparte

Pertenecer a la realeza tiene múltiples beneficios, como lo es el poder, la riqueza y muchísimos lujos, pero también significa tener una vida sujeta a un estricto protocolo de la monarquía, y esto incluye hasta ciertas reglas que los padres deben seguir para elegir el nombre de su futuro niño o niña.

Protocolo de nombres de la realeza

Si bien cada familia real tiene sus propias costumbres, el nombre de los bebés, y sobre todo de aquellos que se encuentren próximos en la línea de sucesión al trono, deben tener un nombre tradicional que corresponda a algún antepasado de su familia a modo de rendir homenaje.

Por ejemplo, los nombres de los hijos de William y Kate, siguen a rajatabla esta regla: George fue elegido en homenaje al padre y al abuelo de la reina, mientras que Charlotte, es una versión femenina del nombre de su abuelo, el príncipe Carlos. El más pequeño, Louis, rinde honor al tío abuelo del príncipe Carlos, Lord Louis Mountbatten.

Cómo debe llamarse el bebé de Meghan y Harry

Los bebés que se encuentran más alejados a la línea de sucesión a la corona, pueden tener un nombre menos tradicional, más exótico y original, pero también debe pertenecer a personajes notables de la historia de su familia.

Como el bebé de Meghan y Harry es el séptimo en la línea de sucesión al trono, la reina Isabel puede permitir que su nombre sea más moderno (siempre y cuando el nombre haya pertenecido o pertenezca a un miembro de la realeza).

De esta manera, el nombre del bebé de Meghan y Harry, debe honrar a un familiar, pero también es recomendable que sea lo suficientemente contemporáneo para que la gente pueda identificarse con él.

Según explica Christian Turner, director global de naming en Siegel+Gale, una firma de estrategias de marca a la revista Vogue, «elegir un nombre con el que la gente se pueda identificar, ayuda a mostrar que ellos entienden y existen en el mundo que los rodea».

Más sobre la familia real:

Reacciona
Comparte