null: nullpx
boda real

Las bodas más caras y excéntricas de las celebridades ¡Gastaron una fortuna!

Publicado 28 Dic 2018 – 04:41 PM EST | Actualizado 28 Dic 2018 – 04:41 PM EST
Reacciona
Comparte

Parte de ser una estrella de Hollywood (o de ser miembro de la realeza) es la extravagancia y pocas ocasiones se prestan más para el dispendio que el día de tu boda. Así como hay celebridades que prefieren tener una ceremonia discreta, hay otras que no escatiman en lujos y gastos para tener un gran casamiento.

A continuación veremos los enlaces matrimoniales más costosos, opulentos y obscenamente caros de los famosos.

Brad Pitt y Jennifer Aniston

Parece que fue en otra vida cuando estos dos contrajeron nupcias en el año 2000. Cinco años después se dirían adiós, pero antes de eso decidieron tirar la casa por la ventana en su boda.

Se calcula que el evento costó al menos un millón de dólares. No quisieron decepcionar a nadie, ya que eran la pareja de oro de Hollywood en ese momento.

La ex pareja se casó en Malibú, California, en la casa palaciega de su amiga Marcey Carsey, la cual tiene una vista a un espléndido acantilado.

A la recepción asistieron cerca de 300 invitados, entre ellos el elenco de la serie Friends y otros actores como Cameron Diaz y Salma Hayek. Lástima que las cosas no duraron.

Tori Spelling y Charlie Shanian

Al parecer mientras más cara la boda, menos dura el matrimonio. Esa es la idea que tenemos cuando vemos ejemplos como los de estos dos, que se casaron en 2004 y se separaron en 2005.

Su breve enlace costó cerca de un millón de dólares, ya que no se escatimó en ningún detalle. El fallecido padre de la novia, Aaron Spelling, decidió ofrecerle el mejor evento de su vida a su amada hija.

La boda estuvo inspirada en los años 30 y en la película El Gran Gatsby, así que el glamour y la opulencia estuvieron presentes y los 400 invitados vivieron la noche de sus vidas.

Entre las excentricidades que hubo en esta boda, podemos contar una fuente de champagne y mascotas vestidas con caros smokings y trajes de noche. ¡Toda una locura!

Pierce Brosnan y Keeley Smith

Por fin llegamos a una pareja que se gastó una millonada en su boda (literal), pero que valió por completo la pena, ya que al menos siguen juntos después de muchos años.

Se trata del guapo actor y su esposa periodista, cuyo enlace ocurrido en 2001 costó un millón y medio de dólares, ni más ni menos.

Lo cierto es que no nos sorprende la cantidad, ya que decidieron casarse en el Castillo de Ashford, en Irlanda, así que optaron por una boda muy cercana a la realeza.

Entre las excentricidades de su enlace estuvo un capricho de la pareja: que su pastel de bodas fuera idéntico al que saborearon John F. Kennedy y su esposa Jackie el día de su boda.

Kim Kardashian y Kris Humphries

Regresamos a los matrimonios que duraron mucho menos tiempo que el que sus protagonistas se tardaron en ganar ese dinero.

Ninguna boda ejemplifica mejor esta paradoja, que las segundas nupcias de Kim Kardashian, que en total tuvieron un costo cercano a los diez millones de dólares.

El evento se llevó a cabo en Montecito, California. Asistieron alrededor de 450 personas, entre los que se cuentan Serena Williams, Lindsay Lohan y Eva Longoria.

Sin duda, esta boda y todo su derroche fueron muy precipitados, ya que Kim y Kris llevaban solamente seis meses de novios, el mismo tiempo que duraron como esposos.

George Clooney y Amal Alamuddin

Una de las bodas más costosas y extravagantes que veremos en toda la lista es la de esta intelectual pareja. Su enlace costó diez millones de euros, más o menos.

Se llevó a cabo en 2014 y se trató de un evento de cuatro días. En ese tiempo, los invitados pudieron disfrutar de fiestas, cenas y paseos en taxis acuáticos, ya que la celebración se llevó a cabo en Venecia.

La novia llevó un hermoso vestido de encaje diseñado por Oscar de la Renta, pero ese fue el más barato de todos los gastos con los que corrieron los novios.

De entrada, los vuelos de todos sus invitados fueron pagados por ellos, así como su hospedaje en hoteles de cinco estrellas. Además, el alcohol y la comida fueron de primera. Tan sólo en tequila se gastaron 30,000 dólares.

Por si fuera poco, a los invitados les dieron un recuerdo muy especial. Ni más ni menos que el iPod más moderno con las canciones favoritas de los novios. ¡Qué detallistas!

Eva Longoria y Tony Parker

La boda de la actriz y el jugador de basquetbol fue otra que dejó al mundo con la boca abierta. Costó un millón y medio de dólares cuando se llevó a cabo en 2007.

A estos dos, la onda francesa les gustaba bastante, así que decidieron casarse en París. Para que ninguno de sus invitados soñara con faltar, hospedaron a 120 personas en al Ciudad Luz.

Ésta sólo fue la primera mitad de la boda, ya que después se casaron por la iglesia en Saint-Germain l'Auxerrois (al lado del museo de Louvre) y tuvieron una recepción en el Chateau de Vaux le Vicomte.

Además de todo, este enlace tuvo una concurrencia espectacular. Asistieron Michael Douglas, Jessica Alba, Lionel Richie y otros 200 invitados de las más altas esferas.

Lamentablemente, este matrimonio tan opulento no bastó para que la pareja permaneciera unida. Se divorciaron en 2011, pero siempre les quedará París...

Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones

Esta pareja de edad dispareja está a punto de cumplir 20 años de matrimonio. Cuando se casaron en el años 2000, muchos pensaron que fracasarían, pero el dinero que invirtieron en sus nupcias les ha rendido muy bien.

Su enlace costó cerca de un millón y medio de dólares y se llevó a cabo en un lugar totalmente icónico de Nueva York: el Hotel Plaza.

A la recepción asistieron 250 invitados, que pudieron gozar de toda clase de amenidades y lujos, dignos de la realeza hollywoodense.

Entre los convidados estuvieron grandes nombres del cine como Sean Connery y Jack Nicholson, amigos tanto del novio como de la novia.

Tom Cruise y Katie Holmes

El evento que unió la vida de los dos actores en 2006 estuvo rodeado de excentricidades. La boda tuvo un costo de dos millones de dólares y eso es solo el principio.

Los novios se casaron en una ceremonia según los ritos de la Cienciología, que es la religión que Tom practica desde hace años y que Katie intentó adoptar.

El concepto de la boda fue estilo medieval. Todos los meseros estaban vestidos a la usanza del oscurantismo y la decoración consistía en antorchas, flores blancas y estandartes.

El lugar que eligieron para el enlace era completamente afín al concepto. Se casaron en el castillo Odescalchi de Bracciano, a 35 kilómetros de Roma.

Elizabeth Hurley y Arun Nayar

La boda entre la modelo y el empresario hindú fue otro despliegue de lujo y espectacularidad. Ocurrió en 2007 y costó unos tres millones de dólares.

La pareja (que se separó en 2011) también optó por la onda medieval. Contrajeron nupcias en el castillo de Sudeley, al suroeste de Inglaterra.

Entre los invitados había miembros del espectáculo, el modelaje e incluso la realeza. Los más destacados fueron el príncipe Pablo de Grecia y su esposa Marie-Chantal Miller.

Otros detalles interesantes de la boda fueron el vestido de la novia, diseñado por Donatella Versace, así como el hombre que la entregó en el altar: su adorado amigo Elton John.

Príncipe William y Kate Middleton

Si se trata de bodas opulentas, pocas pueden comprarse con unas nupcias de la realeza. En ese caso no es posible escatimar en detalles, ya que el mundo entero está observando.

El enlace de los duques de Cambridge ocurrió en abril de 2011 y tuvo un costo superior a los 34 millones de dólares. Apenas suficiente para cumplir con todo lo que indica el protocolo.

Solo en las flores para decorar la Abadía de Westminster se gastaron 800,000 dólares. Ni siquiera la comida de los cientos de invitados costó tanto, aunque también fue una suma millonaria.

Otro de los grandes gastos de este enlace sin duda fue el vestido de la novia. Se calcula que costó más de 400,000 dólares, así que seguramente rompió un récord mundial.

Kim Kardashian y Kanye West

¡Sí! La más famosa de las hermanas Kardashian vuelve a aparecer en esta lista, ya que su tercera y más reciente boda costó un dineral.

Es bien sabido que su esposo, el rapero Kanye West, tiene gustos muy opulentos, y así lo demostró con una boda que costó 12 millones de dólares.

Esta vez el enlace ocurrió en el fuerte de Belvedere en Florencia, Italia. Como era de esperarse, no se escatimó en nada. Basta decir que Andrea Bocelli cantó durante la misa.

Además, el pastel de bodas era un derroche. Tenía siete pisos y estaba decorado con hojas de oro auténtico. ¡Nos habría encantado recibir una rebanada!

Príncipe Harry y Megan Markle

Cerramos esta lista con la boda más reciente y costosa de todas. Se trata del enlace de los guapos y carismáticos duques de Sussex.

Lo creas o no, toda la celebración costó más que la boda de William y Kate. “Solo” dos millones de dólares por encima de la otra, pero aún así batieron su récord de opulencia.

Lo más caro de todo fue la seguridad, seguida de la recepción en el maravilloso Castillo de Windsor. También el pastel fue esplendoroso: costó 57,000 euros, así que suponemos que fue un completo deleite.

Sólo como dato curioso, cabe decir que esta boda real no es la más cara de la historia de Inglaterra. Ese título se lo lleva el enlace entre Carlos y Diana, que superó los 100 millones de dólares.

También deberías leer:

Reacciona
Comparte