null: nullpx
Curiosidades

La realeza tiene las tradiciones más curiosas en Navidad: regalos en broma y fiestas que duran días

Publicado 7 Dic 2018 – 01:02 PM EST | Actualizado 7 Dic 2018 – 01:02 PM EST
Reacciona
Comparte

La familia real británica celebra todos los años la Navidad en su casa de campo en Sandringham, en el condado de Norfolk. Los invitados son los miembros más cercanos de la familia, los hijos de la reina y sus nietos. Como cualquier familia, ellos también tienen sus tradiciones para Navidad, y quizás algunas te sorprendan.

Tarjetas de Navidad firmadas en el verano

Según Popsugar, la reina comienza a firmar sus tarjetas de Navidad durante sus vacaciones de verano: tiene 92 años, pero no sabe lo que significa descansar de las tareas. Todos los años escribe alrededor de 800 tarjetas durante su estancia anual en Balmoral. Su firma es «Elizabeth R.» para políticos y jefes de Estado, «Elizabeth» para amigos y el apodo de su infancia de «Lilibet» para sus primos.

Té en la tarde del 24

En la Nochebuena, la familia se reúne para el té de la tarde en el White Drawing Room en Sandringham. El ex chef real Darren McGrady reveló a The Telegraph que uno de los bocadillos de té favoritos de la reina es el «jam penny».

La reina viaja en un tren regular

Si bien la reina tiene a disposición el tren real, prefiere viajar a Sandringham antes de las festividades de Navidad en un servicio regular, junto con otras personas. Le reservan un espacio solo para ella y su equipo. Por lo general, la reina llega a la casa de campo entre el 17 y el 20 de diciembre para supervisar los últimos preparativos, y el resto de la familia llega en la víspera de Navidad.

Dos servicios religiosos en tres horas

La familia real se levanta temprano el día de Navidad y se reúne para el desayuno antes de salir de la casa para un servicio religioso a las 9 a. m. en la iglesia st mary magdalene. Este primer servicio es privado para la familia real. Luego la familia asiste a un servicio a las 11 a. m.

Ensuciarse y divertirse

En los últimos años, los príncipes Guillermo y Harry juegan un partido de fútbol en Nochebuena junto a los trabajadores de Sandringham Estate. Los hermanos usualmente usan los calcetines de sus equipos favoritos (Guillermo de Aston Villa y Harry de Arsenal).

Un gran evento de apertura de regalos

Después de un agradable té en la tarde del 24 de diciembre, la familia real abre sus regalos. Un momento de «alboroto total» según cuentan. Al parecer, los miembros de la realeza son fanáticos de regalos que son broma.

De acuerdo a Popsugar, el príncipe Felipe recibió un molinillo de pimienta un año, mientras que la princesa Diana le dio a Sarah Ferguson una alfombra de baño con estampado de leopardo. El mejor fue uno que Harry le dio a la reina: un gorro de baño con la frase «Ain't Life a B * tch!».

Celebran hasta febrero

La mayoría de los invitados se van en el Boxing Day (26 de diciembre) para ver a otros miembros de su familia: Camilla, duquesa de Cornwall, suele irse a pasar tiempo con sus hijos y nietos, mientras que Guillermo y Kate suelen irse para celebrar con los Middleton.

Sin embargo, la reina y el príncipe Felipe permanecen allí hasta la segunda semana de febrero, y las decoraciones navideñas quedarán hasta esa fecha. La reina se queda para homenajear a su padre, quien falleció en Sandringham el 6 de febrero de 1952.

Algunas reglas están hechas para romperse

Hace veinte años, a los familiares cercanos no se les permitía pasar la Navidad lejos de Sandringham, por lo que la princesa Diana nunca celebró Navidad con los Spencer después de su matrimonio con el príncipe Carlos. Sin embargo, todo está cambiando, Guillermo y Kate están alternando las Navidades con cada familia.

Sus primeras fiestas como pareja casada fue en Sandringham, pero al año siguiente, cuando Kate estaba embarazada de George, se quedaron con la familia de ella en Berkshire. En 2014, asistieron a la iglesia con el resto de la familia real, pero organizaron un almuerzo junto a los padres de Kate en Anmer Hall.

La madre de Meghan pasará la Navidad con la familia real

De acuerdo a The Sun, la reina invitó a Doria Ragland, madre de Meghan Markle, para celebrar la Navidad este año junto a la familia real. Sería la primera vez que la reina invita a alguien que no es familiar cercano: La familia de Kate Middleton nunca fue invitada a compartir la Navidad con la familia real.

Al parecer, la reina rompió con este protocolo porque Doria es el único familiar cercano de Meghan y es un momento especial de su vida: la duquesa de Sussex está esperando a su primer bebé.

Podría interesarte:

Reacciona
Comparte