null: nullpx
Arg-local

La más rebelde de la realeza: 12 veces en las que Meghan Markle rompió con el protocolo

Publicado 1 Oct 2018 – 04:55 PM EDT | Actualizado 1 Oct 2018 – 04:58 PM EDT
Reacciona
Comparte

Desde que Meghan Markle se casó con el príncipe Harry y se convirtió en la duquesa de Sussex, su vida cambió por completo: es una de las mujeres preferidas de la prensa internacional, vive en el Palacio de Kensington y disfruta de los lujos que conlleva ser miembro de la familia real británica.

Sin embargo, para pertenecer a la realeza se debe seguir un estricto protocolo que incluye vestimenta, estilo de maquillaje, cómo comportarse en los eventos oficiales y hasta qué comer.

No obstante, Meghan Markle ha decidido romper el protocolo en más de una ocasión. Veamos todas las veces que causó alboroto por su «rebeldía» y romper las reglas.

Todas las veces que Meghan Markle rompió con el protocolo

1. Navidad con la realeza

La familia real británica todos los años realiza una celebración de Navidad en la Iglesia de Santa Magdalena y el protocolo indica, que, a este evento, solo pueden concurrir los miembros oficiales de la realeza, junto a sus esposos y esposas. Sin embargo, Meghan estuvo presente cuando estaba comprometida con Harry.

2. Fotos y autógrafos

¿Alguna vez viste a Kate Middleton firmando autógrafos? ¿O sacándose fotos con la gente? La respuesta es no, debido a que el protocolo indica que, por razones de seguridad, no deben hacerlo. No obstante, durante una visita al Castillo de Cardiff en enero de 2018, Meghan no dudó en romper la regla.

3. Su boda

Meghan y Harry se casaron el 19 de mayo de 2018 y la elección de la fecha de su boda alarmó a toda la familia real, ya que, de acuerdo a la superstición de la corona, el mes de mayo es considerado de mala suerte.

Además, Meghan decidió no tener madrina de boda. Su explicación fue que tiene muchas amigas y era imposible elegir solo a una.

4. No será obediente

En los votos tradicionales de la realeza británica, la novia acostumbra a jurar «amar, cuidar y obedecer» a su cónyuge. Pero, en 1981, Lady Di desafió esta regla, cuando, al casarse con el príncipe Carlos, omitió la palabra «obediencia».

Kate Middleton tampoco juró obediencia a su esposo, ni tampoco Meghan Markle, quien solo le prometió amarlo, cuidarlo y respetarlo.

5. Su atuendo en un evento oficial

Durante el cumpleaños de la reina, Meghan lució un vestido rosa pálido de Carolina Herrera con un detalle que la prensa no dejó pasar porque rompió con el protocolo real: dejaba ver sus hombros al descubierto, lo que está prohibido cuando se es una duquesa.

6. Su clásico peinado

Las mujeres de la realeza deben lucir peinados sencillos, naturales, prolijos y favorecedores tal como indica el protocolo real. No obstante, uno de los peinados favoritos de Meghan es este messy bun, en el cual recoge parte del cabello. Si bien le queda muy bien, no concuerda con las reglas.

7. Pierna cruzada

Las reglas de etiqueta de la familia real británica, indica que las mujeres reales deben sentarse con las rodillas y los tobillos juntos y con la espalda recta y no deben cruzar la pierna en público. Pero durante la ceremonia de los Premios de los Líderes Jóvenes, en el Palacio de Buckingham, Meghan olvidó esta regla y cruzó sus piernas. Luego colocó sus piernas cruzadas de lado, para disimular la situación un poco.

8. Demostraciones de afecto

El protocolo de la familia real no aconseja que las parejas se abracen, se besen o realicen cualquier demostración de afecto en público. Sin embargo, en más de una ocasión los hemos visto romper con esta absurda regla y mostrar su amor.

9. Total black

Para las mujeres reales, el color negro está reservado para luto. Sin embargo, durante la Royal Air Force, ella sorprendió a todos luciendo un elegante vestido de Dior totalmente negro.

10. Cuando lució un vestido corto

De acuerdo a las reglas de vestimenta de la familia real británica, las mujeres no pueden usar faldas por encima de la rodilla y no pueden lucir sus piernas sin medias de nylon.

¿Qué hizo Meghan el pasado agosto durante un evento con fines solidarios en el Victoria Palace de Londres? Lució un traje de la tienda Judith & Charles que era por encima de sus rodillas y parecía que no llevaba medias.

11. Empoderamiento femenino

Meghan Markle ignoró el protocolo que indica que los miembros de la realeza deben evitar expresar opiniones políticas o manifestar su ideología con determinados temas sociales, cuando durante un encuentro de The Royal Foundation, expresó su completo apoyo al movimiento #MeToo y al empoderamiento femenino. Esto fue lo que dijo:

«Es interesante escuchar a tantas personas hablando de empoderar al movimiento de mujeres, encontrando y conociendo su valor (...). Con frecuencia escuchamos a gente decir: 'Estás ayudando a las mujeres a a encontrar su voz'. Yo personalmente estoy en desacuerdo con eso, porque las mujeres no necesitan encontrar una voz, ya la tienen. Necesitan sentirse empoderadas para usarla y las personas necesitan animarse a escucharlas. Creo que ahora, en un ambiente de tantos movimientos, es importante decir Me Too y Time's Up, no hay mejor momento para seguir dando luz para que las mujeres se sientan empoderadas y que las personas realmente las apoyen, incluyendo a los hombres. Eso hace una gran diferencia».

12. Cuando cerró la puerta del auto

En septiembre de 2018, Meghan llegó a la Royal Academy of Art en Londres y bajó del vehículo negro que la transportaba. Sin embargo, rompió el protocolo cuando ella misma cerró la puerta de su propio auto.

Más sobre Meghan Markle:

Reacciona
Comparte