null: nullpx
Camaras Fotograficas

Este fue el invento que le hizo la vida de cuadritos a Lady Di desde que se comprometió con Carlos

Publicado 3 Sep 2018 – 07:15 PM EDT | Actualizado 3 Sep 2018 – 07:15 PM EDT
Reacciona
Comparte

La princesa Diana se caracterizaba por acaparar las miradas, pero eso no siempre era de su agrado.

En el documental The Story of Diana de Rebecca Gitlitz, varios allegados a la princesa —entre ellos, su hermano el Conde Charles Spencer— cuentan sobre el invento que ponía a prueba la paciencia de Diana de Gales en todo momento: la cámara fotográfica instantánea.

En el contexto histórico, la pesadilla de Diana comenzó el 4 de septiembre de 1888, cuando el inventor George Eastman patentó el primer rollo y la primer cámara Kodak para sustituir la placa de cristal. Este fue el paso principal para que cualquier persona fuera de los propósitos de la investigación o elaboración de los retratos especializados, pudiera adquirir una cámara para usarla a su antojo.

Avanzando hasta el siglo XX, a mediados de la década de 1980, era común que cualquier persona sin distinción de raza, clase social o edad tuviera una cámara fotográfica convencional o instantánea.

También en esa época, Diana comenzó a ser acechada con mayor frecuencia. La prensa empezó a interesarse en ella desde que fue declarada prometida del Príncipe Carlos, pero en cuanto inició su vida como madre el acoso empeoró.

Ya no sólo era perseguida por la llamada "prensa rosa" especializada, cualquier persona buscaba acercarse a ella con el fin de sacarle una foto.

La razón principal era que los periódicos británicos de la época, en específico The Sun y The Sunday Mirror , comenzaron a recurrir al amarillismo para generar más ventas. Revelaban sin tabúes fotografías íntimas acompañadas de escandalosos encabezados.

Diana era la sensación del momento, y por supuesto una foto de ella haciendo la más cotidiana de las actividades era pagada en miles de libras.

El Conde Charles Spencer cuenta sobre la vez que Diana llegó a su límite con los paparazzis:

«Un día llevaba a los niños a la escuela y los fotógrafos se centraron en Harry, que en aquel entonces tenía 4 años. El niño sacó la lengua a los fotógrafos, pero Diana notó que fueron ellos mismos quienes provocaron a Harry (....) ¿Qué niño de 4 años no saca la lengua cuando un adulto también lo hace? Los medios amarillistas aprovecharon esta foto de Harry y los titulares lo llamaron "malcriado" y "maleducado"».

En 1986, Polaroid ganó la patente de la cámara instantánea a Kodak, dándole la oportunidad de "monopolizar" el mercado y publicitarse con mayor libertad. El auge por este tipo de cámaras y por Diana no paró nunca.

Diana lidió con el acoso de los paparazzis y las cámaras instantáneas durante toda su vida. Constantemente los "fotógrafos" irrumpían su privacidad y no tenían tacto para tratar con sus hijos, incluso tomando en cuenta que en aquel entonces eran menores de edad.

La lucha de Diana contra la invasión de su privacidad abrió un parteaguas de ética periodística a mediados de los 90 y aún hoy es altamente debatido.

Es fácil empatizar con Diana e imaginarse lo difícil que resultaba ver una cámara de manera sorpresiva ¿Tú qué opinas? ¿Cómo hubieras actuado en su lugar?

Ya que estás aquí:

Reacciona
Comparte