null: nullpx
actrices latinas

Edith González le dejó una última carta a su hija Constanza y todo padre debería leerla

Publicado 14 Jun 2019 – 10:35 AM EDT | Actualizado 14 Jun 2019 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

A pesar de que Edith González ya no se encuentra entre nosotros, la inspiración que despertó en todos los que la conocían no desaparecerá. Su pasión por vivir motivó a quienes se enfrentaron a una enfermedad como la suya, pero también a quienes pasaban por momentos difíciles. Una de sus mayores enseñanzas fue referente a la maternidad y ver a los hijos crecer.

La actriz dedicó los últimos años de su vida a cultivar el amor propio y despertar ese cariño en uno mismo en los demás, en especial en los jóvenes. A través de sus redes sociales y conferencias, Edith nos invitaba a ser más compasivos con nosotros y no detenernos a pesar de las adversidades.

También le gustaba participar en proyectos a favor del bienestar en sus diversas facetas, como el cuidado del medio ambiente, por ejemplo.

O la defensa de los derechos de la comunidad LGBT+, así como el empoderamiento femenino.

Su hija, Constanza Creel González, cumplirá 15 años en agosto. En 2018, su mamá le dedicó un increíble mensaje en su cumpleaños, uno del que todos los padres podrían aprender algo bueno. Edith habló sobre la importancia de dejar que los niños formen su personalidad solos y lo maravilloso que es descubrir con el tiempo en qué clase de personas se convertirán:

«Un día anunciaste tu llegada, dominando mi cuerpo, transformándolo. Sin falsos sentimentalismos sentí tu crecimiento. Tu llegada fue fuerte, delicada, esperada, hermosa. Al surgir de mi vientre me hiciste entrañable, me hiciste madre. Y yo pude sostener en mis brazos a un ser que sin sospechar las profundidades de la maternidad, ingenuamente pensé podría moldear».
«Poco a poco me has enseñado que los padres no podemos más que aspirar a ser guías, en el mar inmenso que es la vida. Este mar que amas y del cual te ha tocado surfear grandes olas y de cada reto sales con gracia e inteligencia. No, amor; la vida no es fácil, mas es cabronamente hermosa».
«Tú tienes un corazón muy determinado, una inteligencia aguda y un espíritu generoso. Estoy tan llena de ti, tan orgullosa de ti, de verte valiente construyendo una identidad amorosa, alegre, fuerte y comprometida. Constanza, mi Constanza, mi niña, mi ternura, mi cielo, mi corazón, mi todo y sin embargo eres tuya tanto como cuando decides trepar una ola y hacerla tuya, dominar el horizonte, retar la energía del agua y realizar tus anhelos».
«Eres una niña hermosa, sólo puedo decir gracias por permitirme se tu madre, velar tu sueño y ver en ti el milagro de la vida. Cons, tomadas de la mano recorramos el mundo, al fin y al cabo somos polvo de estrellas. Feliz, feliz cumpleaños. Te amo, pequeñita».

Incluso, algunas de sus antiguas publicaciones le ayudarán a sus familiares y compañeros a aceptar su partida y seguir adelante, como ella seguro querría.

«Después de llorar a un amigo, tomar aire y vivir».

Te invitamos a leer:

Reacciona
Comparte