null: nullpx
Evergreen

10 inspiradoras formas en las que Lady Di rompió con el protocolo real

Publicado 3 Ene 2018 – 05:03 PM EST | Actualizado 31 Ago 2020 – 02:22 PM EDT
Reacciona
Comparte

Ya pasaron casi 23 años desde el trágico accidente de Lady Di. Millones alrededor del mundo lloraron su muerte.

La Princesa, que sólo tenía 36 años cuando murió, es recordada por el enorme legado que dejó en su familia y el mundo. Rompía con las reglas de la realeza, pero siempre con una razón positiva y que llevaría al bien de sus hijos. En 1995 dijo:

«No sigo las reglas, porque me dejo llevar por mi corazón, no por mi cabeza, eso me ha llevado a meterme en problemas en mi trabajo, entiendo eso. Pero uno tiene que salir, amar a las personas y mostrarlo».

Te mostramos algunas formas en las que Lady Di rompió el protocolo real.

#1 Escogió su anillo de compromiso de un catálogo

Aunque usualmente los anillos de compromiso de la realeza son hechos a la medida, Lady Di escogió el suyo de la joyería Garrard. Ahora la Duquesa de Cambridge es quien usa el anillo de 14 diamantes y alrededor de 12 quilates de zafiro y oro blanco.

#2 Escribió sus propios votos matrimoniales

A diferencia de las generaciones anteriores, Diana escogió abandonar la tradición real de decir que debería 'obedecer' al Príncipe Carlos. Tres décadas después Guillermo y Catalina siguieron sus pasos en su boda.

#3 La forma de cuidar a sus hijos

Lady Di fue madre por primera vez a los 20 años y desde el inicio fue una madre moderna y más íntima. Escogió sus nombres y los amamantó cuando eran pequeños. Por ejemplo la Reina Isabel II, hacía viajes y dejaba a su hijo Carlos con sus abuelos.

Incluso Diana dejó su trabajo como maestra y puso la maternidad antes de cualquier otro trabajo. Inevitablemente había momentos en que tenía que dejar a sus hijos con una niñera, pero trató de coordinar su horario para estar más tiempo con Harry y Guillermo.

#4 Mandó a sus hijos al escuela

El Príncipe Guillermo se convirtió en el primero de la realeza en ir a una escuela pública. En esta decisión se reflejó el trabajo que Diana hizo como maestra en escuelas.

#5 Expuso a sus hijos a un mundo diferente

No sólo en su educación fue que Lady Di quiso que sus hijos conocieran más del mundo. Los llevaba también a restaurantes como McDonald's, los subía al Metro, a los autobuses y los dejaba usar jeans y gorras. En Disney se formaban para los juegos como cualquier otro niño.

También los llevó a hospitales y albergues. En 2012, el Príncipe Guillermo dijo a la cadena ABC que esa fue una de las muchas lecciones que les dejó su madre, que apreciaran lo afortunados y privilegiados que son.

#6 Tomaba riesgos en la moda

Durante una aparición en 1985, en Melbourne, Australia, la Princesa uso uno de sus collares como tiara, algo que seguramente no hubiera hecho la Reina.

También entendía el poder de la moda. En 1994, cuando se transmitió un documental sobre la infidelidad del Príncipe Carlos, Diana asistió a un evento con un sexy vestido negro y se robó los titulares al siguiente día con su look.

#7 Habló honestamente con la prensa

En 1995, la Princesa dio su primera entrevista uno a uno con la BBC, que fue vista por más de 20 millones de personas. Habló de su matrimonio, de la segunda esposa del Príncipe Carlos (Camilla Parker-Bowles) y también negó que ella haya sido infiel.

#8 Tocó el tema de enfermedades mentales y desordenes alimenticios

En la misma entrevista, la Princesa también confirmó sus problemas de bulimia, que dijo fue resultado de estrés que sentía con mantener su matrimonio intacto.

«Es como una enfermedad secreta. Te la impones tu mismo por el bajo nivel de autoestima o no sientes que eres valioso, es un patrón repetitivo que puede llegar a ser muy destructivo», dijo.

Su honestidad es una de las razones por la que a sus hijos les apasiona hablar trabajar sobre su salud mental y ayudar a otros también.

#9 Disfruto de su vida de soltera

Tras divorciarse del Príncipe Carlos, la Princesa se rehusaba a desaparecer. Le gustaba salir con hombres y viajar con sus hijos.

#10 Se rehusaba a ser demasiado formal

Cuando Diana conocía a niños siempre se arrodillaba para verlos a los ojos, fue el primer miembro de la realeza en hacer esto. La familia real solía decir que todos debían de portarse diferente a ellos, pero ella defendió la idea de colocarse en el mismo nivel que un niño (a) o una persona enferma.

Tampoco tenía miedo a ser compasiva con los demás. Le tomaba a las manos a personas con VIH, algo que antes era muy mal visto, especialmente por miembros de la realeza.

«El VIH no hace a las personas peligrosas, puedes darles la mano o darles un abrazo. El cielo sabe que lo necesitan», dijo.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:EvergreenMéxicoRealezaViX