null: nullpx
Cine

El cine mexicano manda un mensaje a EEUU con la elección de la película 'Desierto' para los Oscar

Jonás Cuarón dirige un film sobre la frontera y el odio racial que se involucra de lleno en las elecciones estadounidenses del lado más antiTrump. La cinta llega a las salas de este país en octubre.
15 Sep 2016 – 3:24 PM EDT

Un grupo de migrantes que intenta cruzar la frontera para llegar a Estados Unidos a reunirse con su familia y su mayor obstáculo es el odio racial encarnado por un vigilante armado que busca acabar con sus vidas. Aunque bien podría ser real, se trata de 'Desierto', una de las 16 películas elegidas por la Academia mexicana de Arte y Ciencias cinematográficas para competir por una nominación a los Premios Oscar.

La gran apuesta de México por la categoría de Mejor Película Extranjera en la edición 89 de los Premios de la Academia es esta cinta del director Jonás Cuarón, que se estrena en el país en octubre y que toca un tema tan sensible como la inmigración de indocumentados a EEUU a través del cruce fronterizo, asunto que ha dominado la campaña electoral presidencial. Y no es casualidad.

"Me preocupa lo que suceda en Estados Unidos porque mi esposa y mis hijos son de allí, yo he vivido toda mi vida ahí. Me di cuenta que era importante tratar de hacer algo", dice Cuarón a Univision Noticias.

En un tráiler de la cinta -con una carga evidentemente política- se contrapone el discurso antiinmigrante del candidato republicano Donald Trump frente a las escenas de la película. Allí recuperan el fragmento en el que el magnate dice que México está mandando gente con problemas, drogas, crimen y violadores a EEUU. "Esto debe parar. Debe parar rápido", se leen las palabras de Trump mientras los migrantes son baleados en la mitad del desierto.

"Las palabras son tan peligrosas como las balas", es el mensaje con el que cierra esa escena.

"A veces siento que como son solo palabras y él habla tanto y los políticos nada más hablan, la gente no cae en cuenta de la violencia de lo que están diciendo. Como las imágenes de mi película son muy violentas y el cine en ese sentido es muy efectivo, se me ocurrió que sería impactante enseñarle al público la violencia en las palabras de Trump", explica sobre este video el director mexicano.

Sin embargo, 'Desierto' es un proyecto en el que Cuarón, hijo del conocido director Alfonso Cuarón, llevaba trabajando desde hace 10 años inspirado en una experiencia personal. Cuando viajaba por Arizona y empezaban a endurecerse las leyes antiinmigratorias se interesó por el tema del odio hacia el extranjero. Él cuenta que el actor que protagoniza la cinta, Gael García Bernal, hasta se burlaba de él por lo mucho que tardó.

"Justo a un mes de estrenar la película en Toronto el año pasado, mi mujer me enseña este video donde Donald Trump anuncia su candidatura diciendo unas cosas extremadamente racistas en contra de los mexicanos. Por desgracia me di cuenta que la película no solo seguía siendo relevante, sino que lo era aún más", relata Cuarón.


Cruzar el desierto en la vida real es un drama, pero 'Desierto' es un thriller de una persecución a muerte. Como si las inclementes condiciones de atravesar ese árido terreno ya no fueran suficientes, el protagonista (Gael García Bernal) tiene que luchar para salvar su vida junto a un grupo de migrantes mexicanos y centroamericanos, que huyen de un estadounidense (Jeffrey Dean Morgan) que les hace cacería a quienes entran al país de esa manera.

"Es una película de terror puro, es para los que les gusta ir al cine y sufrir la experiencia y tener que agarrarle la pierna al vecino. Atrapa al público y genera una emoción visceral", advierte su director.

La reacción del público

El filme ha tenido buena acogida entre el público mexicano, tras su estreno en mayo pasado. En octubre de 2015 triunfó en el Festival de Cine de Toronto, donde ganó el Premio de la Federación Internacional de Críticos de Cine. Su director recibió esta condecoración emocionado y la dedicó a los migrantes que retrata en su historia.

"A todos los migrantes que tienen que hacer ese viaje, no lo eligieron, por razones económicas, seguridad y ahora, desgraciadamente, también medioambientales. ¡Qué vivan los emigrantes!", declaró en esa ocasión Cuarón.


Pero su verdadera expectativa es cómo la recibirá el público estadounidense. 'Desierto' se estrena el 14 de octubre en los cines del país. "Yo ya venía muy emocionado con el estreno en Estados Unidos porque es a un mes de las elecciones, donde el tema está en boca de todos, y ahora con la bendición de la Academia de México me da mucho orgullo. El hecho de que se estrene a un mes de unas elecciones, que han estado plagadas de una retórica llena de odio contra el extranjero, si me interesa mucho el debate que pueda generar", señala el cineasta.

Y ese mismo interés tiene la Academia mexicana de Arte y Ciencias cinematográficas al elegir esta pieza para representar a su país en los Oscar. “Nosotros somos una academia de servicio, una asociación civil. Lo que hacemos es tratar de, junto con nuestro gremio, tener una voz presente en la sociedad. Es fundamental abrir espacios de reflexión y participación, poniendo en plataformas visibles películas que están hablando de nosotros y que nos ayudan a reflejar más nuestras crisis”, declaró a los medios locales la presidenta de la Academia, Dolores Heredia.

Debate racial en redes

El debate ya empezó. Desde que lanzaron el tráiler en internet para el público estadounidense en diciembre pasado, los usuarios se han envuelto en una amplia discusión de odio racial. Muchos de los comentarios son negativos y se toman en serio esta historia de ficción. Algunos llegan a aplaudir el papel del vigilante racista: "eso les pasa por cruzar acá indocumentados", "ojalá el villano los mate a todos", "hay que hacer que pasen por nuestras balas".


Cuarón confiesa que estos mensajes le generan tristeza porque demuestran que el discurso que usan políticos como Trump no solo pertenece a la clase política, sino que se ha permeado al resto de la sociedad. El director resalta que esta problemática no es exclusiva de EEUU y que es precisamente lo que quiere hacer con su película: que el público reflexione acerca de lo insensato que puede ser el odio hacia el extranjero.

En esta ocasión la frontera mexicana-estadounidense le dio la oportunidad de transmitir su mensaje. Allí aprendió varias lecciones y entendió lo que significaría un muro como el que Donald Trump quiere construir. "Algo que descubrí con ‘Desierto’ es lo arbitrario y lo estúpidas que son las fronteras. El hecho de construir un muro se me hace bastante insensato, teniendo en cuenta que el desierto mismo ya es el muro", concluye.

Más contenido de tu interés