null: nullpx
Channing Tatum

¡Un golpe de suerte! 10 estrellas de Hollywood que fueron descubiertas por ACCIDENTE

Publicado 19 Jul 2018 – 05:13 PM EDT | Actualizado 19 Jul 2018 – 05:15 PM EDT
Reacciona
Comparte

Hollywood está llena de «aspirantes a»: algunos se esfuerzan hasta que llega el golpe de suerte que hace que su talento se dé a conocer. Otros pasan toda una vida de casting en casting sin lograr nada. Pero hay otros a quienes la fama les llega de imprevisto.

¿Un Óscar? Jamás soñaron con él. ¿Su estampa en la pantalla grande? Jamás lo pensaron. Pero las estrellas se alinearon para darles el toque de suerte necesario y ahora son laureados actores. Y entonces... ¿cuándo me descubrirán a mí?

Jennifer Lawrence

Lawrence es una de las actrices del momento. Con menos de 30 años ya tiene cuatro nominaciones al Oscar, además de estar al frente de franquicias como The Hunger Games y X-Men. Eso por no mencionar su personalidad divertida, diferente e incluso controversial.

Cuesta creer que su intención no era ser actriz. Cuando tenía 14 años, la chica estaba de paso en Manhattan cuando un hombre se acercó a ella y le ofreció ser modelo. Aquello pudo ser el inicio de una historia de terror, pero se trataba de alguien realmente conectado al mundo de la moda. Lawrence no modeló demasiado. Pronto supo que aquello no era lo suyo y decidió aprovechar la plataforma para probarse en otra área: la actuación.

Charlize Theron

Otra ganadora del Óscar quien llegó a la actuación «por accidente». Cuando tenía 19 años, esta jovencita estaba en un banco intentando cobrar un cheque para pagar la renta. Cuando el cajero se negó a pagarlo, la muchacha arremetió contra él en un ataque de locura que fue presenciado por un agente. Al terminar el problema, se acercó a ella y le dio su tarjeta.

¿Lo más interesante? Theron recién se había mudado a Los Ángeles y ser famosa no estaba en sus planes.

John Wayne

Resulta imposible pensar en el western sin relacionarlo con John Wayne, su máxima leyenda. Lo interesante es que Marion Robert Morrison (nombre real del actor) no pensaba en una vida de «corte y acción», sino que aspiraba a hacerse un nombre en el fútbol americano.

Lamentablemente, sufrió una lesión y, buscando cómo sobrevivir, consiguió un empleo levantando cajas y transportando cosas pesadas en la Fox Film Corporation. Allí llamó la atención del director John Ford, quien le dio su primer papel como extra en Mother Machine. El resto es historia.

Channing Tatum

Aunque todo indicaba que Tatum sería una estrella del fútbol, el actor declinó una beca universitaria para dedicarse a disfrutar de la vida en Miami. El «chiste» podría haberle salido caro, a no ser porque allí fue descubierto por un agente de modelaje que le dio sus primeros trabajos. Tras grandes campañas, Tatum pronto logró colarse en la pantalla grande.

Mel Gibson

Gibson acudió a la audición de Mad Max, pero solo para darle el aventón a un amigo actor. Allí llamó la atención del director de casting, pues Mel tenía el rostro destrozado, producto de una pelea la noche anterior. A Gibson se le pidió que leyera para el papel del villano, y tres semanas después, cuando recibió una segunda audición, regresó ya curado y con un rostro de estrella de cine. Nadie dudó en darle el protagónico.

Natalie Portman

Con tan solo 10 años, Portman comía una pizza en un restaurant cuando un agente de modelaje se le acercó para ofrecerle un puesto en una campaña de Revlon. Lo más increíble es que la niña declinó la oferta, pero sí que manifestó su sueño: ser actriz. Así logró sus primeras audiciones.

Johnny Depp

Depp quería convertirse en músico, pero aquello no pagaba las cuentas. Fue entonces que su amigo Nicolas Cage le sugirió que tomara trabajos de actor para seguir con su pasión. Poco después, el actor acompañó a un amigo a una audición sin saber que sería él quien llamaría la atención de todos. Así se convirtió en Glenn, el novio de Nancy en A Nightmare on Elm Street.

Will Smith

Smith tenía una carrera que apenas iniciaba en la música, pero se había gastado todo su dinero. En la quiebra y pensando que había arruinado todo, se topó con Benny Medina, vicepresidente de Warner Brothers, en un estacionamiento. Smith le pidió una dirección y Medina, quien lo reconoció de inmediato, le dijo que era perfecto para un show nuevo que estaba produciendo: The Fresh Prince of Bel-Air.

Evangeline Lilly

Lilly tomaba cuanto trabajo pudiera para pagar las cuentas, esto hasta que se encontró con un agente de modelaje quien le ofreció un empleo en la agencia Ford. No pasó mucho tiempo para que empezara a actuar.

Harrison Ford

Ford sí que había intentado establecerse como actor, pero Hollywood le cerraba las puertas. Con cuentas por pagar, tomó un empleo como carpintero. Allí fue contratado por George Lucas para hacer unos gabinetes para su casa. Tras varios encuentros, el director le ofreció un papel en su nueva película: American Graffiti.

¿Qué te parecieron estas historias? ¿También esperas que te caiga tu golpe de suerte?

¿Te gustó? Ahora viene el postre...

Reacciona
Comparte