null: nullpx
Cine

Los profesores de Hogwarts no eran tan perfectos: los errores más graves que cometieron

Publicado 14 Ago 2020 – 05:09 PM EDT | Actualizado 14 Ago 2020 – 05:09 PM EDT
Reacciona
Comparte

El colegio Hogwarts de Magia y Hechicería tiene la reputación de ser la mejor escuela para magos del mundo.

Grandes brujas y hechiceros estudiaron entre los muros del castillo de Hogwarts, como Newt Scamander, Batilda Bagshot y el propio Tom Riddle, que años después sería conocido como Lord Voldemort.

Debido a la fama del colegio, es un gran honor tener el puesto de profesor de Hogwarts, ya que se supone que solo los mejores magos y brujas de cada asignatura pueden ser considerados para el empleo.

Pero, si bien la mayoría son muy buenos en sus asignaturas, siguen siendo humanos y como tal cometen errores que a veces complican las cosas para sus alumnos, en especial para uno de ellos: Harry Potter.

A continuación, te presentamos los 10 errores más graves que los profesores de Hogwarts cometieron.

#10 Dumbledore nunca sospechó de Ojoloco

Dumbledore es uno de los magos más poderosos de todos los tiempos, sus múltiples premios y reconocimientos lo avalan como un genio. Pero aun así, uno de sus errores casi le cuesta la vida a Harry.

En El Cáliz de Fuego, un mortífago estuvo infiltrado en el colegio durante casi un año. Permaneció disfrazado como uno de los mejores amigos de Dumbledore: Alastor Moody. Se hizo pasar por el ex auror e impartió clases de Defensa contra las Artes Oscuras.

Dumbledore, con todo su poder y experiencia, jamás se dio cuenta de que Moody era Barty Crouch Jr. bajo el efecto de la poción multijugos.

Su error contribuyó al regreso del Senor Tenebroso, ya que Crouch pudo conspirar para llevar a Harry ante la presencia de su amo.

#9 Lockhart y los duendecillos de Cornualles

Se podría hacer una lista completa de todos los errores que tuvo Lockhart durante su breve paso por Hogwarts, pero el más gracioso y el que probó su ineptitud para la magia lo cometió durante su primera clase.

Como profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras, llevó decenas de duendecillos de Cornualles a su clase con los alumnos de segundo año.

Con la intención de presumir frente a los jóvenes magos, los liberó. Para cualquier profesor eso no hubiera sido un problema, pero para Lockhart lo fue, ya que no pudo regresarlos a su jaula y tuvo que huir del aula.

#8 Hagrid y su gusto por las criaturas peligrosas

Hagrid es uno de los profesores más queridos por casi todos los alumnos, es amable, justo y leal, pero tiene un gran problema: Su afición a las criaturas peligrosas, entre más colmillos y veneno mejor.

Como profesor de Cuidado de Criaturas Mágicas cualquiera hubiera pensado que se enfocaría en los escarbatos, unicornios o incluso en demiguises, criaturas que cualquier mago quisiera cuidar.

En su lugar llevó a sus clases hipogrifos, thestrals y escorbutos de cola explosiva, criaturas consideradas muy peligrosas o incluso ilegales.

Para Hagrid, quien considera tiernos a los dragones y a las acromantulas, no eran nada de qué alarmarse, eso podría ser cierto… si eres un semigigante con el tamaño y la fuerza de varios hombres adultos.

#7 Madame Hooch y su negligencia

En el primer año, todos los alumnos de Hogwarts reciben clases de vuelo en escoba, y a partir de esas lecciones a veces los alumnos más prometedores son visoreados para integrar en el futuro el equipo de Quidditch de su casa.

En la clase de Harry Potter, tan pronto Neville monta su escoba pierde el control y se impacta contra es castillo, cae, se atora en una estatua y se rompe la muñeca.

Hooch no parecía tener el menor control de la situación, no pudo hacer nada por el pobre Neville que bien pudo sufrir algo peor que una simple fractura.

Cuando tiene que llevar a Neville a la enfermería, deja a un grupo de niños, ansiosos por volar quizás por primera vez, completamente solos con sus escobas, lo que pudo provocar otra desgracia.

#6 Remus olvidó su poción

Remus Lupin quizás fue el mejor profesor de Defensa contra las Artes Oscuras que Harry y sus compañero tuvieron durante toda su educación mágica, pero eso no lo exime de sus errores.

La noche en la que Harry, Ron y Hermione se encuentran con Sirius Black, Lupin los descubre en el Mapa del Merodeador junto a Peter Pettigrew y decide ir a cuidarlos.

Sería un gran acto de responsabilidad de no haber sido por un error garrafal, olvido tomar la poción matalobos.

Al ser un hombre lobo, en cada luna llena pierde el control y puede matar a quien sea sin quererlo, por lo que la poción matalobos es la única forma de mantener la cordura.

Por la negligencia de Lupin no solo escapa Peter Pettigrew y Sirius tiene que volver a escapar de la justicia, sino que también casi asesina a Harry y sus amigos.

#5 Snape y la profecía

Antes de ser profesor en Hogwarts, Snape era un fiel seguidor de Lord Voldemort, quien lo tenía como uno de sus mortífagos más poderosos.

Al espiar a Dumbledore, Snape escuchó la profecía que Trelawney le decía al director, por lo que de inmediato fue a buscar a su amo para contarle lo que había descubierto.

Su error fue no esperarse a escuchar toda la profecía, ya que Voldemort interpretó que se refería al chico de los Potter cuando también podía referirse a Neville Longbottom. Desafortunadamente para Snape, su equivocación le costó la vida a la mujer que amaba.

#4 Slughorn y los horrocruxes

Slughorn es uno de los mejores profesores de pociones que ha tenido Hogwarts, el propio Dumbledore reconoce su genio, pero tiene varios errores, y uno de ellos es su ambición. Nunca quiso poder ni fama, pero le gustaba rodearse de alumnos cuyo potencial era para el estrellato.

Eso lo llevó a acercarse a Tom Riddle cuando era un estudiante, ya que veía que en el futuro podría convertirse en un mago famoso, incluso en el Ministro de Magia.

En una ocasión, cometió el error de darle a Tom más información de los horrocruxes de la que necesitaba para fines académicos, lo que escencial en el ascenso al poder de Voldemort.

Si bien Slughorn nunca tuvo malas intenciones, supo del daño que había hecho y siempre se avergonzó de divulgar esa información.

#3 Umbridge

Dolores Umbridge fue un completo error para Hogwarts, pero ella misma hizo algo de lo que seguramente se arrepintió toda su vida (además de torturas a los alumnos en nombre del Ministerio).

Cuando Umbridge descubre que Harry, Ron y Hermione entraron a su oficina, los interroga y amenaza con aplicarles la maldición cruciatus.

Hermione rápidamente engaña a la profesora y la guía al Bosque Prohibido para mostrarle el arma secreta de Dumbledore.

En el bosque se encuentra con un grupo de centauros, a quienes no les gusta que los humanos entren a su territorio. Umbridge tuvo la mala idea de insultarlos de una manera un tanto engreída, por lo que se la llevaron lejos del castillo.

#2 Ojoloco y las maldiciones imperdonables

Es cierto, el verdadero Alastor Moody nunca fue profesor de Hogwarts, por no que no sabemos si había sido o no un buen maestro, pero Barty Crouch Jr. no lo era.

En contra de todas las regulaciones ministeriales, enseñó a los estudiantes de cuarto año las maldiciones imperdonables, que son ilegales. Los alumnos terminaron con traumas.

#1 Quirrell y Voldemort

Por alguna razón desconocida, Quirrell buscó a Voldemort, a quien los rumores lo ubicaban en un bosque de Albania.

Quirrell arrogantemente pensó que podía acabar con un debilitado Voldemort, pero en realidad no fue rival para el mago tenebroso, quien tomó control de su cuerpo y lo usó para entrar a Hogwarts e intentar robar la Piedra Filosofal.

¿Qué otros errores cometieron los profesores de Hogwarts en los libros y en las películas de Harry Potter? Da tu respuesta en los comentarios.

Échale un ojo a esto:

Reacciona
Comparte