null: nullpx
Derechos humanos

Las 3 lecciones que 'Another Round' dejó para todos los hombres: más allá del filme

Publicado 26 Abr 2021 – 09:33 AM EDT | Actualizado 26 Abr 2021 – 09:33 AM EDT
Reacciona
Comparte

Más allá del conmovedor discurso que Thomas Vinterberg dedicó a su fallecida hija tras la victoria de Druk ( Another Round) en los Premios Oscar 2021, vale la pena repasar algunos componentes de esta historia.

La trama que sigue a cuatro profesores de bachillerato, explora una premisa aparentemente simple con duras lecciones de por medio: ¿qué pasaría si todo el tiempo estuviéramos borrachos?

Bajo la "guía" de figuras como Winston Churchill, Ernest Hemingway, Boris Yeltzin y Ulysses S. Grant; los profesores ponen a prueba la idea del "alcoholismo funcional"... no sin antes reflexionar respecto a TODO lo que puede salir mal.

En el camino, hay al menos tres lecciones que aluden a la masculinidad sana o positiva. Aún en deplorables condiciones por ingesta de alcohol continua, es posible razonar mejor y reconsiderar la masculinidad tóxica como la única salida:

Aprender a conocer tus límites

La educación tradicional alienta la agresividad y la fuerza física en los hombres, siempre como primeros y últimos recursos para solucionar altercados.

En realidad, la mayoría de las veces, los conflictos se solucionarían si no tuviésemos que "demostrar algo" continuamente. Antes y después de actuar, es mejor tener en cuenta hasta dónde llegarán nuestras acciones.

Lo anterior se relaciona además con el proceso de aceptar las fallas: «tienes que aceptarte a ti mismo como falible para amar a los demás y a la vida».

A veces sólo queda... bailar

La expresión corporal es esencial para canalizar las emociones. No hay que esperar a estar borracho para usar el baile como medio de expresión o terapia, los hombres también lo requieren para permitirse un momento recreativo.

Escuchar debe ser un recurso universal

Entre hombres, se tiende a popularizar no hablar de los problemas entre colegas, y en especial, nunca llorar.

Eso no sólo es ridículo sino frustrante: la apertura emocional recíproca puede evitar numerosos problemas de salud mental que, tradicionalmente, se asocian a los hombres... hay un ciclo que varios se niegan a romper.

¿Ya viste Another Round?, ¿te dejó algún mensaje su historia y las palabras de su director en los Premios Oscar? Dinos en los comentarios.

Ve también:

Reacciona
Comparte