null: nullpx
peliculas de horror

La verdadera historia detrás de The Texas Chainsaw Massacre

Publicado 19 Oct 2016 – 06:15 PM EDT | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

Ed Gein es uno de los criminales más sonados del siglo XX debido a que su historia es simplemente escalofriante y parece sacada de un relato de ficción.

Los acontecimientos alrededor de Gein sirvieron de inspiración para films como Psycho y The Texas Chainsaw Massacre, música e inclusive videojuegos. Los ejemplos son numerosos y vienen en diferentes formatos.

Sin embargo, cabe plantearse la siguiente interrogante: ¿Cuál es la relación entre la historia de Ed Gein y The Texas Chainsaw Massacre?

Las bases del argumento

La premisa del film es un viaje entre amigos a largo y ancho de un estado árido y hostil. Hay risas y diversión, pero estos amigos se topan con un extraño pasajero que les hace sentir incómodos. A medida que la historia se desarrolla, la trama arroja a una única sobreviviente que debe lidiar con una familia de trastornados que parecen capturar personas inocentes y hacer de los suyas. Para colmo, entre ellos está Leatherface quien tiene una sed de sangre implacable.

Indudablemente, la película se convirtió en un icono del cine de terror pero también intriga cuál ha sido la inspiración.

Hay un par de fuentes para analizar. La primera es sobre Ed Gein, a quien se le atribuyen dos muertes y una serie de desapariciones entre 1954 y 1957. Lo escalofriante viene con lo que la policía descubrió en el interior de su casa.

Gein había sido sospechoso de la desaparición de Bernice Worden y las pistas dieron hasta Gein. Las autoridades al ingresar a su casa encontraron el cuerpo decapitado y sin vísceras, además de centenares de objetos macabros como ceniceros hechos de cráneos humanos, cinturón de pezones y hasta un chaleco con pechos de mujeres. Aparentemente, esto proyectaba el deseo de Gein de ser mujer.

Aquí podríamos encontrar una similitud con el film debido que la morada de Leatherface también habían objetos fabricados con restos humanos y, por supuesto, la máscara de piel tan representativa de este villano.

No obstante hay una discrepancia, contrario de lo que se piensa, Gein no era un asesino en serie como sí lo es Leatherface y su familia, más bien era un ladrón de cuerpos. ¿Otro agregado para el personaje? La motosierra que está incluida en los elementos de ficción de la película.

Inspiración perturbadora

Si bien Ed Gein es una de las fuentes principales para la construcción de un personaje tan icónico como Leatherface, también se suma otro nombre que también fue referencia para ello, según el director  Tobe Hooper.

En el 2004, Hooper reveló que se valió de un caso mucho más oscuro y perturbador, el de Elmer Wayne Henley.

Henley estuvo involucrado en la tortura y asesinato de 28 adolescentes, como cómplice del asesino, Dean Corll, quien planificó los hechos atroces cometidos contra los jóvenes.

Abducido, Henley convenció y atrajo a jóvenes hacia Corll para que hiciera todo lo que su mente retorcida pudiera imaginarse. Posteriormente, Henley asesinaría a su mentor y confesaría las muertes respondiendo a un instinto moral superior a él.

Por lo tanto, Hooper tomaría esta característica de Henly y trató de reflejarla en Leatherface y a los personajes del film.

Más allá de los hechos verídicos de los dos asesinos que permanecen como figuras oscuras dentro de la historia criminal, también destacan otros hechos que influyeron en la realización de la trama como el caso  Watergate y La Guerra de Vietnam.

La película sirvió como alegoría del sentimiento de decepción por los acontecimientos políticos que fueron determinantes en la producción cinematográfica de Hooper y otros realizadores durante los 70.

¿Otro elemento sorpresa? La obra no está basada en hechos reales y, aunque ha sido confirmado por varios miembros del elenco, aún permanece el aura mística alrededor de ella. Es debido, en gran parte, por el tratamiento y cuidado de elementos que permitieron reforzar el realismo que quería imprimir Hooper al film. 

Reacciona
Comparte