null: nullpx
Ciencia Ficción

El extremo rodaje de 'Waterworld' fue digno de su propia película, para unos fue una pesadilla

Publicado 17 Jul 2020 – 12:46 PM EDT | Actualizado 17 Jul 2020 – 12:46 PM EDT
Reacciona
Comparte

A finales de julio de 1995, Kevin Costner nos cautivó con la épica aventura en el mundo distópico de Waterworld. La pesadilla de ver cómo sería el planeta una vez que los casquetes polares se derritan y el aumento del nivel del mar sumerja la tierra firme sin duda impactó a la audiencia.

Las escenas de destrucción, explosiones y demás secuencias donde el el agua y el metal colisionan una y otra vez no sólo fueron responsables de sorprender al público sino también de convertirse en un verdadero infierno para la producción.

La larga y costosa aventura de producir Waterworld

Waterworld parecía ser la apuesta perfecta para crear un blockbuster de verano donde el azul de mar fuera el panorama perfecto que contrastara con el naranja del fuego de épicas explosiones y secuencias de acción.

Kevin Costner, uno de los actores más exitosos y reconocidos del momento, seguro del éxito que aparentemente iba a tener este filme, no sólo apostó por protagonizarlo, sino también por producirlo.

No obstante, ni él, ni el extenso crew de producción tenía idea de la desesperante aventura que iba a ser esta película, la cual se esperaba grabar en cuatro meses que finalmente se alargaron a una "pesadilla" de ocho meses en el mar.

Este extenso tiempo de rodaje en el océano no sólo estuvo lleno de desacuerdos, accidentes y renuncias, sino también fue en parte responsable que el presupuesto aprobado de 60 millones de dólares creciera a un total de 175 millones, a los cuales se le debe sumar los millones invertidos en publicidad, con lo que el coste total ascendió a 235 millones de dólares.

De acuerdo con LA Times, las demoras y los sobrecostos estaban totalmente relacionados con la tiránica tarea de grabar en el agua.

Era una misión casi imposible coordinar alrededor de 30 botes y una tripulación que constantemente tenía que ser trasladada desde el puerto hasta un poco más de 400 metros mar adentro donde se grababa.

Crear el set flotante también requirió de un enorme esfuerzo que incluyó 300 trabajadores que tardaron 3 meses en construir el escenario principal: un atolón artificial de mil toneladas construido con madera, papel maché y acero.

Además, no sólo era cuestión de construir las diferentes islas metálicas que vemos sino también cuidarlas. En una ocasión, una de estas islas se hundió un poco más de 50 metros, lo cual ocasionó un costoso trabajo de rescate.

Otro factor es que el mar siempre cambia, desde una serie de olas o viento que podía cambiar el posicionamiento de las cámaras y objetos en el encuadre hasta la visita imprevista de ballenas jorobadas. Esto ocasionó que se grabaran muchas más escenas de las normales.

Por ejemplo, una escena de acción de 10 minutos, programada para un rodaje de una semana, terminó tomando casi un mes entero.

El riesgo de Waterworld

Además de lo costoso y los grandes obstáculos de grabar en el mar, Waterworld también estuvo plagado de situaciones donde la salud y bienestar del cast y crew se vio comprometida.

La mayoría sufrió mareos mientras filmaban escenas en botes, barcazas e islas artificiales, además de quemaduras en el cuerpo por las medusas del mar. Los resfriados y las fiebres también fueron una constante.

Con respecto a situaciones más graves, en una ocasión Costner estaba atado a una altura de 12 metros en el mástil de un velero cuando fue azotado por fuertes vientos y su cuerpo constantemente fue golpeado contra el mástil. Tuvo que esperar aproximadamente 30 minutos para que pudieron bajarlo.

Jeanne Tripplehorn (Helen) y Tina Majorino (Enola) también sufrieron una accidente grave cuando el bauprés, uno de los mástiles horizontales del trimarán donde estaban, se rompió y las arrojó al mar. Alrededor de una docena de buzos tuvo que ir a su rescate.

Hartazgo y renuncias en el "paraíso"

Hawaii puede ser el destino perfecto para unas paradisiacas vacaciones. No obstante, para el rodaje de una película donde la mayoría de las escenas son el mar puede ser todo lo contrario a lo que pensamos como "paraíso".

Este hartazgo se tradujo en que alrededor de 500 personas de la producción fueran despedidas o abandonaron la película.

Entre ellas destaca el asistente de dirección Alan Curtiss, quien supuestamente renunció por diferencias creativas y la renuncia en la última etapa de producción del mismo director Kevin Reynolds, quien se hartó de la constante discusión con Costner y el estudio por tratar de plantear sus visiones en la película.

Además, de acuerdo con People, el director del departamento de diseño de producción, Dennis Gassner, consideró un verdadero infierno este rodaje. Una pesadilla que incluyó desde el mal tiempo hasta el hecho de bombear las aguas residuales de los baños flotantes.

Dinero no tan bien invertido

Siendo la producción más cara del momento se hubiera esperado que Waterworld invirtiera en un sistema metereológico para evitar ser sorprendidos por las inclemencias del clima.

Lamentablemente, no fue así y el rodaje se vio comprometido por la presencia de dos huracanes. Si bie, no fueron mortales, sí lograron destruir y afectar millonarios sets que tuvieron que volverse a hacer y remodelarse.

Un guión interminable

Waterworld está basada en el guión de 1986 de Peter Rader. No obstante, al final, terminó siendo un filme que tuvo un guión sumamente modificado, se estima que existieron más de 36 versiones, en donde incluso Joss Whedon, el director de Avengers, tuvo que ver.

Después de la extenuante travesía para producir Waterworld, por lo menos se esperaba que realmente fuera el éxito taquillero que se había pensado. No obstante, la película fue fuertemente criticada y no logró conquistar a la taquilla.

Pudo recaudar un poco más 264 millones de dólares a nivel mundial. No obstante, en realidad, para que una película sea considerada exitosa por lo menos debe duplicar el presupuesto en las ganancias recaudadas.

Sin embargo, a pesar de todo ello, actualmente la película es realmente conocida –independientemente de su fracaso– e incluso cuenta con un show en los parques de diversiones de Universal Studios.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte