null: nullpx
Curiosidades

El creador de Los Soprano revela la incógnita del final de la serie

Publicado 27 Ago 2014 – 03:00 PM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Uno de los finales más discutidos, comentados y recordados de la televisión es el de Los Soprano, cuya enorme repercusión se debió no sólo a la magnitud que había alcanzado la serie a lo largo de sus 6 temporadas, sino también a la propia particularidad y carácter sugestivo del final en sí mismo.

Es uno de los más acabados ejemplos de finales abiertos y la interrogante que por muchos años todos los fanáticos han intentado responder es la siguiente: ¿Muere Tony Soprano en el final de la serie?

No. Tony Soprano no murió.

Esta fue la respuesta que dio recientemente el creador de la serie, David Chase, cuando se le preguntó por enésima vez si el legendario personaje interpretado por James Gandolfini moría en el final.

Pantalla en negro

Ese repentino y ambiguo final de Los Soprano es a mi entender perfecto, pero no todos están de acuerdo con esto. El problema es que plantea una pregunta pero nos deja sin respuesta. Y a muchos no les gusta no tener respuestas.

Existen muchas y elaboradísimas teorías interpretativas sobre lo que sucede, y ese es sólo uno de los aspectos por lo que el final es perfecto: permite una especulación acerca de la respuesta nunca contestada que hace vivir a la serie mucho más allá de su final.

Sin embargo, a diferencia de otras series con finales más o menos abiertos (por decir uno evidente: Lost), las interrogantes no se pierden en un mar de misterios y enigmas nunca contestados ni en la complejidad de muchas posibles interpretaciones. Todo esto fue lo que le terminó de dar muy mala reputación al final de Lost.

En Los Soprano, en cambio, la pregunta que deja en el aire es sencilla y admite una única respuesta posible: sí o no. 

¿Sí o no? Tal vez

Al finalizar justo en el momento previo a que esta interrogante sea despejada, la serie desplaza la responsabilidad de resolver la situación y la ubica en el espectador.

Uno es responsable de decidir si Tony Soprano murió o no, y uno sabe, al igual que lo sabía David Chase, que la respuesta más fácil y la que todos deseamos es que sea negativa, nadie quiere que Tony Soprano sea asesinado mientras cena tranquilamente en un restaurante con su familia (bueno, algunos sí querían que pagara por sus crímenes), pero también sabemos que el mundo no funciona de esa manera y que la posibilidad de que lo hayan asesinado es igual de probable. 

Lamentablemente, desde el final de la serie mucha gente ha querido tener una respuesta definitiva a esta interrogante, por lo que David Chase finalmente la ha respondido, eliminando toda ambigüedad y otorgando una nada deseable sensación de satisfacción y reafirmación ante el final. Qué alivio, Tony no murió.

De todas maneras, la breve y simple afirmación de David Chase (simplemente dijo “no, no murió”), podría ser en respuesta a aquellos fanáticos que trataron de demostrar vehementemente que sí había muerto.

Por alguna curiosa razón, la mayoría de las teorías sobre el final de Los Soprano intentaron demostrar esto y no que Tony haya sobrevivido (nadie defendió demasiado esta posibilidad), y para demostrarlo se basaron en supuestas pistas y detalles que –según la teoría– habrían sido cuidadosamente puestos allí por David Chase para dar a entender la muerte de Tony.

La respuesta de David Chase de ahora, entonces, se puede interpretar algo así como “basta de buscar detalles y cosas ocultas para probar una supuesta intención de mi parte, acepten la ambigüedad”. O al menos eso creo yo.

¿Qué creen ustedes? ¿Qué les pareció el final de Los Soprano?

Reacciona
Comparte