null: nullpx
Curiosidades

A George Romero no le gusta The Walking Dead: por su culpa ya no puede hacer películas

Publicado 1 Nov 2016 – 11:41 AM EDT | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

George A. Romero inventó el apocalipsis zombie tal como hoy lo conocemos con su película Night of the Living Dead (1968), una de las más influyentes del cine de terror y un clásico de culto que dio origen a este subgénero que hoy en día atraviesa por su pico de éxito y popularidad gracias, sobre todo, a The Walking Dead, una de las series más vistas en todo el mundo.

Pero como siempre sucede con los productos que originan miles de homenajes, inspiraciones o imitaciones y dan inicio a un nuevo fenómeno, un salto al mainstream, algo se pierde en el camino.

En el caso de las películas de Romero y la evolución de los zombies, lo que se perdió parece haber sido la intención de decir algo más, además de la fascinación por la destrucción, el caos y la violencia. Algo más sustancioso. NIght of the Living Dead y varias de las secuelas que el propio Romero siguió haciendo hasta 2009 (la última fue Survival of the Dead) son célebres por sus críticas sociales y políticas — «subversiva» la llamaron a la original muchos críticos—, en las que el apocalipsis zombie funciona como metáfora, potenciando diferentes interpretaciones, contenidas en las intenciones del director o no (muchos vieron un alegato anti-racismo en Night of the Living Dead, pero Romero ha dicho que no era su intención).

A todo esto se ha referido ahora George Romero en una imperdible entrevista, que demuestra que el legendario director de 76 años todavía sigue manteniendo su espíritu original y algunas ideas y prioridades bastante claras.

¿Qué piensas de Night of the Living Dead 48 años después?

Mira, cuando hicimos la película, yo creía que estábamos hablando de la falta de comunicación de las personas, del poco interés por escuchar al otro: personas que, incluso ante situaciones imposibles o improbables, preferían discutir por asuntos insignificantes en lugar de enfrentar el problema. Eso era todo lo que me preocupaba. De repente, accidentalmente se convierte en una película sobre el racismo por el personaje de Duane Jones. No hay nada en el diálogo o en ninguna parte que sugiera que se trata de eso, pero supongo que eso fue lo que la hizo importante.

¿Cómo ha cambiado el clima para hacer estas películas en la actualidad?

No creo que puedas hacer Night of the Living Dead hoy. Ciertamente no podrías proponerla, nadie la aceptaría. Tiene que ser más sutil, menos directa. Yo pensaba que Dawn of the Dead [1978] era un tortazo en el rostro de los consumidores, pero la gente insistía con que era un mensaje subliminal anti consumismo. Yo creo que era bastante claro y directo el mensaje. La única forma en que podrías hacer una película así hoy es si escondes el mensaje. Salvo que el mensaje sea aceptable. No puedes proponer una idea como ésta tal como yo lo hice. Nadie te financiaría.

¿Has tenido problemas para financiar más películas de zombies?

Totalmente. Hice Land of the Dead [2005] que fue la película más grande y costosa de mi carrera. Considero que no necesitaba gastar tanto dinero. Casi todo el presupuesto fue para los actores de todas maneras, que fueron grandiosos, pero no creo que se tenía que gastar todo ese dinero. ¡El habano que fumaba Dennis Hopper costaba más que toda la producción de Night of the Living Dead! Ahora, por culpa de World War Z y The Walking Dead, ya no puedo proponer una modesta película de zombies que intenta ser sociopolítica. Antes yo solía convencer a los estudios hablando de la acción en la película, e intentaba esconder el mensaje en eso. Ahora ya no se puede hacer esto. En el momento en el que mencionas la palabra zombie, ya surge “Hey, Brad Pitt gastó $400 millones en esto”.

¿Así que tenías una secuela planeada para Survival of the Dead?

Tenía una secuela sí. Estaba preparado para filmarla. En 2007, Diary of the Dead de repente hizo bastante dinero. Eso me obnubiló. Uno de los productores me dijo “hagamos otra rápido”. No sabía de qué más podía hablar. Diary of the Dead era sobre cómo las redes sociales nos vuelven locos hoy en día. No tenía nada más de qué hablar. Así que decidí volver a la premisa de la original, acerca de la gente que no se comunica y no es capaz de entender el punto de vista del otro. Y pensé hacer una película tipo western y otra como un policial negro. Hice el western [Survival of the Dead] y no le gustó a nadie, así que el otro proyecto se canceló. De repente, llegó The Walking Dead. Y ahí ya no podías hacer una película de zombies que tuviera algo de sustancia. Tenían que ser zombies sembrando el caos. No es eso lo que me interesa.

¿Qué tanto te interesas en los nuevos estrenos y las nuevas producciones?

Nada. Soy más del tipo Turner Classic Movies [TCM]. Eso es todo. Prefiero simplemente sentarme a ver un viejo clásico que cualquier cosa nueva. Voto en la Academia, así que me mandan todos estos screeners. Siempre termino decepcionado por el material y especialmente por los que ganan. Me doy cuenta que nunca voto al ganador [risas].
Reacciona
Comparte