null: nullpx
Curiosidades

5 datos curiosos y un poco aterradores sobre The Conjuring y su filmación

Publicado 7 Ene 2016 – 04:30 PM EST | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

The Conjuring, estrenada en 2013 con Patrick Wilson y Vera Farmiga como protagonistas, se convirtió en uno de los grandes éxitos comerciales del cine de terror de los últimos tiempos.

Con un presupuesto bastante acotado y con una historia de fantasmas que tenía tanto de convencional y poco original como de efectiva (gracias a la dirección y ejecución de James Wan), recaudó más de $300 millones de dólares en todo el mundo, asegurándose así la existencia de un spin-off y una secuela.

Ayudó para eso la casi engañosa etiqueta de «basada en hechos reales», al tomar un caso de la famosa pareja de investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren, cuya reputación nunca fue intachable.

Repasamos algunos de los datos más curiosos y escalofriantes de The Conjuring y su realización:

#5 Precauciones

Cuando The Conjuring se estrenó en Filipinas, algunos cines contrataron sacerdotes católicos para bendecir a los espectadores antes de proyectar la película.

Esto fue debido a que se difundió el rumor de que muchos miembros de la audiencia habían sentido “una presencia negativa” después de verla.

Los sacerdotes también se ocuparon de brindar apoyo moral y espiritual a los espectadores que lo consideraran necesario.

#4 ¡Todo sucedió realmente!

Los verdaderos Ed y Lorraine Warren

¿Cuánto de lo que cuenta The Conjuring ocurrió de verdad?

Como siempre, esto depende de a quién se le pregunte.

Para refrescar la memoria: la película cuenta la historia del matrimonio Perron ( Ron Livingston y Lili Taylor), que se muda a una casa de campo con sus 5 hijas y comienzan a experimentar diferentes sucesos paranormales y aterradores, por lo que acudirán a la ayuda de los expertos Ed Y Lorraine Warren.

Ed Warren murió en 2006, pero Lorraine sigue viva e investigando sucesos paranormales, así que ofició como asistente y consultora en la película. También lo hizo la mayor de las hijas de los Perron, Andrea.

Obviamente, ellas dos aseguran que todo lo que se muestra en la película ocurrió de verdad, aunque Andrea Perron admitió que la película incluye “momentos de ficción”.

#3 ¡Es todo inventado!

El científico y escéptico Steven Novella, en cambio, alguien que se ha dedicado a investigar los informes y casos de los Warren, considera que todos los casos de los Warren son inventados. Estas sospechas ya existían en la década del 70, y desde entonces mucha gente ha considerado que Ed y Lorraine Warren simplemente eran buenos para contar historias de fantasmas convincentes y aterradoras.

En esta misma línea se ubican los dueños actuales de la casa “embrujada” en la que vivieron los Perron en los 70.

Estos viven en ella desde 1987 y aseguran que no han experimentado ninguna clase de suceso paranormal y que vivieron pacíficamente en ella por todos estos años. Eso fue hasta que se estrenó la película, ya que desde entonces la casa es acosada pero no por fenómenos paranormales, sino por vándalos, curiosos o adoradores de satanás que quieren conocerla o hacerla parte de algún ritual.

Por este motivo, los dueños actuales han demandado al director James Wan y a Warner Bros.

#2 Una casa con historia

Según Andrea Perron y el resto de los que defienden la teoría de los hechos (y fantasmas) reales, la casa posee una larga historia de tragedias y muertes.

Se sostiene, por ejemplo, que a lo largo de su existencia hubo en la casa dos suicidios, una muerte por envenenamiento, el asesinato de una niña de 11 años, dos personas ahogadas y la muerte por congelamiento de cuatro hombres.

Los dueños actuales de la casa, sin embargo, condujeron su propia investigación, y negaron todas estas historias.

#1 Sucesos extraños y misteriosos durante el rodaje

Se han reportado numerosos acontecimientos de carácter paranormal o, al menos, de difícil explicación lógica durante el rodaje de la película.

No sabemos a ciencia cierta si ocurrieron realmente o fueron rumores difundidos voluntariamente por los miembros del elenco y la producción para sembrar mitos y misterios, que sin dudas ayudan a darle a la película un aura más espeluznante y aterradora.

Por ejemplo, los siguientes:

  • James Wan estaba trabajando en el guión tarde en la noche. Recién había adoptado un nuevo cachorro, y en determinado momento éste quedó mirando fijo hacia un rincón vacío de la habitación, gruñendo rabioso. Según Wan, después el perro siguió “algo” con su mirada a través de la habitación, pero el director no vio nada.
  • En otra ocasión, Vera Farmiga abrió su computadora para continuar leyendo el guión, y descubrió que tenía marcados cinco rasguños, como si una mano hubiera arañado el monitor.
  • Cuando la verdadera familia Perron visitó el set de grabación, en una casa en las afueras de Carolina del Norte, aseguraron sentir una repentina y fría brisa atravesar el lugar. Notaron sin embargo, que esta brisa no sacudió los árboles del lugar.
  • Los hermanos Chad y Carey W. Hayes fueron los encargados de escribir el guión final de la película. Cuando estaban trabajando en él, frecuentemente se comunicaban por teléfono con Lorraine Warren para consultar diversos aspectos de la historia. Según se ha informado, todas sus llamadas estaban caracterizadas por extraños ruidos y estática en la línea. En varias oportunidades, la línea quedaba muerta y las llamadas se cortaban abruptamente.
  • Después de terminar el rodaje de la película, Vera Farmiga aseguró que todas las noches se despertaba exactamente a las 3:07, la misma hora en la que, en la película, había ocurrido un sangriento asesinato y se detenía el reloj de la casa.

Para seguir lidiando con estos asuntos sobrenaturales y demoníacos, Vera Farmiga y Patrick Wilson volverán a interpretar a Ed y Lorraine Warren en The Conjuring 2: The Enfield Poltergeist, que se estrena el próximo 10 de junio.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Curiosidadesdemoniosfb_iaHorrorJames Wan