publicidad

Famosos trás las rejas

Famosos trás las rejas

La fama no ha librado a estas celebridades de recibir el peso de la ley. Lo peor es que se resisten a aprender a la primera.

Los casos más sonados

LOS ÁNGELES- Siguiendo los pasos de Amy Winehouse, Pete Doherty o Shia Labeouf, hay una larga nómina de celebridades que parecen no escarmentar con el primer delito. El último en ingresar en esa lista de famosos conflictivos ha sido el cantante británico George Michael, pillado in fraganti en posesión de sustancias ilegales en unos baños públicos.

En algunos casos, horas de servicio a la comunidad, multas o el ingreso en una clínica de rehabilitación son suficientes para evitar penas mayores. Sin embargo, en otros, la fama no sirve para evitar la cárcel, como bien lo comprobó la semana pasada O. J. Simpson, que fue hallado culpable de robo a mano armada y que espera una sentencia que podría ponerlo de por vida tras las rejas.La mayoría de los delitos cometidos por los famosos son posesión de drogas y conducir bajo los efectos del alcohol. George Michael, detenido el pasado 19 de septiembre en unos baños públicos en posesión de sustancias ilegales, ha pedido disculpas a sus fans, ya que ésta no es la primera ocasión en que es detenido: ya fue arrestado en Beverly Hills en 2007 por consumir marihuana en su coche, y con anterioridad por mantener relaciones sexuales también en un baño público.

Paris Hilton protagonizó un sonado paso por la cárcel durante el pasado año por conducir bajo los efectos del alcohol, lo que la convirtió en el centro mediático del mundo hollywoodiense.

publicidad

Y no sólo ella. Otros famosos, que engrosan la lista de fichados por la policía en más de una ocasión son: Mel Gibson, Eminem, Marylin Manson, Carmen Electra, Nick Nolte, Hugh Grant, Naomi Campbell, Bill Gates y  Robert Downey Jr., entre otros.

Algunos, como el actor Shia Labeouf, tienen suerte de seguir con vida. La joven promesa de Hollywood, que ha interpretado al hijo de Indiana Jones en la última entrega de la saga, fue detenido en julio pasado por conducir borracho, tras protagonizar un accidente de automóvil.

Tras el aparatoso choque, fue  acusado de conducir bajo los efectos del alcohol, aunque finalmente le retiraron los cargos. Como consecuencia del accidente paralizó el rodaje de su último filme, Transformers 2, lo que le costó a la producción de la película varios millones de dólares.

LaBeouf, de 21 años, había sido condenado en abril a pagar una multa de 500 dólares por fumar en un lugar prohibido. El abogado del actor consiguió que el juez aceptara cerrar el caso a cambio de que el artista, que se declaró inocente en todo momento, abonara esa cantidad y debido a que se trata de un delito menor.

¿Consideras que afecta a la imagen de los famosos tener problemas con la ley? ¡Opina!

De las barras a los barrotes

El pasado año, el actor Kiefer Sutherland fue condenado, por conducir ebrio, a mes y medio de reclusión en la cárcel de Glendale en Los Ángeles. El protagonista de 24, ya había sido detenido previamente en cuatro ocasiones por delitos similares.

Parece ser que los excesos de las celebrities se han trasladado al Reino Unido, donde cantantes como Pete Doherty o Amy Whinehouse se han convertido en iconos del exceso, generando polémicas detenciones. En el caso de Doherty, por agresión a un fotógrafo; y en el de Winehouse, por posesión de drogas.

Otro de los casos, que sin duda conmocionó a la opinión pública americana, fue el protagonizado por el jugador de fútbol americano O. J. Simpson, quien fuera absuelto de doble homicidio hace 13 años. Sin embargo, en la actualidad,  se enfrenta a una posible cadena perpetua por intento de secuestro y robo en un hotel de las Vegas.

El 13 de septiembre de 2007 Simpson y varios acompañantes se llevaron objetos firmados por la ex estrella de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés) y otros artículos, que Simpson considera de su propiedad.

El robo fue denunciado por Bruce Fremong, un vendedor de artículos deportivos que, según explicó, concertó una entrevista en un hotel con un comprador anónimo, y en lugar de este apareció Simpson, de 60 años, quien le reclamó que esos artículos le pertenecían.

La lista de famosos reincidentes es larguísima. ¿Será que la fama te hace inmune al escarmiento...?

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad