publicidad

Arcoiris sobre Hollywood

Arcoiris sobre Hollywood

La industria del cine y la TV está sumando a sus proyectos a actores y personajes homosexuales para romper prejuicios.

El público acepta más la homosexualidad

LOS ÁNGELES- Lejos quedan los días en los que el galán Rock Hudson debía ocultar su homosexualidad para seguir trabajando en Hollywood, una industria que se ha volcado cada vez más en tumbar prejuicios y normalizar la situación de los gays.

En un panorama como el actual, en donde personalidades como la presentadora Ellen DeGeneres, la actriz Lindsay Lohan, el actor George Takei o el músico Clay Aiken acaparan las portadas de la prensa del corazón por su orientación sexual, la industria del entretenimiento ha decidido dar un paso adelante.

La televisión estadounidense incluirá esta temporada 16 personajes gays y bisexuales de importancia en series ubicadas en la franja de máxima audiencia, más del doble que los existentes el año pasado, según un estudio del grupo Gays y Lesbianas contra la Difamación (GLAAD, por sus siglas en inglés).

Neil Giuliano, presidente de GLAAD, se congratuló por el hecho de que la cadena de televisión Fox incluya este año cinco personajes de ese estilo entre sus programas, ya que el año pasado no existía ninguno en los espacios de esa cadena.

No obstante, lamentó que ninguno de los 126 personajes principales de las series de la CBS sea gay, lesbiana, bisexual o transexual, mientras que un único personaje "recurrente", Brad en Rules of Engagement, es gay.

publicidad

Es por ello que hay quien sostiene que todavía hay mucho camino por recorrer.

Nada de prejuicios

"Cada persona que sale del armario supone una barrera menos", dijo a la edición digital del canal CNN el publicista Howard Bragman, autor de un libro de próxima edición, Where's My Fifteen Minutes?, que trata ese tema.

Bragman, homosexual reconocido, admite que hoy día el público es capaz de aceptar a los homosexuales de forma "más sencilla", aunque no "automática". "Yo lo veo como un proceso a largo plazo. La revolución ha concluido, ahora se trata de evolucionar", opinó.

Este publicista se encargó de ayudar a Dick Sargent cuando éste hizo pública su homosexualidad en 1989 y recuerda los momentos en los que era complicado sacar adelante filmes como Philadelphia (1993), por el que Tom Hanks logró un Oscar al mejor actor por encarnar al abogado gay Andrew Beckett.

Aquel retrato de Hanks y el realizado por Heath Ledger en Brokeback Mountain en el 2005 son dos de las interpretaciones de personajes gays más aplaudidas de la historia reciente de Hollywood, a las que podría unirse próximamente la de Sean Penn en Milk, donde da vida al primer político estadounidense que admitió su homosexualidad.

No obstante, aun hoy día existen pocos casos en que actores gays interpreten con total normalidad a heterosexuales en la ficción. Como por ejemplo Neil Patrick Harris en How I Met My Mother.

"Aceptamos que Hanks sea un hombre gay pero no lo contrario", dijo Bragman sobre el actual pensamiento de la industria.

Posiblemente ése sea el gran reto que Hollywood aún tiene por delante, como aseguró el actor gay Rupert Everett, popular por su papel en My Best Friend's Wedding (1997).

"No tengo nada de qué quejarme, excepto de que la gente se pregunte si una reina como yo puede actuar como un marimacho para dar vida a un hombre heterosexual", aseguró.

En cambio, Peter Sprigg, vicepresidente del grupo conservador Family Research Council, sostiene que esta acumulación de personajes homosexuales en la programación estadounidense se debe a "propósitos propagandísticos".

"Estoy convencido de que la mayor parte de estos personajes están ahí para tratar de que la gente acepte la conducta homosexual", dijo Sprigg al portal de la CNN. "En ese sentido, el resultado para la sociedad es negativo", consideró.

Para Bryan Batt, el actor gay que da vida a Salvatore Romano, un gay que no acaba de salir del armario, en la serie premiada con el Emmy Mad Men, aún existe en la sociedad "un poco de homofobia".

"Pero pienso que gracias a ver papeles gays buenos, honestos y positivos, se podrá educar [a la gente]", comentó el intérprete.

"Creo que estamos produciendo generaciones de jóvenes que no juzgan a la gente, ni por su raza, ni por su religión ni por su sexualidad", concluyó.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad