publicidad

Acuerdos a establecer con tu pareja antes de que nazca el bebé

Acuerdos a establecer con tu pareja antes de que nazca el bebé

A muchas mujeres embarazadas les gustaría llegar a acuerdos con su pareja antes de que nazca el bebé pero unas no se atreven y otras no lo consiguen. 

Fabricar el marido perfecto sería, sin duda, un proyecto muy solicitado por muchas mujeres. Este ideal sería un hombre cariñoso y detallista con nosotras, paternal y creativo con los hijos; se encargaría, por iniciativa propia, de la mitad de las tareas del hogar; en el supermercado no se ocuparía sólo de llevar el carrito y comprar los aperitivos, sino que seguiría la lista de compras. 

Para que el padre comparta las responsabilidades hay que hablar del tema antes de que el niño nazca. Deben quedar establecidos ciertos acuerdos, como bañarlo, darle de comer, llevarlo al pediatra... te preparamos algunas lecciones para él, para cambiar algunas cosas cambiables sin que por eso deje de ser la persona que es.

publicidad

Las tradiciones tienen un peso importante

“Tengo un almuerzo con los compañeros del trabajo y ya estoy pensando en qué excusa voy a poner esta vez para no ir… se me está terminando la lista de familiares enfermos para usar de excusa. Quizás opto por contar la verdad: que no voy a dejar de estar con mi pequeño unas horas más, por un almuerzo de trabajo. Sé que realmente debería decirle a mi marido que viniera a comer a casa ese día y que se quedara con el niño, pero es que él está siempre tan ocupado en la oficina…” comenta Carol, una secretaria y mamá de 35 años.

Hoy en día, es común que ambos trabajen cuando de matrimonios o parejas, se trata. Sin embargo, las salas de espera de los pediatras siguen estando plagadas de madres. También es habitual que nosotras seamos quienes pidamos días para quedarnos en casa cuando el pequeño está enfermo.

Según el psicólogo, especialista en pediatría Adrián Vázquez, muchas veces el sentimiento de culpa que sienten las madres al dejar al pequeño enfermo a cargo del padre, es muy corriente. Aunque se trate de un simple resfrío, se sienten en la obligación de quedarse con el pequeño acompañándolo. “Se trata de una cuestión de cultura y tradición; y hasta que como padres no tomen conciencia de que tener un hijo es responsabilidad de ambos, se continuará bajo estos hábitos”.

¿De verdad crees que ellos nos serán capaces de cuidar a tu bebé?

Los roles adquiridos que arrastramos desde hace tiempo, todavía tienen mucho peso, y es normal que los papás piensen que en ciertos aspectos de la vida de sus hijos no deben entrar.

Cristina (periodista y mamá de Bruno, de 5 años), se queja: “Fui yo la que extendió la licencia por maternidad cuando nació mi hijo y he pasado mucho más tiempo con nuestro hijo que él”. Es importante que como madres y mujeres, tomemos conciencia que ante un compañero criado a la vieja costumbre, la mejor opción es ir haciéndolo recapacitar, poco a poco, para que vaya asumiendo, que traer un hijo al mundo es una responsabilidad que incluye a los dos y que por lo tanto, él tanto como tú deben poder hacerse cargo.

Llegar a un acuerdo

El paso siguiente es llegar a un acuerdo que satisfaga a los dos. Por ejemplo: si él entra antes a trabajar y llega más tarde, serás tú quien lleve y traiga al niño de la guardería, pero el padre debe comprometerse a darle la cena y bañarlo.

También, pónganse de acuerdo y que sea una vez cada uno el que pida el día libre, en caso de que el niño se enferme.

Si, a pesar de haber hablado con tu marido, la situación no cambia o se repite constantemente, debes hablar el tema nuevamente y poner ejemplos concretos de cómo te sientes cuando se acumulan las responsabilidades. No se trata que estés a la defensiva y que lo ataques, sino que él se ponga en tu lugar.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad