publicidad
UFC 161: Evans vs. Henderson

Pesos pesados con puños poderosos en acción en el UFC 161: Evans vs. Henderson

Pesos pesados con puños poderosos en acción en el UFC 161: Evans vs. Henderson

El 15 de junio, en Winnipeg, tendrá lugar el UFC 161 con una pelea principal de las más esperadas hace mucho tiempo, Rashad Evans vs Dan Henderson

UFC 161: Evans vs. Henderson
UFC 161: Evans vs. Henderson

Por Eduardo Martell

El 15 de junio, en la ciudad canadiense de Winnipeg, tendrá lugar el evento UFC 161 con una pelea principal de las más esperadas hace mucho tiempo, Rashad Evans vs Dan Henderson. Pero como no sólo de una pelea vive el hombre, tendremos otros combates para acompañar a la ya mencionada y hay dos que nos llaman la atención; Roy Nelson ante Stipe Miocic y Pat Barry contra Shawn Jordan.

Cuatro pesos pesados que están en diferentes momentos de su carrera y que prometen encender el octágono del MTS Centre de esta ciudad.

Empecemos con “Big Country” Nelson (20-7), quien viene de tres triunfos al hilo, todos por nocaut y todos en el primer asalto. Sus víctimas fueron Dave Herman, Matt Mitrione y Cheick Congo. Es cierto que ante de estos triunfos perdió con Frank Mir, Fabricio Werdum y Junior dos Santos. Pero nadie lo ha noqueado y sus poderosas manos siempre son su mejor arma.

publicidad

Nelson cuando gana es por nocaut y cuando pierde es por decisión. Él se ha mantenido entre los diez mejores pesados del UFC, por lo que un triunfo (sobre todo por nocaut) ante Miocic lo pondría en la conversación de los aspirantes a la corona del mexicano Caín Velásquez.

Miocic (9-1), por su parte, hasta hace unos meses era uno de los prospectos más celebrados en todas las Artes Marciales Mixtas (MMA por sus siglas en inglés), pero su derrota por nocaut ante Stefan Struve en septiembre pasado detuvo ese impulso. Este peleador había dejado tirado en el camino a cuanto rival le ponían hasta que Struve lo venciera y sus manos eran punto de referencia en cualquier conversación sobre los peleadores jóvenes a seguir.

Ahora, tras el fracaso, viene el momento de levantarse y recuperar el terreno perdido. Pero vaya tarea que le han dado. Nelson es un oponente muy duro, con fuerza brutal en los puños y excelente en la lona con su jiu-jitsu. Pero así es en el UFC, si quieres brillar tienes que pelear con los mejores.

Dudo mucho que este combate vaya a desarrollarse abajo y pienso que si alguien cae es por un golpe arriba del rival. Lo que no sé es quién es que sacará ventaja…

El otro enfrentamiento pesado nos trae a un Barry (8-5) que busca mantenerse relevante en la división. Desde que llegó al UFC ha ganado y perdió cinco peleas. No hay dudas de su gran pegada y fuertes piernas, como tampoco de que es débil en el combate en la lona y, a veces, da la impresión que es muy pequeño para luchar contra los gigantes que pululan en los pesados.

Esta vez, su rival, Jordan (10-4), no lo abruma en estatura ni peso y es un peleador que usa más su boxeo que cualquier otra disciplina, así que todo pinta a un combate muy parejo y que debe desarrollarse arriba. Los dos pegan muy duro y prefieren este combate a tener que ir abajo para usar un buen jiu-jitsu o lucha olímpica. Ambos necesitan salir triunfadores para mantenerse activos en un UFC que cada vez es más competitivo, que exige ganar y hacerlo de manera convincente. Nada de actuaciones aburridas ni estrategias que sirven sólo para vencer. Esa necesidad de resultados, sumado a unos poderosos puños hace pensar en fuegos artificiales en la jaula el 15 de junio.

En estas dos peleas entre estos cuatro pesados hay dinamita en los puños y muchos deseos de conectar golpes arriba. Es por eso que espero que ninguna de las dos llegue a la distancia.

El problema que tengo es que no sé a quién le van a levantar la mano. ¿Y ustedes?

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad