publicidad
La victoria de Nadal pone en ventaja a España y aporta tranquilidad para el siguiente partido de individuales.

Rafael Nadal y David Ferrer adelantan a España en la final de Copa Davis ante Argentina

Rafael Nadal y David Ferrer adelantan a España en la final de Copa Davis ante Argentina

Nadal adelantó a España sobre Argentina tras imponerse 6-1, 6-1 y 6-2 a Juan Mónaco en el primer partido de la final de la Copa Davis.

La victoria de Nadal pone en ventaja a España y aporta tranquilidad para...
La victoria de Nadal pone en ventaja a España y aporta tranquilidad para el siguiente partido de individuales.

El tenista Rafael Nadal adelantó a España 1-0 sobre Argentina tras imponerse 6-1, 6-1 y 6-2 a Juan Mónaco en el primer partido de la final de la Copa Davis, que se disputa sobre tierra batida en Sevilla, en el sur de España.

El español venció en 2 horas 26 minutos a Mónaco, que cometió muchos errores, hasta 43 no forzados, y al que el número dos del mundo sorprendió con unas bolas sobre las líneas, a las que apenas lograba llegar el argentino, que únicamente en el tercer set pareció inquietar algo a su rival.

"Lo mejor que he hecho ha sido variar un poco, cuando se ha ido para atrás, buscar la apertura de los ángulos", dijo tras el encuentro Nadal, antes de afirmar que "el único momento que no he jugado bien ha sido al principio del tercer set".

publicidad

"El partido ha sido muy bueno para mí, no quiero decir que lo necesitaba pero es una victoria que me da confianza y motivo de alegría de que las cosas van bien", añadió en rueda de prensa.

La victoria de Nadal pone en ventaja a España y aporta tranquilidad para el siguiente partido de individuales del día que enfrentará al líder del equipo argentino, Juan Martín del Potro, número 11 del mundo, con el español David Ferrer.

Tal como se auguraba, Nadal no tuvo ningún problema para imponerse al número 26 del mundo, ya desde el primer set en el que el español logró romper el saque de Mónaco hasta en tres ocasiones.

Nadal aprovechó su juego desde el fondo para llevar de un lado a otro Mónaco, que en sus escasas subidas a la red se vio superado por unos rápidos paralelos del líder del equipo español.

La amplia hinchada argentina que llenó de color "albiceleste" buena parte del estadio de La Cartuja, intentó dar ánimos a su jugador con sus gritos de "¡Oé, oé Pico, oé" buscando levantar el ánimo de un Juan Mónaco

"El ambiente era impresionante, lo disfruté muchísimo", dijo Mónaco, en referencia a los más de 20.000 espectadores españoles y argentinos que llenaron de color y ruido el estadio de La Cartuja.

Sin embargo, los ánimos de sus aficionados no lograron aupar a Mónaco que no sólo no veía la forma de parar a Nadal, sino que tampoco tenía recursos ni golpes para hacerlo.

"Yo sentía que tenía que ganar el punto no sólo dos veces sino tres. Tal vez podría haber sacado un poco mejor, pensé que por ahí él iba a tener algún que otro error no forzado, pero no dio prácticamente chance", dijo Mónaco tras el encuentro.

El segundo set comenzó de nuevo con el punto para Nadal, que volvió a romper en dos ocasiones el servicio de su rival.

El número uno español volvió a imponer su tenis, aprovechando los numerosos errores de Mónaco, que, no obstante, en ningún momento tiró la toalla y al inicio del tercer set aprovechó un bajón de concentración de Nadal para ganar el primer punto.

Nadal cometió varios errores no forzados que permitieron a Mónaco adelantarse en el tercer set, pero en el disputado quinto punto, el español logró romper el servicio del argentino poniendo un 3-2 a su favor.

Por otra parte, Juan Martín del Potro, número uno argentino, tuvo en su mano lograr equilibrar la final de la Copa Davis que se disputa en Sevilla, pero no supo matar el partido cuando lo dominaba y al final se desfondó para que el choque cayera del lado del español David Ferrer por 6-2, 6-7(2), 3-6, 6-4 y 6-3 en cuatro horas y 43 minutos. David Ferrer salió a la pista concentrado y con las espaldas cubiertas con el punto que ya había conseguido Rafa Nadal en el partido inaugural, mientras que Del Potro, por contra, tuvo la responsabilidad de ganar un punto importante para dejar viva la final, que ahora queda muy desfavorable a la espera del dobles de mañana.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad