publicidad
Rafael Nadal derrotó al australiano Bernard Tonic, terminando con la esperazna local.

El Abierto de Australia se quedó sin australianos

El Abierto de Australia se quedó sin australianos

Rafael Nadal y David Ferrer ampliaron la cosecha española en los octavos de final del Abierto de Australia, donde se cayó Guillermo García López, eliminado del torneo al igual que Jo Wilfried Tsonga y Mijail Youzhny.

Rafael Nadal derrotó al australiano Bernard Tonic, terminando con la esp...
Rafael Nadal derrotó al australiano Bernard Tonic, terminando con la esperazna local.

Melburne - Rafael Nadal y David Ferrer ampliaron la cosecha española en los octavos de final del Abierto de Australia, invadida con cinco representantes de la Armada, pero de donde se cayó Guillermo García López, eliminado del torneo al igual que el francés Jo Wilfried Tsonga y el ruso Mijail Youzhny, víctimas de dos jóvenes revelaciones que buscan su espacio en el circuito.

Nunca hasta ahora el primer Grand Slam de la temporada había testificado tal irrupción del tenis español. Cinco raquetas entre los dieciséis mejores de la competición. Nadal, primer favorito, y Ferrer, séptimo, se unieron a Fernando Verdasco, Nicolás Almagro y Tommy Robredo, que sellaron su pase a la cuarta ronda veinticuatro horas antes.

publicidad

Nadal sigue dosificando energías en su tránsito hacia la segunda semana. En su tercera aparición dejó al tenis australiano vacío en el cuadro después de imponerse en tres sets (6-2, 7-5 y 6-3) a Bernard Tomic, acogido como la gran esperanza local.

El número uno del mundo no ha cedido manga alguna en tres partidos. El australiano fue el que más exigencias requirió. Es prometedor el tenista local. Pero debe cumplir aún un largo recorrido para llegar a formar parte de la animación del circuito.

El croata Marin Cilic será el siguiente adversario de Nadal. El decimoquinto favorito se impuso al estadounidense John Isner, en un duelo de sacadores, intenso y resuelto en cinco sets, después de cuatro horas y media (4-6, 6-3, 6-7(5), 7-6(2) y 9-7).

Fue un enfrentamiento de bombarderos, argumento en el que ambos basan su juego. Marin Cilic, semifinalista el pasado año, cuando perdió con Andy Murray por un lugar en la final, firmó veintidós saques directos. Isner, que deja a Andy Roddick como único superviviente del tenis de Estados Unidos, acumuló veintiséis. Insuficientes, sin embargo, para lograr el triunfo.

Ferrer permanece amarrado a los octavos de final, lugar en el que ya estuvo el pasado año. Arrolló al lituano Richard Berankis (6-2, 6-2 y 6-1) y se enfrentará al joven canadiense Milos Raonic, su próximo adversario verdugo de uno de los favoritos, el ruso Mijail Youzny, décimo, por 6-4, 7-5, 4-6 y 6-4.

"Puede parecer una sorpresa pero no lo es para nosotros. Es un gran tenista que pronto estará entre los de arriba del ránking. El año pasado ya hizo buenos resultados", indicó Ferrer sobre el joven de veinte años, que cerró su choque con Youzhny con 31 saques directos.

Es el canadiense uno de los jóvenes que busca su repercusión en el torneo. Igual que el ucraniano Alexandr Dolgopolov, verdugo del francés Jo Wilfried Tsonga, semifinalista del pasado año y subcampeón en el 2008, en otro partido épico (3-6, 6-3, 3-6, 6-1 y 6-1). El ucraniano, 46 del mundo y 22 años, ya ha igualado su mejor registro en un 'major', la tercera ronda que consiguió en Roland Garros el año pasado. Se medirá ahora al sueco Robin Soderling, cuarto favorito, que salvó sin complicaciones el trámite ante el checo Jan Hernych por 6-3, 6-1 y 6-4.

La única baja española en la tercera eliminatoria fue la de Guillermo García López. El británico Andy Murray, finalista en el 2010, fue un adversario excesivo para él. El quinto favorito no concedió opción alguna al español (6-1, 6-1 y 6-2), trigésimo segundo cabeza de serie, claramente superado por su rival y fuera ya del Abierto de Australia. El escocés jugará contra el austríaco Jurgen Melzer beneficiado por el abandono del chipriota Marcos Baghdatis cuando perdía por 6-7(5), 6-2, 6-1 y 4-3.

publicidad

En el cuadro femenino, la belga Kim Clijsters reafirmó sus ambiciones. Ganó a la francesa Alize Cornet (7-6(3) y 6-3), que cumplía 21 años, que agotó toda su resistencia en la primera manga y obligó a la tercera cabeza de serie a ejercer un esfuerzo mayor al que le obligaron previamente la rusa Dinara Safina y la española Carla Suárez.

El adiós de Cornet, unido al de Tsonga en hombres, deja a Francia sin representantes en el torneo.

Clijsters buscará los cuartos de final ante la rusa Ekaterina Makarova, que sorprendió a su compatriota Nadia Petrova (6-2, 3-6 y 8-6).

La italiana Flavia Pennetta, vigésima quinta favorita, alcanzó por primera vez en su carrera los octavos de final en el primer Grand Slam del curso después de vencer a la israelí Shahar Peer (3-6, 7-6(3) y 6-4). Jugará con la checa Petra Kvitova, verdugo de Samantha Stosur (7-6(3) y 6-3), que dejó sin representación local al torneo.

La rusa Vera Zvonareva, segunda favorita, finalista de Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos el año pasado, solventó el complicado encuentro que le enfrentó a la checa Lucie Safarova (6-3 y 7-6(9)) para llegar a octavos, donde se medirá a la checa Iveta Benesova, que superó a su compatriota Anastasia Pavlyuchencova por 6-3, 1-6 y 7-5.

La polaca Agnieszka Radwanska, que disputa en Melburne su primer torneo desde que se lesionó en octubre pasado, superó a la rumana Simona Halep en el duelo de ex campeonas júnior de Roland Garros (6-1 y 6-2). Se enfrentará a Shuai Peng, que se convirtió en la tercera tenista china en llegar a la cuarta ronda de un Grand Slam después de Li Na y Zheng Jie. Superó a la japonesa Ayumi Morita (6-1, 3-6 y 6-3) y alcanzó, por primera vez en su carrera, en el Abierto de Australia, los octavos de final de un Grand Slam.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad