Oakland Raiders

32 equipos en 32 días: Oakland Raiders quieren regresar a la excelencia

El quarterback Derek Carr encabeza el renacimiento de la fuerza oscura.
26 Ago 2016 – 9:49 PM EDT

Por: Jorge Pinzón Anaya

Su intento por cambiar de sede a Los Angeles quedó para el futuro, aunque mantienen el proyecto de construir un mejor estadio en Oakland. Mientras tanto, los Raiders siguen siendo de Oakland donde nacieron, crecieron y se hicieron una de las franquicias más reconocidas, populares y ganadoras de la NFL.

En el plano deportivo hubo un progreso significativo bajo el mando del entrenador en jefe, Jack del Rio. En 2015 ganaron 7 partidos y perdieron 9, por un momento estuvieron en zona de clasificación a postemporada, algo que no ocurre desde el año 2002 cuando perdieron el Super Bowl XXXVII con Tampa Bay Buccaneers.

Su ofensiva fue la número 24 global y su defensiva la 22 general de la NFL, números nada espectaculares, que curiosamente no reflejan el avance que este equipo ha tenido. El año pasado lograron la victoria en 3 de sus últimos 6 partidos, incluyendo un triunfo en Denver sobre los Broncos, acérrimo rival de la División Oeste. Luego los Broncos se coronarían en el Super Bowl 50.

¿QUÉ LES FALTA?

Profundidad y desarrollo. Jack del Rio encontró en su primer año como coach principal, a jugadores capaces de convertirse en estrellas y cargar desde ahora con la responsabilidad del equipo: El quarterback Derek Carr, el corredor Latavius Murray, el receptor Amari Cooper y el linebacker Khalil Mack, todos ellos elementos valiosos que van en desarrollo y que necesitan el respaldo de los compañeros con capacidad casi similar, de eso se trata la profundidad, tener suplentes capaces de hacer el trabajo en forma consistente.

ADICIONES NOTABLES

Bruce Irvin (linebacker que jugó en Seattle Seahawks).
Reggie Nelson (safety que estuvo los últimos 6 años con Cincinnati).
Kelechi Osemele (guardia durante 4 años con Baltimore).

¿QUIÉNES SE FUERON?

Roy Helu (corredor colocado en la lista de lesionados y luego cortado).
Curtis Lofton (linebacker titular en 2015, cortado un año después).


¿QUÉ DEBEN MANTENER?

Sus 3 piezas fundamentales a la ofensiva: El quarterback Derek Carr, el corredor Latavius Murray y el receptor Amari Cooper deben ser productivos. Eso significa que Carr supere las 4,000 yardas por pase, Murray las 1,000 yardas en el ataque terrestre y Cooper las 1,000 yardas en recepciones, todos con un número doble dígito de touchdowns.

En la defensiva el liniero Khalil Mack, quien registró 15 capturas de quarterback en 2015 y el veterano linebacker Malcolm Smith (MVP del Super Bowl XLVIII con Seattle) que tuvo más de 120 tackleadas la temporada pasada, representan el liderazgo y marcan el ritmo de juego a seguir por los demás.

EL CAMINO A RECORRER


COACH PRINCIPAL

Jack del Rio tiene un amplio historial ganador como coach de tendencia defensiva. De hecho, fue campeón con Baltimore Ravens en el Super Bowl XXXV como entrenador de linebackers, donde Ray Lewis lucía por encima de los demás. Fue entrenador en jefe de Jacksonville en la última época ganadora de los Jaguars. Luego estuvo con Denver Broncos cuando se formaban los cimientos de la que ahora es la mejor defensiva en la NFL.

Cuenta con Ken Norton Jr. como coordinador defensivo. Norton es recordado por su paso como linebacker en Dallas Cowboys y San Francisco 49ers, campeón con los dos equipos. Trabajó de entrenador de linebackers con Seattle Seahawks en la conquista del Super Bowl XLVIII y ahora recibe su primera oportunidad de coordinador.

A la ofensiva los Raiders están en manos de otro coach que ya sabe lo que se siente ser campeón del Super Bowl. Se trata de Bill Musgrave quien alcanzó la cima como quarterback suplente de Steve Young en los San Francisco 49ers que ganaron la edición XXIX del partido grande NFL.


LA ÚLTIMA VEZ

La última vez que un jugador de los Raiders terminó como líder en yardas ganadas en recepciones fue en 1974 cuando Cliff Branch registró 60 atrapadas para 1,092 yardas y 13 touchdowns (líder de la NFL). Sus números ayudaron a que los Raiders fueran la ofensiva más anotadora ese año con promedio de 25.4 puntos por partido. Branch y Drew Pearson de los Dallas Cowboys fueron los únicos receptores que superaron las 1,000 yardas ese año.

Oakland ganó 12 partidos en 1974, temporada que marcó el arranque de la época más exitosa en la historia de la franquicia. De 1974 a 77 lograron 47 victorias. En ese periodo Branch tuvo la mejor temporada de su carrera. En 1976 alcanzó las 1,111 yardas con 12 touchdowns y promedio de 24.2 yardas por atrapada. Ese año los Raiders ganaron el Super Bowl XI, el primero en la historia del equipo.


RELACIONADOS:Oakland Raiders

Más contenido de tu interés