publicidad

Un recuento del domingo más loco en la historia de la NFL

Un recuento del domingo más loco en la historia de la NFL

No restan tres domingos completos de fútbol americano de la NFL en su temporada regular. No veremos nada cercano a lo loco que estuvo este último.

No restan tres domingos completos de fútbol americano de la NFL en su temporada regular. No veremos nada cercano a lo loco que estuvo este último.

El final de los partidos de la 1 p.m. ET en la semana 14 fue diferente a cualquier cosas que hemos visto jamás. No fue solo la semana más loca de esta temporada; fue la semana más loca de cualquier temporada.

Diez touchdowns se anotaron en cuatro juegos que ayudará a darle forma a las carreras por los playoffs en las semanas que vienen. Permítanos describir esta locura:

1.- El juego entra los Baltimore Ravens y los Minnesota Vikings impuso un récord de la NFL con seis cambios de liderato tan solo en el cuarto period. Eso no basta para explicar el final del partido.

Cinco touchdowns se anotaron en los últimos 2:05 minutos. Eso incluyó un acarreo de 41 yardas, un regreso de kickoff de 77 yardas y un pase de 79 yardas.

Los Ravens recibieron el balón con 45 segundos restando, necesitando un touchdown para ganar. Como ya es costumbre, Joe Flacco llevó a los moribundos Ravens a la victoria. Fue ese tipo de día.

2.- Los Cleveland Browns anotaron un touchdown en Foxborough para irse arriba 26-14 con solo 2:39 minutos por jugar. Y aún así perdieron. Eso es difícil de imaginar. Para lograr el regreso, Tom Brady y los New England Patriots primero que nada llevaron al balón 82 yardas en 98 segundos. Acabaron anotando dos touchdowns en 30 segundos tras recuperar una patada corta, y obteniendo una interferencia de pase fantasma.

publicidad

Todo esto solo fue el preludio del drama de verdad: El pateador de los Browns, Billy Cundiff, quedándose corto en un intento de gol de campo de 58 yardas cuando el tiempo expiraba. La patada tenía toda la dirección, causando que toda la redacción de la NFL perdiera la cordura antes de la decepción final. Por un segundo, entendimos lo que significaba ser un fanáticos de los Browns.

3.- El crucial juego entre los Miami Dolphins y los Pittsburgh Steelers tuvo cinco cambios de liderato, incluyendo dos en el cuarto periodo. Con sus legítimas esperanzas de comodín en la mesa, Miami tuvo una serie ofensiva para el touchdown de la victoria en la nieve, detuvo a la ofensiva de Pittsburgh, y luego casi ven el final más loco del día más loco.

Existe un serio karma en contra de los Steelers en la laterales.

4.- Cuando los Philadelphia Eagles cayeron detrás de los Detroit Lions 14-0 en una terrible nevada, parecía que el juego estaba acabado. La ofensiva no avanzaba en esas condiciones brutales.

Así que, por supuesto, los Eagles anotaron 34 puntos en los últimos 20 minutos, incluyendo cuatro touchdowns en el cuarto periodo. (Recuérdenlo cada vez que escuchen que la nieve arruina la anotación de puntos). LeSean McCoy consiguió una actuación de 217 yardas que se recordará por mucho, mucho tiempo.

Es posible irse con un mes completo en la NFL sin ver un juego como el de Ravens-Vikings o el de Patriots-Browns. Tuvimos ambos al mismo tiempo, con mucha nieve, y algunos otros juegos locos en medio.

Inclusive guardamos lugar para el gol de campo más largo en la historia de la NFL como postre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad