publicidad
.

Los Saints ayudaron a reconstruir New Orleans

Los Saints ayudaron a reconstruir New Orleans

Por mucho tiempo un hazmerreír de la liga, los Saints son ahora un ícono de New Orleans y un equipo de respeto en la NFL.

.
.

Primero fue el “Mejor momento deportivo” (Best Moment in Sports)… luego vino un título de Super Bowl… pero nada fue como el primer lugar logrado en la “Tabla de posiciones principal” (Ultimate Standings).

Pero la satisfacción real para los New Orleans Saints ha sido la ayuda brindada a una golpeada comunidad por el huracán Katrina, y el vinculo resultante que su auxilio generó.

Cuando el huracán destruyó New Orleans, en agosto de 2005, la ciudad quedó devastada y los Saints fueron forzados a jugar sus juegos de local en Baton Rouge, Louisiana, y en San Antonio, Texas.

Un año más tarde, el 25 de septiembre, en su primer juego en casa en el reconstruido Louisiana Superdome, 70,003 ruidosos miembros de la "Who Dat Nation" presenció el triunfo de los Saints ante su archirival Atlanta en un evento simbólico con boletos agotados que le confirmó a la ciudad que realmente estaba entregada.

publicidad

El juego fue bautizado como el “Mejor momento deportivo” (Best Moment in Sports), en la ceremonia de entrega de premios ESPY Awards de 2007.

Bajo la dirección del duelo de los Saints, Tom Benson, jugadores, entrenadores y empleados del club en general lanzaron un programa coordinado asistir a la región en su recuperación. La ayuda fue mejorar la viabilidad de negocios y organizaciones en la ciudad. Buscaron a “The United Way”. La división programática juvenil de los Saints organizó campamentos, ayudó a que las escuelas puedan reabrir sus campos y la ciudad reconstruyó sus parques.

El equipo entiende que ese tipo de interacción es la mejor manera de establecer “medios sociales”.

En 2009, el equipo que había empezado como equipo de expansión de la NFL en 1967 ganó su primer Super Bowl (XLIV) bajo el liderazgo del entrenador en jefe, Sean Payton, y de su mariscal de campo, Drew Brees.

Una marea humana de 800,000 aficionados acudió al centro de New Orleans para darles la bienvenida a casa a los campeones de la NFL, los Saints, en un desfile denominado “Lombardi Gras”.    

Por todo lo que la organización hizo por sus aficionados y su comunidad dentro y fuera del terreno de juego, los Saints se ubicaron primeros en 2010 entre todos los equipos profesionales en la tabla denominada “Ultimate Standings”, de la revista “ESPN The Magazine”, que cataloga a las franquicias por cómo “entrega del equipo a los aficionados en retribución por todo el tiempo, el dinero, y la emoción que los fanáticos han invertido en ellos”.   


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad