publicidad
Sam Bradford ha mejorado, pero aún no llega al siguiente nivel (AP-NFL).

Los 10 mejores quarterbacks menores de 25 años: 8, Sam Bradford

Los 10 mejores quarterbacks menores de 25 años: 8, Sam Bradford

Tenemos un exceso de mariscales jóvenes prometedores. Aquí presentamos los 10 mejores quarterbacks menores de 25 años, cortesía de Around the League.

Sam Bradford ha mejorado, pero aún no llega al siguiente nivel (AP-NFL).
Sam Bradford ha mejorado, pero aún no llega al siguiente nivel (AP-NFL).

Esta es la era del quarterback joven. Elevados por la generación de 2012 en el Draft, tenemos un exceso de mariscales jóvenes prometedores. Aquí presentamos los 10 mejores quarterbacks menores de 25 años, cortesía de Around the League.

No. 8: Sam Bradford, St. Louis Rams

Por qué está aquí

Bradford fue la primera selección global del Draft 2010 de la NFL por una buena razón (sin importar el hecho de que los St. Louis Rams estaban desesperadamente necesitados de un quarterback y el siguiente quarterback seleccionado fue Tim Tebow). Bradford salió de Oklahoma siendo famoso por su precisión, su brazo digno de la NFL y su inteligencia. Luego de tres años y 42 partidos como titular, el Bradford profesional es más difícil de delinear.

publicidad

Evaluar a Bradford fue más difícil que con cualquier otro mariscal de la lista por la falta de jugadores a su alrededor y el sistema ofensivo que utilizó en 2012. Bradford ha jugado en tres ofensivas dramáticamente diferentes en tres temporadas. Culpar al talento a su alrededor suele ser una excusa fácil porque uno puede aislar el nivel del mariscal, pero el personal con el que contaba Bradford ha enmascarado un sólido nivel como quarterback.

La fuerza del brazo sigue estando ahí y a pesar de la frustrante ofensiva de los Rams bajo Brian Schottenheimer, Bradford vivió su mejor temporada en 2012. El mariscal tiene una buena habilidad para lanzar en movimiento y utilizar su velocidad natural.

Bradford lanzó 21 pases de touchdown y 13 intercepciones en la temporada pasada, aumentando su promedio de yardas por intento dramáticamente, a 6.7. Era necesario poner atención, pero si lo hicieron habrían notado un progreso real en 2012.

Por qué no está más alto

Es justo decir que Bradford no ha elevado el nivel de los jugadores a su alrededor. En 2011 particularmente, pareció impresionado por toda la presión que enfrentó. La presión temprana también fue un problema en la temporada pasada, pero la sincronía con sus jóvenes receptores fue un problema más grande. Los Rams no tenían receptores que pudieran ganar contra cobertura press hombre a hombre, cosa que los afectó especialmente en terceras oportunidades. Aún cuando sus receptores se impusieron, Bradford lanzó en repetidas ocasiones detrás de sus receptores en rutas sesgadas.

Tal vez el problema más grande de Bradford es el más difícil de evaluar. Greg Cosell de NFL Films lo llamaría “ver el campo con claridad”. En jugadas en las que Bradford tuvo la protección correcta y lo que deseaba de la cobertura, muchas veces el mariscal dudó. Esto llevó a pases para deshacerse del balón cuando la jugada podía conseguir más.

Los Rams dependen de rutas de opción, lo que requiere que Bradford y sus receptores estén en la misma página. En lugar de eso vimos muchas rutas rotas y pases a ningún lado. Bradford y sus jóvenes receptores, especialmente el prometedor Chris Givens, solían ver el campo de manera diferente.

Todos los sistemas y golpes parecieron alentar la velocidad para procesar información de Bradford. Ojala un segundo año en el sistema de Schottenheimer acelere las cosas.

El peor escenario para Bradford

La conversación sobre Bradford en esta temporada es que enfrentará un momento clave. Su salario explotará en 2014, pero aún así es difícil creer el argumento. Aún si Bradford se estanca, ¿se rendirán los Rams ahora con todo lo que han invertido? Dejaron pasar a Robert Griffin III por él.

El único escenario en el que Bradford dejaría al equipo el año entrante es si tiene su peor año y el equipo se enamora de un mariscal novato. Eso es difícil de imaginar. St. Louis tiene un roster dinámico a la defensiva que los mantendrá al alcance de casi todos los partidos. Y Bradford mostró señales de dar “el estirón” en la temporada pasada. Él hizo una gran cantidad de jugadas en los dos partidos contra los 49ers, guardando sus mejores pases para cuando el partido estaba en la línea. También mostró más fortaleza en el bolsillo de lo esperado a lo largo de la temporada.

publicidad

Bradford conectó muchos buenos pases justo antes de ser golpeado el año pasado. Sus receptores no siempre atraparon el balón, pero Bradford no dudó; se mantuvo firme y mostró que podría cumplir a pesar de los cuerpos volando a su alrededor. Bradford será titular por muchos años en la NFL. Sería sorprendente que no lo hiciera en gran parte con St. Louis.

El mejor escenario para Bradford a cinco años

La defensiva y los entrenadores de los Rams le dan a Bradford una oportunidad de comenzar a ganar juegos de playoffs más pronto de lo esperado. Pero tampoco se puede negar que está atrasado en su desarrollo comparado a jugadores que arrancan sus carreras cerca de los mejores del juego. La mayor parte de los 10 mejores quarterbacks de la liga habían mostrado más en este punto de su carrera.

A Bradford parece faltarle algo, pero es difícil señalar exactamente qué es. En ocasiones muestra sus mejores momentos en la ofensiva de dos minutos y cuando deja el balón volar en un movimiento doble.

Una carrera como la de otro seleccionado uno global que finalmente emergió como lo es Alex Smith no sería sorprendente. Es de pensar que Bradford tiene mejores oportunidades de levantar su carrera a un nivel similar al de Eli Manning, quien siempre está a un increíble paso por los playoffs de la inmortalidad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad