publicidad
Patriots y Broncos han tenido que recuperarse de complicadas lesiones y el que lo haga mejor tendrá una enorme ventaja en el campeonato de la AFC (AP-NFL).

Factor clave del juego del título de la AFC: Cómo se adaptan ‘Pats’ y Broncos a lesiones

Factor clave del juego del título de la AFC: Cómo se adaptan ‘Pats’ y Broncos a lesiones

Judy Battista analiza un factor inesperado del Juego de Campeonato de la AFC: cómo se han adaptado los equipos a las lesiones.

Patriots y Broncos han tenido que recuperarse de complicadas lesiones y...
Patriots y Broncos han tenido que recuperarse de complicadas lesiones y el que lo haga mejor tendrá una enorme ventaja en el campeonato de la AFC (AP-NFL).

Por Judy Battista

ENGLEWOOD, Colorado " Chris Harris Jr., como muestra el video, solo tuvo un partido mediocre en la temporada y ese fue contra los New England Patriots. En la derrota a finales de noviembre de los Denver Broncos, Harris, el mejor esquinero de Denver en cobertura, frecuentemente tuvo el poco envidiable duelo de cubrir al ala cerrada de Patriots Rob Gronkowski. Gronkowski atrapó siete pases para 90 yardas y un touchdown ese día, dando a la NFL un vistazo de cómo se hubiera visto la ofensiva de los Patriots de estar completamente saludable.

Sin embargo, eso solo duró un parpadeo.

Ese enfrentamiento, resultó ser, es simbólico de la revancha entre los Patriots y Broncos que se llevará a cabo en el Juego de Campeonato de la AFC. Gronkowski ya se ha sometido a una cirugía para reparar un desgarre de ligamento anterior cruzado que terminó con su temporada en la semana 14. Harris, mientras tanto, pronto seguirá a Gronkowski al quirófano; el lunes 13 de enero los Broncos anunciaron que él también tiene un ligamento desgarrado en la rodilla, sufrido en la victoria de Playoffs Divisionales contra los San Diego Chargers. La pérdida de la mejor arma ofensiva de los Patriots y el mejor jugador defensivo de los Broncos en esta temporada ha proporcionado a lo que muchos consideran la batalla entre los dos quarterbacks más grandes de su era con una historia paralela menos emocionante: la pelea en contra de las lesiones.

publicidad

“No creo que en todo el año hayamos tenido una alineación titular consistente”, dijo el tackle defensivo de los Broncos Terrance Knighton.

La facilidad del entrenador de los “Pats” Bill Belichick para lidiaron con lesiones (él persigue jugaores versátiles y quienes han jugado para él han dicho que cultiva y desarrolla suplentes como si manejara un equipo de división inferior al tiempo que entrena al club de las mayores) se ha visto puesta a prueba en la temporada por una avalancha de pérdidas. Todo comenzó cuando Wes Welker partió en la agencia libre y Aaron Hernández fue arrestado y continuó hasta la semana pasado cuando el apoyador Brandon Spikes fue enviado a la reserva de lesionados antes de que los Patriots derrotaran a los Colts en los Playoffs Divisionales. Es el por qué el rival de los Broncos enfrentará el partido luciendo más como uno de los antiguos equipos de Patriots, algo alrededor de 2001 que gira alrededor de potente juego terrestre, más que a las encarnaciones más recientes que han dependido del pase o, notablemente, el rival contra el que Denver perdió hace más o menos dos meses.

Este es un momento de reinterpretación para los Patriots, que están a un partido de lo que sería un sexto viaje al Super Bowl en la era de Tom Brady al tiempo que han quitado el balón de las manos de Brady. En esa victoria de la semana 12 sobre los Broncos, Brady completó 34 de 50 intentos para 344 yardas y tres touchdowns. ¿Contra los Colts en la ronda divisional? Brady completó solo 13 pases y los seis touchdowns de New England llegaron por tierra. De hecho, los Patriots corrieron para 234 yardas completando una racha de dos partidos en la que corrieron en un increíble 63 por ciento de las jugadas.

Las lesiones de los Broncos han sido menos publicitadas pero no menos impactantes; el tackle izquierdo Ryan Clady, el tackle defensivo Kevin Vickerson, el esquinero Champ Bailey y el apoyador Von Miller se han perdido porciones importantes de la temporada (Miller estuvo suspendido en los primeros seis partidos y luego se perdió por un desgarre de ligamento anterior cruzado a finales de diciembre). La pérdida de Harris, sin embargo, se siente como un momento de campo y podría representar una tentación para los Patriots.

Harris participó en más jugadas defensivas que cualquier otro jugador de los Broncos en la temporada regular y su versatilidad (podía jugar en ambos lados, por afuera o en la ranura) le daba a Denver enorme flexibilidad sobre cómo utilizar a los otros. Por ejemplo, Bailey, limitado por una lesión de pie, ha trabajado en general en la ranura; ahora él es uno de los candidatos para moverse hacia afuera para reemplazar a Harris.

La importancia de Harris para los Broncos fue obvia desde el momento en el que se perdió a mediados del tercer cuarto ante Chargers. De pronto (y no fue coincidencia) Philip Rivers de San Diego comenzó a lanzar y conectar, atacando al reemplazo de Harris, Quentin Jammer, quien admitió más tarde que los errores mentales llevaron a su bajo nivel. Los Chargers anotaron 17 puntos en el último cuarto incluyendo un par de pases de touchdowns a Keenan Allen.

publicidad

“Era obvio”, dijo el profundo de los Broncos Mike Adams. “Cuando Chris se lesionó, las cosas empezaron a desmoronarse en la parte trasera. Él ha estado en la liga por muchos años. Todos hemos tenido malos partidos y todos hemos cometido errores y hemos hecho algo que ha permitido cosas anteriormente. Él siempre se repone. Así que no estoy preocupado por eso. Es solo las cosas chicas, las cosas de técnica que él puede cambiar. No había tenido repeticiones en toda la semana y entrar a ese papel es algo enorme. Jam… él no me preocupa en lo más mínimo”.

Sin importar lo que los Broncos decidan hacer para cubrir la pérdida de Harris, los Patriots tendrán que tomar su propia decisión. ¿Tienen suficiente confianza en los receptores para revivir el ataque aéreo contra una defensiva anémica contra el pase que, en menos de un mes, ha perdido a su mejor jugador presionando al mariscal en Von Miller y a su mejor jugador en cobertura en Harris? ¿O deben atenerse al juego terrestre que les ha funcionado bien por un mes, pero el cual simplemente podría no ser capaz de producir suficientes puntos para mantener el ritmo de la ofensiva de los Broncos?

En una temporada más normal esa pregunta sería risible. Después de todo, Brady y Peyton Manning son en gran parte responsables por establecer esta como la era más intensiva de pases en la historia del futbol americano. Esto es cierto en términos tanto de su estilo como de los cambios de reglas que se aplicaron a causa de su estilo, como la prohibición para los defensivos de lanzarse contra las piernas de un mariscal (luego de que Brady sufriera una lesión de rodilla que terminó con su temporada) y el énfasis en penalizar el contacto contra receptores en rutas profundad (luego de que los defensivos de los Patriots golpearan a los receptores de los Colts en el primer Juego de Campeonato de la AFC entre Manning y Brady).

publicidad

Sin embargo, nada ha sido normal sobre esta temporada para los Broncos y los Patriots. Exceptuando la décima quinta renovación de una de las rivalidades más duraderas del futbol americano y exceptuando lo seguido que los jugadores a su alrededor han respondido a uno de los clichés más viejos del futbol americano: que entre el siguiente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad