publicidad
Los Atlanta Falcons eran candidatos para ganar el Super Bowl este año, y ahora parece que no estarán ni siquiera en actividad en enero (AP-NFL).

Denlos por muertos: Cinco equipos que terminaron su temporada 2013

Denlos por muertos: Cinco equipos que terminaron su temporada 2013

Gregg Rosenthal compartió un análisis de los cinco equipos que parecen haber terminado su participación en la temporada 2013.

Los Atlanta Falcons eran candidatos para ganar el Super Bowl este año, y...
Los Atlanta Falcons eran candidatos para ganar el Super Bowl este año, y ahora parece que no estarán ni siquiera en actividad en enero (AP-NFL).

La NFL tiene éxito, en parte, porque todos los equipos tienen esperanzas en la Semana 1. El peor equipo en la liga una temporada puede empezar 8-0 el año siguiente.

El otro lado: Ningún deporte rompe esas esperanzas más rápido. Los Tampa Bay Buccaneers pasaron de caballo negro a desastre total en tres semanas. Los Jacksonville Jaguars se sentían irrelevantes antes de que comenzara octubre. No hemos llegado a Halloween, y ya algunos equipos están planeando el próximo año.

El Podcast de “Around the League” tiene un segmento recurrente en el que le clava un tenedor al los equipos que ya ‘están listos’, listos para pensar en la próxima temporada. Es una variación Es una variación de un segmento que hicimos el año pasado en el sitio de internet, y no lo hacemos a la ligera. El tenedor solo es usado cuando todo nuestro equipo está de acuerdo de manera unánime de que las aspiraciones a playoffs de un equipo están acabadas básicamente por completo. No van a recuperarse. Vamos a enterrarlos.

publicidad

Si estamos equivocados y esos equipos llegan a playoffs, donaremos $100 por equipo a la caridad. Pero no nos equivocaremos (no otra vez al menos).

Tras ocho semanas, estamos listos para clavar el tenedor en estos cinco equipos.

Atlanta Falcons

Es peligroso dar por perdido a un equipo que tiene un mariscal de primer nivel, pero Matt Ryan no puede arreglar los problemas de los Falcons. Tienen una de las peores defensivas en el fútbol. Su línea ofensiva no lo puede proteger ni tapar los huecos en el juego terrestre. Julio Jones, Kroy Biermann y Sean Weatherspoon no van a regresar. Los Falcons están 2-5, y su calendario es imperdonable.

La derrota del domingo frente a Arizona fue evidencia; los Falcons no pudieron aplicar presión alguna a la peor línea ofensiva de la liga. La diezmada ofensiva de Atlanta fue superada por una defensiva de élite, y tienen que enfrentar a muchas defensivas así más adelante. Tiene visitas a Green Bay, Carolina y San Francisco. Los Falcons también recibirán a los Seahawks y a los Panthers. Será un milagro menor si los Falcons logran conseguir un récord 8-8.

Jacksonville Jaguars

Setenta por ciento de los encuentros de este año en la NFL han sido definidos en una posesión en algún punto del último cuarto. Los Jaguars han estado envueltos en el cero por ciento de estos. En una liga construida en “Any Given Sunday”, los Jaguars no han sido competitivos en ninguna ocasión.

Este es el equipo más irrelevante en la memoria. El 0-16 de los Detroit Lions mantuvo los juegos cerrados y tenían el factor Millen para tener a la gente interesada. (Sin mencionar a ‘Megatron’.) El entrenador Gus Bradley y el gerente general David Caldwell parecen los personajes adecuados para darle la vuelta a esta organización, pero no pudieron haber imaginado que esta temporada sería tan brutal. Están perdiendo por un promedio de 19.9 puntos cada semana. Es más del doble que cualquier otro equipo.

Los Jaguars comenzarán de nuevo con otro mariscal novato la próxima temporada tras el continuo colapso de Blaine Gabbert. Sus afligidos aficionados ahora han sido puestos en la incómoda posición de poner sus esperanzas en que el equipo no pierda la primera selección global ganando algunos juegos.

St. Louis Rams

Es duro clavar el tenedor en un equipo con cinco derrotas, pero eso es lo que sucede cuando Kellen Clemens es tu mariscal titular por el resto del año. St. Louis no fue competitivo en tres de sus derrotas. La ofensiva sigue siendo mediocre a pesar del nuevo talento y un esquema que gira alrededor de la continuidad de Sam Bradford. La defensiva de Jeff Fisher ha sido una decepción masiva.

Hay mucho talento importante en el roster y muchas selecciones de Draft en camino, pero esto tiene el sentimiento de una temporada perdida por la lesión de Bradford. Se suponía que sería una temporada decisiva para Bradford, pero no nos sentimos más cerca de saber si será un mariscal de primera o no. Los Rams están atrapados en el purgatorio de la NFL. El lado positivo: Podrían tener dos selecciones altas el próximo año porque también tienen la primera selección de Washington.

publicidad

Minnesota Vikings

Todo el drama sobre los mariscales ha distraído a todos de una verdad incómoda sobre Leslie Frazier: La defensiva de los Minnesota Vikings es un desastre. La unidad de Frazier es la número 30 en puntos permitidos, entregando un promedio 32 puntos por partido. Los Vikings todavía tienen al mejor corredor de la liga, y no tienen idea de qué hacer con él.

El dueño Zygi Wilf despidió a Brad Childress menos de una temporada después de una aparición en playoffs en 2010. El mismo escenario podría darse otra vez si los Vikings no terminan el año con cuatro o más victorias. Wilf debe der mirar con atención el roster y considerar: ¿Qué hacemos bien? ¿Cuál es el plan?

Los Vikings se rehusaron a traer competencia real para Christian Ponder durante el receso, y lo cobijaron llamándolo como el mariscal franquicia. Traer a Josh Freeman en cuatro semanas después fue un claro movimiento desesperado. Freeman todavía tiene una oportunidad de salvar a Frazier y al gerente general Rick Spielman.

Tampa Bay Buccaneers

Este es un equipo que tenía la pinta de un equipo contendiente sorpresivo en playoffs. En lugar de eso, lentamente se desinflaron. La salida de Josh Freeman y la epidemia de MSRA fueron grandes distractores. La costos y talentosa defensiva jugó bien por un mes, pero han entregado 31 puntos en cada uno de sus últimos tres encuentros.

publicidad

La defensiva de los Bucs tiene talento en todos los niveles. Las posiciones de habilidad de la ofensiva no se ven mal. Son un candidato para un resurgimiento estilo Chiefs en el 2014, pero es difícil imaginar que el entrenador Greg Schiano sobreviva el año. El gerente general Mark Dominik también podría estar en problemas. Como Michael Ray Richardson dijo alguna vez, “La nave se está hundiendo”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad