publicidad
La ofensiva de Peyton Manning podría cargar a Denver a logros inusitados (AP-NFL).

Chris Wesseling ¿Puede alguien detener a los Denver Broncos?

Chris Wesseling ¿Puede alguien detener a los Denver Broncos?

Los Broncos tuvieron otra enorme aparición en la semana cuatro y comienza a surgir la duda, ¿podrá alguien detener a Peyton Manning?

La ofensiva de Peyton Manning podría cargar a Denver a logros inusitados...
La ofensiva de Peyton Manning podría cargar a Denver a logros inusitados (AP-NFL).

Luego de apalear 52 a 20 los Philadelphia Eagles en la semana cuatro, la discusión debería de dejar de ser sobre si la ofensiva de los Denver Broncos romperá el record de puntos de los New England Patriots de 2007 y debería de empezar a tratarse de su igualarán la temporada regular de 16-0 de ese equipo.

Desmenuzando tranquilamente una secundaria de Eagles que enfrentaba más de lo que podía manejar, Peyton Manning rompió el record de la NFL que pertenecía a Brett Favre tras conseguir su vigésimo cuarto partido con cuatro pases de touchdown. También rompió el record de Kurt Warner de más touchdowns en los primeros cuatro partidos de la temporada, al tiempo que empató el record del quarterback de Browns Milt Plum de 16 touchdowns contra cero intercepciones para comenzar el año, establecido en 1960.

publicidad

Luego de superar la marca de los 50 puntos por primera vez en la historia de la franquicia, los Broncos llevan ritmo de anotar 716 puntos, cosa que destrozaría el record de los Patriots de 589 en 2007. Los números proyectados de Manning son aún más impresionantes con 468 de 624 (75 por ciento) para 5:880 yardas y 64 touchdowns y cero intercepciones.

Más allá de todos esos números inflados, lo que tiene que mantener a los entrenadores defensivos en vela es que la ofensiva de Manning aún no juega un partido completo. Ante Eagles el equipo desperdició un par de jugadas, incluyendo lo que hubiera sido un largo touchdown que cayó apenas más allá del alcance de Eric Decker.

El equipo no ha enfrentado un desafío serio en 15 partidos consecutivos de temporada regular. Con Von Miller y el probable futuro miembro del Salón de la Fama Champ Bailey cerca de regresar, podríamos tener que esperar hasta enero para que alguien incomode a los Broncos.

1. Los Broncos van en contra de la postura ortodoxa respecto al backfield, utilizando a un poco destacable pero confiado veterano (Knowshon Moreno) como su corredor para conseguir la ventaha mientras que optan por el habilidoso pero más riesgoso jugador (Ronnie Hillman) como el corredor para mantener la ventaja. Una vez que Hillman y Montee Ball comiencen a ganarse la confianza de sus entrenadores, esta ofensiva podría ser aún más difícil de defender.

2. Por segunda semana consecutiva, un inconsistente Michael Vick fue capaz de mover la ofensiva de los Eagles solo para quedarse corto en la zona roja. La defensiva y los equipos especiales siguen siendo un problema más grande que la ofensiva de Vick. Nick Foles entró y consiguió rápidamente un touchdown en tiempo basura, pero Vick no está en peligro de perder su trabajo.

3. Manning provocó que la defensiva de los Eagles saltara temprano en tres ocasiones con su grito de “¡Omaha!”. Eso no aparece en las estadísticas, pero ayudó a los Broncos a extender series ofensivas.

4. Los apoyadores y profundos de Philadelphia son un problema importante en cobertura. Ese ha sido el caso desde el primer partido de la temporada.

5. Para poner en perspectivas las 166 yardas terrestres y un touchdown de los Eagles (en 35 acarreos) consideremos que la defensiva de Denver estaba limitando a los rivales a menos de 2.0 yardas por acarreo y 50 yardas por partido en tres semanas.

6. Wes Welker tiene ya seis recepciones de touchdown en la temporada. Tom Brady comenzó su partido de la semana cuatro con solo cinco pases de touchdown totales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad