publicidad
(AP-NFL).

Jorge Pérez-Navarro: I love you Miami!

Jorge Pérez-Navarro: I love you Miami!

Jorge Pérez-Navarro: I love you Miami!

(AP-NFL).
(AP-NFL).

Por: Jorge Pérez-Navarro.

El 26 de octubre se cumplirán 18 años de que los entonces Florida Marlins vencieran a los Cleveland Indians en 7 juegos para ganar la primera Serie Mundial de su historia. El MVP de aquel épico Clásico de Otoño fue el lanzador Liván Hernández quien, al saberse galardonado con tal distinción, se arrodilló y golpeó su pecho en júbilo para luego, pronunciar una frase que pasaría a la posteridad: -“I love you Miami!”-.

La emoción profesada por el desertor cubano, de apenas 22 años, era comprensible puesto que tras escapar del hotel en Monterrey, Nuevo León, donde se hospedaba con el resto de la selección de beisbol de su país… Su camino a Miami, y al éxito, fue largo al hacer escalas en la Ciudad de México, Venezuela y República Dominicana, e incierto por haber dejado atrás a su familia y todo lo que conocía en la vida.

Su historia humana y factores como su estilo único de lanzar, o que su frase se convirtió en un dicho urbano al celebrar los triunfos de los Florida Marlins en la Serie Mundial de 2003 y del Miami Heat al ganar las finales de la NBA en 2006, 2012 y 2013, hicieron de Eisler Liván Hernández Carrera... ¡Un ícono de The Magic City!.

Tristemente, la mística ganadora de los equipos del sur de la Florida se ha visto impedida de incluir a su franquicia de NFL... ¡Desde hace 41 años, camino a 42!.

publicidad

Aquellos Miami Dolphins acuñaron la aún irrepetible frase de -“The Perfect season!”- tras ganar el Super Bowl VII (14-7 vs Washington Redskins) y, un año después, la cambiaron por la de –“2 time champions!”- al triunfar en el Super Bowl VIII (24-7 vs Minnesota Vikings); sin embargo, desde entonces, fueron derrotados en los Super Bowls XVII (27-17 ante Washington Redskins) y XIX (38-16 ante San Francisco 49ers).

Peor aún…

Tras 30 años, camino a 31, sin jugar en un Super Domingo… Los Miami Dolphins apenas han calificado a los playoffs en 6 ocasiones desde el –“I love you Miami!”- (1997), registrando marca de 3 triunfos y 6 derrotas… Y de ¡0-1 en las últimas 13 temporadas!.

Visto desde otra perspectiva… Luego del retiro de Dan Marino al final de la temporada 1999… 17 QBs (Jay Fiedler, Damon Huard, Ray Lucas, Brian Griese, A.J. Feeley, Sage Rosenfels, Gus Frerotte, Joey Harrington, Daunte Culpepper, Cleo Lemon, Trent Green, John Beck, Chad Pennington, Chad Henne, Tyler Thigpen, Matt Moore y Ryan Tannehill) se han combinado para ganar 1 y perder 3 juegos de playoffs en ¡15 campañas!.

-“I’m sorry Miami”-

Y lo digo sin mala intensión puesto que los Miami Dolphins marcaron una época del brazo de Daniel Constantine Marino Jr. (considerado el mejor pasador de la historia al momento de su retiro, gracias a haber impuesto 47 récords, de los cuáles, 12 siguen vigentes, 26 ya fueron superados y 9 le siguen perteneciendo aunque de manera compartida) y otra gran época, de mayor duración y diferentes facetas, bajo la dirección de Donald Francis Shula (entrenador en jefe más ganador en la historia de la NFL con 347 victorias).

El coach Don Shula estuvo a cargo de los Miami Dolphins entre 1970 y 1995… Tiempo en el que ganó 2 Super Bowls, 5 títulos de la Conferencia Americana, 11 títulos divisionales y fue elegido Mejor Coach del Año en 2 ocasiones (1970 y 1972).

Desde entonces…

Jimmy Johnson (1996-1999) dejó marca de 36-28 en temporada regular y 2-3 en playoffs.

Dave Wannstedt (2000-2004) registró marca en temporada regular de 42-31, 1-2 en playoffs y ganó el título divisional en la temporada de 2000.

Jim Bates (2004) llegó, ganó 3, perdió 4, y se fue.

Nick Saban (2005-2006) ganó 15, perdió 17 y no logró avanzar a los playoffs.

Cam Cameron (2007) dirigió la peor temporada en la historia de la franquicia al solo ganar 1 de 16 juegos… Desbancando de esa triste estadística a George Wilson quien, en la primera y tercera campaña de la historia del equipo lo llevó a ganar 3 juegos (1966: 3-11 y 1969: 3-10-1).

Tony Sparano (2008-2011) tuvo marca negativa en todos los aspectos (29-32 en temporada regular y 0-1 en playoffs); sin embargo, llevó a los Dolphins a ganar el que es, hasta el día de hoy, su último título divisional (2008).

Todd Bowles (2011) dejó marca de 2-1 como interino.  

El siguiente fue Joe Philbin quien, luego de fungir como coordinador ofensivo de los Green Bay Packers entre 2007 y 2011, recibió la primera oportunidad como entrenador en jefe en la NFL con varios objetivos: reconstruir, mejorar el talento y devolverle las viejas glorias al equipo de The Magic City.

publicidad

Una de sus primeras decisiones fue elegir a Ryan Tannehill con su primera selección colegial de 2012 (8ª general)… Perfilándolo como su apuesta para QB del futuro y heredero de Dan Marino lo que, tras las primeras 3 temporadas, parecía quedar corto aunque siempre se argumentaba que su evolución y desarrollo iba lento pero seguro. Por ello, muchos tacharon como precipatada la decisión de darle una extensión de contrato de 6 años y 97 millones de dólares ($21.5MDD garantizados) previo al inicio de la campaña de 2015.

¿El resultado?  

No muy halagador… Puesto que su mecánica y estadísticas (1,080 yardas por aire, 7 pases para TD, 5 INTs y QB Rating de 77.1) apuntan a que, por primera vez, su evolución y crecimiento van en regresión.

¿Y qué decir de la defensa?  

Con la intensión de mejorar dicho sector que fue 24º en el 2014… Los Miami Dolphins hicieron de Ndamukong Suh el defensivo mejor pagado de la historia, al firmarlo por 6 años y 114 millones de dólares ($60MDD son ganartizados, cifra que también ¡marca un récord!).

Tras la primera cuarta parte de la temporada... La ofensiva de los Dolphins es 23ª en yardas totales (1,259) y 30ª en puntos anotados (16.3); en tanto que, su defensiva es la 30 con 1,598 yardas permitidas y 18 en puntos concedidos con 25.3  

Finalmente, la derrota 27-14 sufrida ante los New York Jets en Londres, sumada a la pobre muestra de intensidad de varios jugadores (entre ellos, el millonario Suh), detonó el despido del coach Philbin, dejando números finales de 24 victorias, 28 derrotas y 0 apariciones en playoffs.

publicidad

El siguiente en la lista, de manera interina, es Daniel Allen “Dan” Campbell quien, desde el 2011 fungía como coach de las alas cerradas, y que en su primer discurso aseguró contar con el talento humano y que cambiará la forma de trabajar y pensar.  

Si nos basamos en la seguridad e intesidad de sus palabras… Sumado a su imponente estructura física (6 pies 5 pulgadas y 265 libras bien trabajadas en el gimnasio)… No creo que habrá muchos de sus jugadores que quieran ir en su contra, por lo que podríamos esperar a que los Dolphins se transformen en un equipo más fuerte y físico que aspire a grandes cosas.

Y de ser así, ¿podría ser Ryan Tannehill o Ndamukong Suh el próximo en seguir los pasos de Liván Hernández en saborear el éxito poniéndose de rodillas, golpeándose el pecho jubilosamente y gritando a todo pulmón: -“I love you Miami!”-?.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad