New York Giants

50 años, la Era del Super Bowl: La marcada disciplina de los Giants

Bill Parcells y Tom Coughlin aplicaron la regla que produjo 4 Campeonatos.
8 Jul 2016 – 11:58 PM EDT

Por: Jorge Pinzón Anaya

Los New York Giants fueron fundados en 1925, es una de las franquicias más antiguas de la NFL con más de 90 años de historia, en su mayoría llena de triunfos y campeonatos.

Nombres ilustres ocupan las páginas de sus primeros 35 años de existencia, sobre todo de entrenadores en jefe: Steve Owen y Jim Lee Howell.

Owen estuvo en el cargo de 1930 a 1953, en total 24 temporadas como coach principal que incluyen 2 Campeonatos de la NFL: 1934 y 38. Todavía tiene el récord de la franquicia de victorias con 151 en temporada regular, más 2 en Playoffs para total de 153. El que más se le acercó fue el recién despedido Tom Coughlin quien se quedó en 102 triunfos en campaña regular, más 8 en Playoffs para total de 110 en su paso por los Giants.

STEVE OWEN

Jim Lee Howell también alcanzó un Campeonato de la NFL, eso fue en 1956 cuando los Giants podían presumir de uno de los mejores staffs de entrenadores asistentes: Vince Lombardi de coodinador ofensivo y Tom Landry coordinador defensivo, con eso todo estaba controlado para el entrenador Howell.


HACE 50 AÑOS

Con tales logros en su pasado es difícil comprender lo que ocurrió con los Giants de 1966 hasta 1983, su época triste y carente de victorias. Sin nada que presumir en 18 temporadas para el olvido ya en plena Era del Super Bowl.

Se puede afirmar que la historia de los Giants en los últimos 50 años va de Allie a Eli. ¿Quién es Allie? Se trata de Allie Sherman, entrenador en jefe hace medio siglo cuando el equipo tuvo una desastrosa temporada de una victoria, 12 derrotas y un empate.

El desfile de entrenadores siguió con Alex Webster, Bill Arnsparger, John McVay y Ray Perkins el único que consiguió una temporada de Playoffs cuando en 1981 llevó a los Giants al duelo Divisional que perdieron 38 – 24 con San Francisco 49ers perfilados al título en el Super Bowl XVI. En los Giants empezaba a abrirse paso un quarterback algo rebelde y poco disciplinado llamado Phil Simms.


PHIL SIMMS Y RAY PERKINS

LA REVOLUCIÓN DE BILL PARCELLS

Bill Parcells llegó a los Giants en 1979 para trabajar de coordinador defensivo luego de una larga carrera como entrenador en el futbol americano colegial. En 1980 se fue a New England Patriots pero regresó en 1981 y 82 bajo el mando de Perkins.

En 1983 le dieron el cargo de entrenador en jefe, momento clave en la historia moderna de la franquicia. Por fin un coach con perfil fresco y agresivo, así como talento natural para seleccionar asistentes y jugadores que se adaptan a un plan de trabajo con bases sólidas. Si bien en el 83 no les fue nada bien al terminar con marca de 3 triunfos, 12 derrotas y un empate, al año siguiente el equipo empezó a dar muestras de vida.

A partir de 1984 y hasta 1990, en total 7 temporadas, Parcells llevó a los Giants 5 veces a Playoffs, incluyendo victorias en 2 Super Bowls, ediciones XXI y XXV sobre Denver y Buffalo respectivamente.

La base de los triunfos fue un consistente ataque basado en la potencia terrestre, quarterbacks certeros en el ataque aéreo y una defensiva legendaria, revolucionaria gracias al trabajo del linebacker Lawrence Taylor quien llegó a la NFL para cambiar la historia para siempre. Taylor provocó que las ofensivas cambiaran sus patrones de bloqueo en el intento por detenerlo. Se convirtió en experto para presionar a los quarterbacks, sobre todo en el lado ciego.

LAWRENCE TAYLOR


La dramática victoria sobre Buffalo Bills en el Super Bowl XXV, segundo para Parcells, significó el adiós del coach que le devolvió la vida a los Giants. Desafortunadamente para ellos también marcó el arranque de otra época de altibajos.


BILL PARCELLS


SEGUNDO DESFILE DE ENTRENADORES

George Young, quien fue gerente general de los Giants desde 1979 y parte del exitoso proceso en la década de los años ochenta, tomó la decisión sobre el sucesor de Bill Parcells. Los 3 candidatos más fuertes eran entrenadores asistentes: Ray Handley, coordinador ofensivo; Bill Belichick, coordinador defensivo y Tom Coughlin, entrenador de receptores.

Young nunca tuvo buena relación con Belichick quien constantemente era buscado por otros equipos para el trabajo de entrenador en jefe, cosa que se concretó para Cleveland Browns durante los próximos 5 años; por su parte Coughlin aceptó el trabajo de coach principal en la universidad de Boston College, por lo que el cargo de nuevo entrenador en jefe de los Giants fue para Handley.

El nuevo coach solo duró 2 temporadas, ambas perdedoras. En 1993 llegó Dan Reeves quien tuvo un paso triunfador con Denver Broncos, los hizo contendientes pero se le recuerda por las 3 palizas que se llevó en el Super Bowl, una de ellas cortesía de los mismos Giants. Reeves se mantuvo 4 años, solo el primero fue bueno cuando avanzaron de comodines al Playoffs Divisional que, para no variar, perdieron por paliza 44 – 3 con San Francisco.


JIM FASSEL


Luego siguió Jim Fassel quien dio cierta estabilidad competitiva donde destaca la temporada del año 2000. Los Giants avanzaron al Super Bowl XXXV, el tercero en su historia, primero en 10 años, pero la experiencia resultó olvidable. La salvaje defensiva de Baltimore Ravens fue demasiado para Kerry Collins, entonces quarterback de los Giants. Los Ravens ganaron 34 – 7. El coach Fassel se mantuvo otros 3 años hasta 2003 donde registraron 4 triunfos y 12 derrotas.

EL CORONEL TOM COUGHLIN

Lo que no ocurrió en 1991, ahora en 2004 se hizo realidad. Como parte de una reconstrucción en todos los niveles, Tom Coughlin es nombrado entrenador en jefe. El nuevo plan incluyó la selección en el Draft de un jugador que se convirtió en el símbolo del equipo para los próximos años, responsabilidad que casi siempre cae en un quarterback, en este caso Eli Manning. Conseguirlo no fue fácil, los Giants tuvieron que negociar con San Diego Chargers el intercambio de Manning quien había sido seleccionado por el equipo californiano. Los Giants eligieron a Philip Rivers para concretar el cambio por Manning.

La disciplina tipo Parcells regresó a los Giants, con ella el estilo de juego agresivo a la defensiva, balanceado y consistente en la ofensiva. A partir de 2005, primer año de Eli como quarterback titular, posición que nadie más ha ocupado en los Giants hasta la fecha, se transformaron en un conjunto contendiente a los grandes triunfos.

Uno de esos grandes logros fue la conquista del Super Bowl XLII cuando Coughlin venció a su viejo compañero de staff en los Giants de los años ochenta, Bill Belichick y New England Patriots que buscaban coronarse invictos. La victoria 17 – 14, con la famosa recepción de David Tyre apoyándose en el casco, significó el tercer anillo para los Giants, 17 años después de la conquista en la edición XXV.

Cuatro años después Coughlin y compañía demuestran que una victoria podría ser producto de una serie de casualidades. Pero cuando se consigue otro triunfo, bajo las mismas circunstancias, es decir otro Super Bowl sobre New England Patriots, la suerte no tiene nada que ver. Fue el trabajo duro, talento y disciplina los factores para el título en el Super Bowl XLVI, cuarto anillo de los Giants en la Era del Super Bowl.

De nuevo una segunda victoria en el Super Bowl se convierte en el cierre de un ciclo. Ocurrió en 1990 con el XXV y ahora en 2011 con el XLVI. Después del último campeonato van 4 temporadas para el olvido, que le costaron el trabajo al coach Coughlin y que marcan en 2016 el inicio de otra época para los Giants, una escuadra muy marcada por los tiempos y los procesos atinados de entrenadores que creyeron en la disciplina como la base de todo proyecto gigantesco.

RELACIONADOS:New York Giants

Más contenido de tu interés