null: nullpx

LeBron James y la NBA en el pulso social de Estados Unidos, dicen 'suficiente'

Jugadores de los Lakers y los Hawks usaron camisetas para honrar a las víctimas de los tiroteos en Thousand Oaks con la leyenda 'Enough' este domingo.
12 Nov 2018 – 1:04 AM EST

Por Israel Germán

El pasado 7 de noviembre Estados Unidos se enteraba de un nuevo tiroteo masivo. En el Borderline Bar, en la localidad de Thousand Oaks (trágicamente también afectada por los incendios forestales), a unos 65 kilómetros al norte de Los Ángeles, se reportaron 12 muertos y decenas de heridos a causa de este capítulo que parece repetirse una y otra vez en suelo estadounidese en medio de la inerte demanda una estricta legislación acerca del control de armas de fuego.

La noche del domingo en el Staples Center los jugadores de los Lakers de Los Ángeles y de los Atlanta Hawks saltaron a calentar a la duela con unas camisetas negras con la leyenda 'Enough' o suficiente en español previo a su partido de temporada regular.



Uno de los jugadores más seguidos, se trate de la noche que sea, en la NBA es LeBron James, cuyo estilo de juego no solo ha generado un culto sino también una gran oleada de seguidores por otro terreno de juego en el que ha probado ser igual de importante y talentoso que en la duela: en el de las causas sociales.

En el pasado James se ha involucrado con este tipo de iniciativas, sobre todo aquellas que atañan el tema de la injusticia social, la discriminación racial y la brutalidad policiaca. Y para no variar en el caso del tiroteo, el 'King James' usó su poderosa cuenta de Twitter para expresarse al respecto, pues cuenta con más de 41 millones de seguidores. El mensaje resonó.

Uno de los detalles acerca de estas camisetas es que en el reverso de las mismas estaban impresos los nombres de las 12 víctimas mortales del infame tiroteo masivo que se le acredita a un hombre de las fuerzas armadas estadounidenses en el retiro, quien, relatan, primero arrojó granadas de humo en el lugar para abrir fuego de manera inmisericorde donde todas esas balas arrancaron vidas, sueños y despedazaron familias.


Además de los daños colaterales obvios después de una masacre como la vivida el pasado 7 de noviembre en Thosand Oaks, se volvió a reabrir el debate sobre cuándo se hará una regulación más estricta para el uso de armas de fuego y emular lo que se hace en otros países donde llegó a haber tiroteos pero debido a la imposición de leyes más estrictas para el uso y posesión de armas de fuego se ha garantizado que no se repitan estos cruentos y, para la gran mayoría, inexplicables sucesos trágicos.

Con el hashtag que usó LeBron ese día que envió condolencias a las familias de las víctimas de Thousand Oaks (#LoveIsStrongerThanHate) 'el amor es más fuerte que el odio', no habían pasado ni dos semanas del tiroteo que le arrancó la vida a 11 personas en una sinagoga en Pittsburgh que también derivó en muestras por parte de los deportistas para repudiar estos episodios.

La actual administración del presidente Donald Trump ha hecho pocos esfuerzos en aras de escuchar a aquellas voces, incluyendo a las de los afectados directos en los tiroteos, que demandan, urgen, instan a una legislación más estricta para la portación y uso de armas de fuego. Es altamente probable que en algún momento puedan darse esas reformas y sería válido y justo pensar que todos esos esfuerzos de parte de la comunidad deportiva para crear conciencia a este respecto van a abonar a la causa, ya sea usando calzados personalizados, con un tuit o con camisetas recordando los nombres de los fallecidos en eventos que para muchos no tienen una razón de ser.

RELACIONADOS:NBALos Angeles LakersLebron James

Más contenido de tu interés