Las lesiones en la NBA y el triste caso de Derrick Rose

Las lesiones no solo afectan el físico de los jugadores sino su mente, el hecho de que el cuerpo no responda tiene un efecto psicológico muy fuerte.

Geisha Torres / @geishatorres

El baloncesto es un deporte de mucho contacto y las lesiones forman parte de el, los equipos y los fanáticos rezan para que los jugadores estén sanos y puedan rendir. Las gerencias tiemblan cuando un jugador cae al piso porque sus contratos representan mucho dinero.

En la NBA como en todos los deportes profesionales, jugar es un trabajo, es el medio que tienen estos hombres de ganarse la vida y cuando se lesionan se les viene el mundo abajo, hay unos que salen adelante dependiendo de la lesión claro está y otros que sencillamente no pueden o no tienen la suficiente madurez y fuerza mental para afrontar la situación.

Apenas comenzó la temporada fuimos testigos de una de las peores lesiones jamás vistas, hablamos de Gordon Hayward, ya fue operado y está en plena recuperacion se habla de un possible regreso para abril del 2018 con los Celtics de Boston.

Esta temporada cada equipo tiene su dolor de cabeza, y solo por nombrar algunos tenemos a John Collins y Dewayne Dedmon, quienes son bajas de Atlanta hasta mediados de diciembre, Brooklyn extraña a D”Angelo Russell, Chicago tiene a Nikola Mirotic y Zach Lavine, los Warriors no cuentan con Zaza Pachulia y Chris Boucher, los Pacers anotaron a Glenn Robinson III, Denver hizo lo mismo con Paul Millsap quien no regresa hasta marzo del año que viene, Cleveland espera el debut de Isaiah Thomas quien se recupera de su cadera y de Iman Shumpert lesionado de su rodilla, además de Derrick Rose. En los Spurs está Kawhi Leonard y en los Clippers su estrella Blake Griffin entre otros.

'Rodillas de cristal'

Hay que hacer un aparte con el base armador, Derrick Rose, quien ahora defiende la camiseta de los Cavaliers de Cleveland, y es que pocos jugadores son tan propensos a lesionarse como él, y es que este joven vive más tiempo en recuperación que en un tabloncillo, en los últimos seis años ha pasado por Chicago, New York y Cleveland y en todos ha estado con diferentes problemas de lesiones. En las últimas seis campañas ha jugado 210 partidos de 457 posibles.

Es por eso que en esta última ocasión se habló hasta de retirarse porque dijo públicamente que ya estaba cansado de lesionarse. Sin ánimos de comparar a nadie y menos de diferentes deportes me hace recordar a Ronaldo el brasilero, con muchísimo talento pero siempre estaba lesionado.

Rose de apenas 29 años de edad, es un piloto fuera de serie, vive con tanta intensidad que siempre termina en el piso, tiene mala suerte o que realmente pasa con su carrera. Porque romperse los ligamentos de las rodillas en el baloncesto es algo sumamente serio si hablamos de jugadores que usan sus piernas para correr y saltar. Y si le sumamos a eso su Fortaleza mental eso da un extra y si el a estas Alturas de su vida está pensando en el retiro es porque no va muy bien con eso.

En la 2010-2011 tuvo una temporada increíble con los Bulls de Chicago registrando 25 puntos por partido, se ganó el MVP y todos los elogios, al año siguiente recibe un contrato de 95 millones de dólares por 5 años, y a partir de allí comenzó su pesadilla, se lesionó su rodilla se perdió la mitad de la temporada.

Perdió toda la temporada 2012-2013. Luego pasó a los Knicks y en la gran manzana lo apodaron rodillas de cristal y adivinen que, si se volvió a lesionar. La capacidad psicológica de este hombre ha estado en prueba una y otra vez. No es facil salir de una lesion y entra en otra, ver tu cara en los periodicos y que le digan a una Estrella de la NBA que es de cristal, el bullying es dañino a todo nivel.

Es fácil hablar de estos hombres y sus lesiones y juzgarlos, difícil es ponerse en sus zapatos. Porque estos señores tienen el baloncesto como trabajo y a nadie le gusta estar siempre enfermo y no poder hacer lo que a uno le gusta, mas esta gente que tienen un talento especial y les pagan por jugar y mostrarlo al mundo en la mejor liga del planeta.

Otro que siempre anda lesionado es Blake Griffin el ala pivot de los Angeles Clippers comenzó su carrera siendo drafteado en el puesto 1 por los Clippers en el 2009 y de inmediato sufrió una grave lesión de rodilla que le obligó a apartarse de las canchas durante toda su primera temporada, aplazándose así su debut en la NBA.

Varias veces se ha lesionado durante su Carrera y esta campaña, sufrió un encontronazo con su compañero de equipo Austin Rivers y se esperaba lo peor, luego de someterse a pruebas medicas se diagnosticó un esguince en el ligamento de la rodilla izquierda, se espera que regrese a las canchas en dos meses, el es el jugador franquicia y la presión está en sus hombros, estos jóvenes debe esforzarse el doble porque tienen contratos con sus equipos y son imágenes de varias marcas deportivas, son ejemplos de muchos niños y bebidas energizantes entonces no pueden estar enfermos sino jugando. Deben ser fuertes mentalmente para afrontar estas situaciones, deben perder el miedo de lanzarse a pelear por un balón cuando acaban de salir de una recuperación.

Las lesiones son parte del deporte, eso no es secreto para nadie, y mas cuando todo el mundo espera que ellos regresen al 100% de sus condiciones fisicas sin contar que hay un conjunto de variants. No seamos tan críticos y entendamos que ellos no son robots, son seres humanos que pasan por momentos duros, solo que sus cuerpos están acondicionados en teoría para salir bien parados de todos estos obstáculos.

Hay que tener paciencia y ser mas justos a la hora de juzgarlos. En la calle tal vez conocemos personas que siempre estan enfermos y otros que son muy sanos, asi es la vida y asi es el deporte.