null: nullpx
Golden State Warriors

¿Es el fin de la dinastía de los Warriors?

Con su derrota en las NBA Finals ante los Toronto Raptors, los Golden State Warriors aún pueden pensar en conseguir grandes cosas en futuras temporadas.
14 Jun 2019 – 12:15 AM EDT

Con cinco apariciones en las NBA Finals de forma consecutiva con saldo de tres títulos y dos derrotas, vale la pena analizar si esta dinastía que crearon los Golden State Warriors tienen aún mucho por dar o si ya es su final, como pasó con Chicago Bulls, Los Angeles Lakers, Boston Celtics o San Antonio Spurs en su momento.

El coach Steve Kerr, con 53 años, tiene todavía a una generación de jugadores que no están en su etapa final, pero se acercan a la misma en unos tres o cuatro años.

Stephen Curry, base titular de este equipo y con 31 años, le quedan al menos cuatro temporadas a buen nivel, si es que las lesiones no comienzan a llegar. Mismo caso el de Kevin Durant que cumplirá 31 en septiembre y que desde su llegada a Warriors logró ser campeón. Durant y Curry seguirán como la base de Golden State a donde Kerr puede añadir piezas importantes en el mercado de fichajes o de traspasos en las temporadas entrantes.

Draymond Green es otro que aún tiene mucho basquetbol por dar, y el entendimiento con Curry y Durant es maravilloso, a estos tres se le suma el aporte que da Klay Thompson que promedia 20 puntos por partido en su carrera y es de los que ha estado desde el inicio de esta dinastía.

El talento joven llega con Kevon Looney, que con 23 años, se afianzó como el centro del equipo por encima de Demarcus Cousins, que estuvo lesionado, Jordan Bell y Andrew Bogut.

más que nada para mantener esta dinastía en pie es en los relevos, Shaun Livingston cuenta con 33 años y está, quizá, en los últimos años de su carrera. Lo mismo pasa con Andre Iguodala que tiene 35 y no cuenta con un papel estelar, pero ayuda de vez en cuando desde el banquillo.

Es importante para Golden State Warriors tener un equipo que libre lesiones importantes, la baja de Cousins por momentos pesó en la temporada, pero no tanto como la de Durant en las Finales que fue una de las razones de la derrota ante Raptors.

La temporada no fue tan arrolladora como en pasadas campañas, por lo que Rick Welts y Steve Kerr deberán sentarse a pensar en los refuerzos para apuntalar a una plantilla que en dos o tres años, comenzará a ser vieja y que necesita desde ahorita, poco a poco, un cambio generacional con talento joven, bueno y fresco que se adapte al estilo del coach.


RELACIONADOS:Golden State Warriors

Más contenido de tu interés