Tennessee Titans

Los contrastes en la vida de Kurt Warner y Steve McNair

Se enfrentaron en el Super Bowl XXXIV, luego el futuro los llevó por caminos distintos.
16 Jun 2016 – 8:56 PM EDT

La historia de la NFL está llena de contrastes significativos en la conducta de jugadores que coincidieron en algún momento. Tal es el caso de Kurt Warner y Steve McNair, los quarterbacks titulares en el Super Bowl XXXIV.

El caso Warner – McNair representa cielo e infierno. Por un lado, la gloria de una carrera deportivo exitosa llena de satisfacciones personales y por otro un jugador que también tuvo momentos positivos de alto nivel, pero caído en desgracia.

STEVE MCNAIR

Steve McNair llegó a la NFL como un estrella colegial egresado de la pequeña universidad Alcorn State. Fue seleccionado en la 1ª. Ronda, tercero global, en el Draft de 1995 por los Houston Oilers, equipo que luego se transformó en Tennessee Titans donde McNair tuvo sus mejores años.

Campeón de la Conferencia Americana en 1999 con el boleto para jugar el Super Bowl XXXIV contra St. Louis Rams. Ese partido celebrado en el Georgiadome de Atlanta, fue uno de los más cerrados en la historia, con final dramático cuando el receptor Kevin Dyson de los Titans se quedó a una yarda de anotar el touchdown del empate. McNair fue clave ese año para llegar tan lejos pero al final salió con la derrota.

En el año 2003 fue seleccionado NFL MVP, premio que compartió con Peyton Manning. Las últimas 2 temporadas de su carrera las jugó con Baltimore Ravens. Se retiró en 2007.

Su vida no era solo deporte, desafortunadamente Steve McNair estuvo involucrado en conflictos personales que le costaron la vida.

Casada desde 1997 con Mechelle, tuvo 2 hijos producto de esa unión. También procreó 2 hijos con otras 2 mujeres. Dos años después de retirado como jugador sus problemas personales aumentaron por la relación sentimental que tenía con una joven llamada Sahel “Jenni” Kazemi.

El 4 de julio del año 2009 Steve McNair fue encontrado muerto debido a 4 disparos. A su lado estaba el cuerpo de Kazemi quien se suicidó luego de cometer homicidio. Triste final para un jugador emblemático para Tennessee Titans. El homenaje realizado los días 8 y 9 de julio en el LP Field con la presencia de miles de aficionados, fue la prueba de su tremenda popularidad y el cariño que se le tenía por su paso con los Titans.

KURT WARNER

En ese Super Bowl XXXIV el rival de Steve McNair era un jugador que apenas un año antes era un perfecto desconocido: Kurt Warner.

Egresado de la pequeña escuela Northern Iowa, nadie lo seleccionó en el Draft de 1994, fue a probarse con Green Bay Packers pero no se quedó en el equipo. Tuvo que trabajar en una tienda de autoservicio para ganarse la vida.

En 1997, tras contraer matrimonio con Brenda Carney, revivió su carrera deportiva jugando para Iowa en el Indoor Football, incluso se fue a la NFL Europa para jugar en Amsterdam Admirals.

La vida no fue fácil, Kurt y Brenda llegaron a vivir en el sótano de la casa de los padres de ella. Kurt adoptó a los 2 hijos que Brenda tuvo en otro matrimonio. Uno de sus hijos con problemas cerebrales y ceguera.

Esas eran las circunstancias cuando Kurt fue a probarse en 1998 con St. Louis Rams, equipo que contaba con el experimentado entrenador en jefe, Dick Vermeil.

El destino tuvo que ver en algo. Cuando Kurt llegó a los Rams los quarterbacks establecidos eran Tony Banks y Steve Bono. Luego en 1999 llegó Trent Green como agente libre tras un buen paso por Washington Redskins. Las posibilidades de jugar para Warner no eran muchas, claro que pocos hubieran pensado, quizá ni siquiera imaginado, que Banks y Bono se fueron, que Green sufrió una grave lesión de rodilla durante un partido de pretemporada contra los Chargers, quedó fuera toda la campaña y la historia de Kurt Warner cambió para siempre.

La Temporada 1999 fue sensacional. Nombrado NFL MVP, coronó los esfuerzos con el título en el Super Bowl XXXIV donde también fue nombrado MVP. Repitió el nombramiento NFL MVP en 2001 pero perdió el Super Bowl XXXVI. Jugó con New York Giants y Arizona Cardinals, equipo que llevó a un paso de ganar el Super Bowl XLIII pero lo perdió con Pittsburgh. Su carrera en la NFL está llena de récords como pasador, merecimientos que algún día la abrirán la puerta al Salón de la Fama.

Kurt y Brenda son devotos cristianos evangélicos, relacionados con obras de caridad y actividad política en apoyo a la sociedad más necesitada. La televisión fue otro medio donde Kurt encontró desarrollo. Es analista y comentarista prestigiado de NFL Network. Tiene que trabajar mucho para mantener a los otros 5 hijos que tuvo con Brenda.

KURT Y STEVE

Sus carreras se encontraron durante el Super Bowl XXXIV donde Kurt salió con la victoria. El futuro tendría sucesos muy distintos para ambos. Steve vivió la gloria deportiva desde temprano, tuvo mucho desde joven, poco cuando se retiró y desgracia en su destino. Kurt no tuvo nada cuando inició su carrera deportiva, sobrevivió gracias al trabajo duro y en la fe encontró motivación que lo ha llevado a un presente pleno de satisfacciones.


Más contenido de tu interés