Houston Texans

El pass rusher perfecto: La capacidad de safarse de Von Miller, la habilidad de acabar de J.J. Watt

Basta con la búsqueda constante de talento, construyamos al jugador perfecto de acuerdo a la posición. Ahora un cazador de mariscales sorprendente.
31 May 2016 – 1:54 PM EDT


Por: Gil Brandt / analista senior de NFL Media

El pass rusher perfecto debe tener…

... El cómo se safa VON MILLER

Algunas personas parecen haber nacido con este rasgo. La rapidez es el factor, pero es algo más que eso; se trata de la combinación de habilidades con que la rapidez y reacción se combinan para ser capaz de tomar ventaja cuando el centro saca el ovoide. Piensen en los robadores de base en el béisbol – algunos tipos corren rápido, pero algunos otros sólo tienen la habilidad de ver la oportunidad de robarse la base. Tipos con esto son tipos que hacen las jugadas grandes, especialmente en tercera oportunidad; son a menudo tan rápidos que se ve casi como si estuvieran fuera de juego.

Claro, ayuda que sea un atleta que haya conseguido 6.7 segundos en los drills de conos, 4.06 en toques, 37 pulgadas en el salto vertical y 4.53 segundos en la prueba de velocidad de 40 yardas, como lo hizo Miller en el Scouting Combine de la NFL. Si no fuera por Cam Newton, Miller pudo haber sido el primer jugador seleccionado en el Draft 2011. El MVP del Super Bowl 50 fue capturado por Miller en el primer cuarto del Super Bowl 50, lo que llevó a la primera anotación del juego, es un ejemplo perfecto de cómo un jugador dinámico causa estragos en el campo con saber cómo safarse de las tackleadas fácilmente.

Ejemplo clásico: Bruce Smith.


... el primer paso rápido de KHALIL MACK

Mientras que los dos rasgos se parecen, safarse y el primer paso rápido, no, no es lo mismo – el primero es tanto acerca de la reacción y los instintos, ya que se trata de la rapidez, y es posible tener esta última sin tener un gran aptitud para safarse. Dicho esto, el primer paso rápido sigue siendo la clave, ya que permite ganar terreno en el bloqueo en tu camino hacia el quarterback. Mack – quien logró un salto vertical de 40 pulgadas y un amplio salto de 10-8 pies en el Combine – tiene una gran explosión. Si desea ver una clínica en primer paso rápido, basta con ver un video con su actuación para Buffalo en contra de Ohio State en el 2013, cuando registró un total de nueve tackleadas y 2.5 capturas.

Mack sólo jugó un año en high school, así que debe haber mucho por mejorar – sí, incluso después de sus 15 capturas en 2015 -- gracias a su velocidad, especialmente en lo que sigue aprendiendo con el entrenador de línea defensiva Jethro Franklin. Mack tuvo un papel importante en la mejora de la defensiva de los Raiders la temporada pasada. OK, por lo que una temporada de 30 capturas – según lo previsto por el QB Derek Carr de los Raiders – es un poco exagerado. Pero ciertamente entiendo por qué lo dice Carr.

Ejemplo clásico: Kabeer Gbaja-Biamila.


... el incesante esfuerzo de TAMBA HALI

Los mejores pass rushers nunca se dan por vencidos en la jugada, siguen luchando hasta lograr la captura. Un implacable cazador de mariscales es técnicamente competente, rápido, fuerte y veloz. El veterano de los Chiefs esta a la baja de su carrera, pero el jugador de 11 temporadas usa su velocidad, rapidez y técnica para presionar.

Ejemplo clásico: Jared Allen.


... la habilidad de doblarse de ELVIS DUMERVIL

Uno quiere que su caza mariscales tenga flexibilidad en la parte inferior del cuerpo para poder pasar por debajo de los tipos más altos de la línea ofensiva y que tengan su dedo del pie apuntando directamente al quarterback en su tercer paso. Dumervil estuvo fuera en el 2015, pero hace sólo son dos temporadas que tuvo 17 capturas. El veterano pass rusher de los Ravens tiene la evasión que uno busca. Otros tipos que ilustran esta característica son Ziggy Ansah de Detroit, Robert Mathis de Indianapolis y el veterano Dwight Freeney – quien actualmente no está firmado –.

Ejemplo clásico: Harvey Martin.


... la habilidad de acabar de J.J. WATT

Hemos visto cantidad de “casi capturas” – que a menudo entran en los registros como “presiones” – pero uno quiere que el pass rusher le caiga al quarterback y lo derribe si se pone al alcance de su brazo. Watt se mueve por todos lados por los Texans, jugando por dentro, por el lado fuerte y débil, pero el resultado final es, cuando su número 00 está encima del objetivo. No se puede acumular 38 capturas en dos años jugando de otra manera. Con su fuerza, velocidad, tamaño, el largo de sus brazos (34 pulgadas) y grandes manos (más de 11 pulgadas), Watt rara vez pierde una tackleada, no por nada ha sido tres veces el Defensivo del Año, además es un maestro haciendo que el rival pierda el balón (15 fumbles forzados en los últimos 4 años). Los quarterbacks de hoy en día son más fuertes y más móviles que nunca, pero incluso con eso son muy presionados por Watt.

Ejemplo clásico: Derrick Thomas.


... la velocidad-potencia de JUSTIN HOUSTON

La disponibilidad de Houston para iniciar la temporada 2016 está en duda, pero cuando está sano, el pass rusher de los Chiefs es uno de los mejores por su velocidad y poder de pasar por la tackleada hacia el pasador. El OLB de 6-3 pies de altura y 258 libras de peso es todo un atleta (4.68 en las 40 yardas, 36 ½ en salto vertical, 10-5 salto lineal durante el Combine). Los linieros ofensivos usan sus manos, pero Houston usa sus grandes manos (11 pulgadas) y sus largos brazos (34 1/2 pulgadas) para mantener las bloqueadas fuera de él; simplemente es demasiado grande y fuerte.

Ejemplo clásico: Dexter Manley.


... la habilidad de colarse de AARON DONALD

Los defensivos interiores que también pueden presionar al quarterback son pocos, pero cuando encuentras uno, el valor es impresionante. Tener la presencia interior como la de Donald – que ha acumulado 20 capturas en dos temporadas con los Rams – obliga al pasador a moverse y salir de su zona de seguridad.

Ejemplo clásico: Reggie White.

Sigue a Gil Brandt en Twitter @Gil_Brandt

Más contenido de tu interés